eldiario.es

Menú

Barak propone que Israel se retire unilateralmente de la mayor parte de Cisjordania

JERUSALÉN

En una entrevista con el periódico 'Yisrael HaYom' que se publicará al completo este martes pero de la que ya se han dado a conocer algunos extractos, Barak ha dicho que, según su plan, el 90 por ciento de los colonos judíos que viven en Cisjordania, incluidos los habitantes de Ariel, Maaleh Adumim y Gush Etzion, quedarían fuera de las zonas gobernadas por la AP.

- PUBLICIDAD -

JERUSALÉN, 24 (EUROPA PRESS)

El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, ha propuesto que su país se retire unilateralmente de la mayor parte de Cisjordania, de manera que decenas de miles de judíos que viven fuera de los centros de población tendrían que elegir entre marcharse o estar gobernados por un gobierno de la Autoridad Palestina (AP).

En una entrevista con el periódico 'Yisrael HaYom' que se publicará al completo este martes pero de la que ya se han dado a conocer algunos extractos, Barak ha dicho que, según su plan, el 90 por ciento de los colonos judíos que viven en Cisjordania, incluidos los habitantes de Ariel, Maaleh Adumim y Gush Etzion, quedarían fuera de las zonas gobernadas por la AP.

En la parte de la entrevista que se ha difundido, el ministro no explica si Israel se anexionaría oficialmente esas ciudades ni habla de la posibilidad de que la Autoridad Palestina no acepte las fronteras que él propone.

Barak también ha indicado que habría militares israelíes en el valle del Jordán y en colinas estratégicas del norte de Cisjordania, cerca de lugares como el Aeropuerto Ben Gurion. Desde las colinas se puede ver bien el aeropuerto y el centro de Israel y además son lugares desde donde los milicianos palestinos pueden disparar cohetes fácilmente.

La última vez que Israel realizó una retirada unilateral fue en el verano de 2005. El Gobierno de Ariel Sharon expulsó a más de 9.000 judíos de la Franja de Gaza y a los habitantes de cuatro comunidades del norte de Cisjordania con la promesa de que de esa manera habría paz en el sur de Israel.

Al igual que se hizo en ese momento, la propuesta de Barak incluye indemnizaciones para las familias expulsadas de los asentamientos judíos, aunque esa es una medida que ya fue establecida por el Tribunal Supremo tras las expulsiones de 2005.

DECISIÓN DIFÍCIL PERO BENEFICIOSA

"No sé si esto tendrá éxito, no me hago ilusiones. Para que haya paz, no creo que baste con desearla. Creo que el Gobierno tiene razón, la responsabilidad la tiene la Autoridad Palestina", ha declarado el ministro, que ha descrito al presidente de la AP, Mahmud Abbas, como "un socio real" para conseguir la paz.

A su juicio, "ha llegado el momento de observar la sociedad israelí con la mente abierta y decir: 'Conseguimos que entre el 80 y el 90 por ciento de los judíos de Judea y Samara (Cisjordania) se quedasen allí, donde viven gracias a la iniciativa y el estímulo del Gobierno'", y "sería un gran logro incluirlos dentro de las fronteras permanentes de Israel".

"Eso nos ayudará (en las relaciones) no solo con la Autoridad Palestina, sino con los países de la región y con Europa y el Gobierno americano", además de "ayudarnos a nosotros mismos", ha destacado.

Barak ha admitido que no es "una decisión fácil", pero ha añadido que los israelíes están presentes en Cisjordania desde hace 45 años y que "ya es hora de tomar decisiones que no sean viscerales o se limiten a cuestiones ideológicas, sino que reconozcan la realidad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha