eldiario.es

Menú

Boko Haram reivindica la autoría de los atentados contra iglesias en Nigeria

MADRID

La secta islamista Boko Haram ha reivindicado la autoría de la cadena de atentados perpetrada el pasado domingo contra varias iglesias de las ciudades de Zaria y Kaduna, ubicadas en el norte de Nigeria, que se saldó con 19 muertos y decenas de heridos.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La secta islamista Boko Haram ha reivindicado la autoría de la cadena de atentados perpetrada el pasado domingo contra varias iglesias de las ciudades de Zaria y Kaduna, ubicadas en el norte de Nigeria, que se saldó con 19 muertos y decenas de heridos.

A través de un comunicado, recogido por la cadena estadounidense CNN, Boko Haram ha explicado que los ataques son una represalia contra los cristianos por destruir unas mezquitas y convertir otras en "centros de prostitución y casas de cerveza".

"Hacedles saber que es tiempo de venganza. A partir de ahora, o siguen la religión correcta o no habrá paz para ellos", ha dicho la secta islamista, en alusión a la comunidad cristiana de Nigeria.

Alrededor de las 9.00 horas del domingo, un hombre que conducía un Honda Civic empotró el coche en la valla que protege la Iglesia Evangélica de la Buena Noticia, en Zaria, provocando una explosión. Apenas unos minutos después, una bomba explotaba frente a la Iglesia Católica CKC, también en Zaria. Hora y media después, se producía una tercera explosión en la Iglesia de Sharon, en Kaduna.

Tras la cadena de atentados, varios jóvenes cristianos bloquearon la autopista que une Kaduna con la capital nigeriana, Abuya. Según varios testigos, colocaron barricadas y obligaron a los musulmanes a bajarse de sus vehículos para arrastrarles por el suelo y golpearles.

Al menos 52 personas han muerto y 74 han resultado heridas en los enfrentamientos entre cristianos y musulmanes que han seguido a la cadena de atentados, según han informado fuentes médicas a la agencia de noticias Reuters.

En este contexto, el gobernador de Kaduna, Patrick Yakowa, impuso un toque de queda de 24 horas para poner fin a los disturbios que, de acuerdo con el portavoz policial Frank Mba, ha permitido la vuelta a la normalidad "tras una breve ruptura del orden público" que ha atribuido a "elementos criminales".

En Nigeria, la mitad de la población es musulmana y la otra mitad es cristiana, pero en general ambas comunidades conviven en paz. El Vaticano ha emitido un comunicado para condenar "los ataques sistemáticos contra lugares de culto cristianos", que, a su juicio, demuestran, la existencia de "un absurdo plan de odio" en el país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha