eldiario.es

Menú

La Casa Blanca se muestra satisfecha pese al escaso avance político de Irak

ONCE MUERTOS EN UN ATENTADO AL NORTE DE BAGDAD

- PUBLICIDAD -

El último informe de la Casa Blanca sobre Irak muestra que el Gobierno de Nuri al Maliki ha logrado pocos avances en la estabilidad y reconciliación del país desde julio, pese a lo cual el Ejecutivo estadounidense los considera "satisfactorios". Este informe se ha dado a conocer sólo pocas horas después de que el presidente de EEUU, George W. Bush, se dirigiera el jueves a la nación para anunciar que los logros en Irak iban a permitir un regreso paulatino de las tropas.

Bush dijo que regresarán a EEUU 5.700 soldados antes de Navidad, y que hasta un total de 21.500 más volverán a su país a mediados de julio, en línea con las recomendaciones del general David Petraeus, máximo responsable militar en Irak, el lunes en el Congreso. Eso dejaría la cifra de tropas de combate en el mismo nivel que en enero de este año, antes de que se enviaran más tropas para pacificar Bagdad y la provincia suní de Anbar, un incremento que, según defendió anoche Bush, ha dado resultados.

Pero el informe conocido este viernes, en el que se evalúa el cumplimiento del Gobierno iraquí de 18 metas políticas y militares, revela que en los últimos meses las autoridades de Irak sólo han avanzado en una meta, la de la eliminación del Ejecutivo de los miembros del partido Baaz, que sustentó el régimen de Sadam Husein. El primero de esos informes, enviado al Congreso en julio, indicaba que el Gobierno iraquí hacía progresos "satisfactorios" para el cumplimiento de ocho de las 18 metas establecidas, mientras que los logros no eran satisfactorios en otras ocho y en dos no había evaluación.

El informe de este viernes incorpora un objetivo cumplido, el de la expulsión de puestos de Gobierno de miembros del partido Baaz, lo que ha sido posible gracias a un pacto logrado el mes pasado entre los representantes de las principales fuerzas iraquíes, especialmente chiíes y suníes. "El acuerdo de los líderes, en combinación con la reintegración a la vida civil de los antiguos miembros del partido Baaz, supone un paso significativo", apunta el informe.

Los escasos avances logrados desde julio, cuando se hizo público un informe preliminar del presentado este viernes, podrían deberse al poco tiempo transcurrido entre los dos informes, informó The Washington Post, que cita fuentes de la Administración de Bush.

Acuerdo sobre los ingresos petroleros

En una declaración que acompaña al informe, el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, resaltó este viernes que, con independencia de los 18 objetivos, en los últimos meses ha habido otros cambios significativos en Irak.

Entre ellos, citó la aprobación de un presupuesto nacional, el acuerdo entre las provincias para repartirse los ingresos petroleros y los esfuerzos de reconciliación en Bagdad. "Esos son precisamente los efectos que pretendíamos lograr, aunque las metas oficiales, por sí solas, no las estén cumpliendo", dijo Snow.

El pasado 4 de septiembre se dio a conocer un informe encargado por el Congreso de EEUU con unas conclusiones más duras, pues se indicaba que el Gobierno iraquí sólo había podido avanzar en tres de 18 requisitos. La Oficina de Supervisión del Gobierno (GAO, por su sigla en inglés), organismo independiente del Congreso que efectúa estudios para los legisladores, indicaba, además, que no estaba claro que la violencia sectaria hubiera disminuido.

Por otro lado, en un informe distinto del Departamento de Estado, centrado en las libertades religiosas en el mundo y publicado este viernes, se denuncia el fuerte deterioro que se ha producido en Irak en el último año en materia de tolerancia religiosa. El "Informe anual sobre libertad religiosa en el mundo" asegura que la violencia en Irak no se limita a la rivalidad entre suníes y chiíes, sino que se producen ataques dirigidos a los creyentes de todas las confesiones.

Fallecen ocho insurgentes

Mientras, tropas conjuntas iraquíes y estadounidenses mataron el jueves a ocho supuestos insurgentes suníes y chiíes y detuvieron a otros doce en varias operaciones lanzadas en distintas partes del país, se informó este viernes en un comunicado oficial.

En la nota se explica que tres miembros de Al Qaeda en Irak fueron abatidos en una mezquita de la localidad de Karma, cerca de Faluya, una de las plazas fuertes de los seguidores de este grupo radical suní. En esa misma operación otros siete supuestos insurgentes fueron detenidos.

La nota detalla que el ataque contra la mezquita tenía como objetivo la captura de un alto mando de Al Qaeda, que podría ser el máximo responsable de la agrupación radical Estado Islámico de Irak, de cuyo paradero no da detalles. Otros cinco supuestos rebeldes, entre ellos dos mujeres, murieron por disparos de las fuerzas iraquíes o estadounidenses en operaciones contra milicianos chiíes en Bagdad, sospechosos de forzar a familias suníes a abandonar sus casas en zonas occidentales de la capital.

Por otro lado, al menos 11 personas murieron este viernes y otras ocho resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado con un camión-bomba cerca de la localidad de Biyi, 30 kilómetros al norte de Irak, según fuentes policiales. Las fuentes agregaron que el atentado fue llevado a cabo con un camión cisterna cargado de explosivos contra un puesto de control policial.

Nueve de los fallecidos son agentes, mientras que los heridos son civiles, precisaron las fuentes. El vehículo se utilizaba para el transporte de derivados del petróleo.

Los agentes explicaron que el puesto policial se encontraba cerca de un restaurante en el sur de la ciudad, lo que explica la muerte de civiles y que los heridos han sido inmediatamente trasladados al hospital de Tikrit para ser atendidos. La explosión causó, asimismo, numerosos daños materiales en el restaurante, conocido con el nombre de Ma Sha allah (Lo que Dios Quiere), en los edificios próximos a la explosión y en varios coches.

Biyi se encuentra situada al norte de Tikrit, capital de la provincia de Salahaldin. Los grupos insurgentes y aquellos vinculados a Al Qaeda mantienen una gran actividad en la provincia de Salahedin, donde frecuentemente realizan ataques y atentados contra las fuerzas de seguridad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha