eldiario.es

Menú

Berlusconi se mantiene en el poder por tres votos

GUARROMÁN

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha salvado la moción de censura presentada por la oposición tan sólo por una diferencia de tres votos en la Cámara de los Diputados. Tanto la Cámara de los Diputados como el Senado han votado a favor del Gobierno tras 48 horas de un maratón parlamentario que ha mantenido a Italia en vilo hasta el último momento.

- PUBLICIDAD -

ROMA, 14 (EUROPA PRESS)

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha salvado la moción de censura presentada por la oposición tan sólo por una diferencia de tres votos en la Cámara de los Diputados. Tanto la Cámara de los Diputados como el Senado han votado a favor del Gobierno tras 48 horas de un maratón parlamentario que ha mantenido a Italia en vilo hasta el último momento.

El primer ministro ha pasado la moción de censura en la Cámara de los Diputados por 314 votos a favor, 311 en contra y 2 abstenciones. En el Senado, la mayoría ha sido más amplia y ha conseguido la confianza de los senadores por 162 votos a favor, 135 en contra y las 11 abstenciones de los parlamentarios del partido Futuro y Libertad (FLI).

Berlusconi se mantendrá en el poder por una diferencia de tan sólo tres votos en la Cámara de los Diputados, lo que refleja el escaso margen de actuación que tiene ahora el Ejecutivo para continuar el programa de la legislatura.

Esta situación obliga a 'Il Cavaliere' a mantener la propuesta que presentó ayer ante las dos cámaras y a intentar "un pacto de legislatura" con los moderados de Unión de Centro y Futuro y Libertad, a quienes ha ofrecido "formar un nuevo gobierno de centro derecha" y ampliar así la mayoría parlamentaria.

El primer ministro ha anunciado esta tarde que "seguirá adelante" con la legislatura y no convocará elecciones anticipadas, como sostenían sus aliados de la Liga Norte. Sin embargo, Berlusconi ha afirmado que "si es imposible gobernar" llamará a los italianos a las urnas.

En su opinión, unas elecciones generales "no es lo que necesita el país". Además Berlusconi ha afirmado que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, está de acuerdo con él en que unos comicios "no es lo más positivo para el país". El primer ministro mantuvo un encuentro con Napolitano en la sede de la Presidencia de la República.

Berlusconi ha asegurado que su Ejecutivo sólo necesita mayoría para aprobar las reformas y que no hay obstáculos para continuar la actividad de gobierno.

LA VOTACIÓN DE LA CENSURA

En la Cámara de los Diputados, Berlusconi ha conseguido la confianza por 314 votos a favor del gobierno, 311 en contra y dos abstenciones, en una sesión marcada por la tensión entre el partido gubernamental, Pueblo de la Libertad (PdL), y el partido Futuro y Libertad (FLI) liderado por el presidente de la Cámara, Gianfranco Fini, antiguo aliado de Berlusconi y ahora uno de sus grandes opositores.

Ya esta mañana, el voto en el Senado se consideraba seguro a favor de Berlusconi. El 'premier' ha alcanzado 162 votos a favor, 135 en contra de su Gobierno y las 11 abstenciones de los senadores del FLI, ya anunciada por el partido. Sin embargo, los 'finianos' ofrecieron la abstención en el Senado si Berlusconi dimitía de su cargo antes de la votación en la Cámara de los Diputados, algo que rechazó el primer ministro.

Por ello, los finianos confiaban en que sus diputados fuesen leales a la dirección del partido y votaran la moción de censura contra el Gobierno. Sin embargo, las diputadas Katia Polidori y Maria Grazia Squilini han votado a favor de Berlusconi y el diputado Silvano Moffa se ha abstenido en la segunda votación.

LA TENSIÓN ENTRE PDL Y FLI MARCA LA VOTACIÓN EN LA CÁMARA

Los diputados del PdL y de FLI han protagonizado graves enfrentamientos en el Congreso mientras duraba la sesión, una tensión que desde hace unos meses protagoniza la política italiana, tras la salida del PdL del presidente de la Cámara, Gianfranco Fini.

El portavoz del partido Futuro y Libertad en la Cámara de los Diputados, Italo Bocchino, ha señalado en su intervención que no son "traidores" como dice Berlusconi, sino que el traidor "es el primer ministro" que "se ha servido de los votos de la oposición" para echar el pasado agosto del PdL a los diez diputados del nuevo partido FLI.

Además, la diputada Polidori ha tenido que ser 'protegida' por los diputados del PdL ante las amenazas de los miembros de su partido cuando ha ido a votar a favor de Berlusconi. Por su parte, la diputada del FLI Squilini, que también a votado a favor de Berlusconi en contra de lo estipulado por Futuro y Libertad, ha sostenido que "vuelve al PdL".

Por su parte, el primer ministro ha afirmado que "no tratará más" con el presidente de la Cámara de los Diputados, su antiguo aliado. Además, Berlusconi ha recordado que "nadie ha sido expulsado" del partido gubernamental y que él mismo era "un obstáculo" para la carrera política de Fini.

La nota de color la ha puesto el diputado del partido Italia de los Valores,Antonio Di Pietro quien ha acusado a Berlusconi de "comprar" a dos diputados de su formación, Antonio Razzi y Domenico Scilipito, para conseguir pasar la moción de censura. Berlusconi ha respondido a Di Pietro abandonando la sala junto a los diputados de su partido. Razzi se ha abstenido de la votación y Scilipito ha votado a favor de Berlusconi.

ENFRENTAMIENTOS EN ROMA TRAS LA VOTACIÓN

Tras la votación de la moción de censura en la Cámara de los Diputados, grupos de universitarios y manifestantes han desencadenado una auténtica batalla con las fuerzas del orden.

El centro de Roma ha quedado completamente ocupado por la Policía y los manifestantes. Los grupos de universitarios han lanzado petardos y cócteles molotov contra la Policía y han incendiado dos vehículos en la Piazza del Popolo de Roma. Según ha afirmado el ministro de Defensa, Ignazio La Russa, los enfrentamientos han provocado casi 50 heridos.

A los estudiantes se han unido también otros manifestantes contra la gestión del gobierno en el terremoto de L'Aquila y la crisis de las basuras en Nápoles. El centro histórico de Roma ha sido blindado por la Policía, sobre todo las calles cercanas a las sedes del Senado y de la Cámara de los Diputados.

Los universitarios han protestado también en Milán, donde un centenar de manifestantes ha entrado en la sede de la Bolsa, y en Turín, donde miles de manifestantes se han dirigido hacia el centro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha