eldiario.es

Menú

Bush y Olmert apoyan la ''moderación'' de Abas en el conflicto de Palestina

AL FATAH ROMPE CON HAMAS Y HANIYE REÚNE A SU GABINETE EN GAZA

- PUBLICIDAD -

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y el primer ministro israelí, Ehud Olmert, defendieron este martes al presidente palestino, Mahmud Abas, en el enfrentamiento entre los principales grupos palestinos y lo describieron como una "voz moderada". Mientras, Abas continúa los esfuerzos para estabilizar su autoridad y la del nuevo Gobierno de Emergencia en Cisjordania, mientras que el líder de Hamas, Ismail Haniye, reunió este martes a los miembros de su gabinete en la franja de Gaza.

Olmert afirmó que quieren "fortalecer a los moderados" y harán todo lo posible por colaborar con Abas, mientras que Bush aseguró que ese dirigente es "el presidente de todos los palestinos". Durante su intervención en el Despacho Oval, Bush subrayó: "Nuestra esperanza es que el presidente Abas y el primer ministro (Salam) Fayad se fortalezcan hasta el punto de que puedan llevar a los palestinos por una nueva dirección".

El presidente señaló que ambos mandatarios abordarán "una estrategia común para luchar contra los extremistas". Por su parte, Olmert afirmó que se reunirá con Abas para tratar la forma de mejorar la calidad de vida en Cisjordania y también el proceso de paz.

El primer ministro dijo que es necesario cierto trabajo preparatorio "para comenzar pronto las negociaciones sobre la creación de un Estado palestino", que consideró "el objetivo final". No obstante, situó el combate contra el terrorismo como un "pre-requisito".

Bush también enfatizó la importancia de reanudar las conversaciones para hacer realidad "la visión de dos estados que viven uno al lado del otro". A su juicio, "es importante para la gente moderada, para los palestinos poder aspirar a algo".

Hasta el fin del "golpe militar"

Por su parte, Abas continúa este martes los esfuerzos para estabilizar su autoridad y la del nuevo Gobierno de Emergencia en Cisjordania, mientras que el líder de Hamás, Ismail Haniye, se reunió con los miembros de su gabinete en la franja de Gaza.

El Comité Central del movimiento nacionalista Al Fatah decidió este martes cortar todos los vínculos con el grupo islamista Hamas. La decisión del Comité, principal órgano decisorio del movimiento liderado por Abás, se tomó en una reunión en Ramala, según confirmó Azam al Ahmad, uno de sus destacados miembros.

"El Comité Central de Al Fatah ha decidido no mantener ningún tipo de contacto, diálogo o reunión con Hamas hasta que (este grupo) concluya su golpe militar en Gaza y restablezca la situación hasta la normalidad", refirió al-Ahmad. Y apostilló: "Al Fatah no tiene ningún vínculo con Hamas a ningún nivel".

Esta medida se produce después de que el movimiento islámico Hamas se hiciera la pasada semana con el control de las sedes institucionales de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en toda la franja de Gaza, en unos combates en los que murieron al menos 146 palestinos y unos 700 resultaron heridos. Abas tiene previsto entrevistarse durante la tarde de este martes con el Comité Central de Al Fatah, con quien nuevamente volverá a analizar la situación que se vive en la franja de Gaza.

Fuentes de la oficina presidencial añadieron que Abas ordenó este martes a Zakaría Lara, líder de Al Fatah en Gaza que prepare la creación de un comité, encargado de gobernar en la franja.

"No dejaremos que nadie asuma nuestras responsabilidades"

Por su parte, el depuesto primer ministro, Ismail Haniye, encabezó este martes la primera reunión de los miembros del gabinete de Unidad Nacional leales a Hamás en la franja de Gaza, desde que el grupo se hiciera con el control de ese territorio palestino.

Jalil el Khaya, un destacado miembro del movimiento islámico en Gaza, dijo que el gobierno Hamas tiene intenciones de continuar desempeñando sus responsabilidades, pues considera que este ejecutivo es el gobierno legítimo en la franja palestina. Afirmó que el gobierno Hamas es un gobierno interino, pero que continúa siendo el único legítimo de la Autoridad Nacional Palestina (ANP): "No dejaremos que nadie asuma nuestras responsabilidades".

Por su parte, el destacado dirigente y ex ministro de Hamás Mahmud al Zahar aseveró este martes que su movimiento reorganizará los organismos de seguridad de la ANP, incluidos los servicios de inteligencia, considerando el interés nacional. El Gobierno de Unidad Nacional, que integraban Hamas, Al Fatah y otras facciones minoritarias, incluidos independientes, fue disuelto por un decreto presidencial emitido por Abas, quien declaró, además, el estado de excepción en los territorios palestinos, constituyó un nuevo Ejecutivo de emergencia e ilegalizó al grupo islámico y a sus milicias.

Entretanto, varios camiones de la OUN con ayuda humanitaria, medicamentos y bienes de primera necesidad pudieron entrar este martes en la franja de Gaza a través del paso de Kerem Shalom, informaron fuentes militares israelíes. En la terminal fronteriza de Erez, decenas de palestinos se hacinan del lado palestino para poder penetrar en territorio israelí y dirigirse a Cisjordania.

Ambulancias israelíes evacuaron este martes al menos a 15 palestinos heridos en los tiroteos que se suceden desde el lunes en ese paso y provocados, en la mayoría de los casos, por presuntos milicianos de Hamas, que tratan de impedir que sus compatriotas abandonen la franja. Con todo, las autoridades israelíes, que este martes permitieron la entrada de periodistas extranjeros a través de Erez, tampoco están interesadas en autorizar la entrada masiva de palestinos a su territorio, ante el peligro de que algún islamista suicida se sume a los civiles que tratan de huir.

En el norte de Cisjordania, las milicias vinculadas a Al Fatah, agrupadas en las Brigadas de los Mártires de Al Aksa, se hicieron con el control de las sedes municipales y otros organismos oficiales regentados por Hamas, como en Jenín, Naplusa o Tulkarem. Según testigos, los miembros del grupo islámico residentes en Cisjordania permanecen en sus casas y otros se han cobijado en la clandestinidad para evitar represalias por parte de los seguidores de Al Fatah.

Los milicianos de las Brigadas también levantaron numerosos puestos de control en carreteras, donde, dotados con listados de los miembros de Hamas, piden la documentación a los que pretenden atravesarlos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha