eldiario.es

Menú

Chen pide procesar a los dirigentes que le llevaron a la cárcel con falsas acusaciones

PEKÍN

El conocido disidente ciego Chen Guangcheng ha reclamado al Gobierno central de China que procese y castigue a los dirigentes de la provincia de Shandong (este) que le llevaron a la cárcel y al posterior arresto domiciliario mediante falsas acusaciones.

- PUBLICIDAD -

PEKÍN, 8 (Reuters/EP)

Alfredo Pérez Rubalcaba

Alfredo Pérez Rubalcaba

El conocido disidente ciego Chen Guangcheng ha reclamado al Gobierno central de China que procese y castigue a los dirigentes de la provincia de Shandong (este) que le llevaron a la cárcel y al posterior arresto domiciliario mediante falsas acusaciones.

Chen, que cumplió una pena de cuatro años de cárcel y fue condenado tras su liberación a una pena de arresto domiliciario por denunciar las prácticas ilegales de las autoridades regionales en el marco de la política del hijo único, ha asegurado que sigue dispuesto a seguir luchando por las mismas causas que condujeron a su detención.

"Me parece de lo más natural que al menos siga defendiendo los mismos derechos", declaró Chen por teléfono a Reuters desde el hospital de Pekín en que se encuentra ingresado. "Al igual que cuando a uno le golpean se echa hacia atrás, creo que la defensa de nuestros derechos es una respuesta natural básica", añadió.

Chen, un invidente de 40 años de edad, se refugió a finales de abril en la Embajada de Estados Unidos después de conseguir escapar del arresto domiciliario. La semana pasada, Chen abandonó la sede diplomática gracias a un acuerdo entre los gobiernos de Pekín y Washington que le permitía quedarse en China con su familia en mejores condiciones.

Tras abandonar la Embajada, Chen fue trasladado a un hospital de Pekín, escoltado por funcionarios estadounidenses, donde se encuentra en estos momentos. Pese a su pretensión inicial de permanecer en China, Chen anunció el mismo miércoles que había cambiado de opinión y que su deseo era viajar a Estados Unidos porque sus derechos y su seguridad no estaban "garantizados" en su país.

"NO IMPORTA QUIÉNES SEAN"

Una vez que consiga salir de su país, Chen ha asegurado que seguirá reclamando a Pekín que investigue de forma "exhaustiva" a los dirigentes de Shandong que, según él, orquestaron su encarcelamiento y el posterior arresto domiciliario mediante cargos falsos.

"He presentado demandas muy concretas" para que los dirigentes de Shandong sean "investigados a fondo". "No importa quién sea el dirigente, lo alto que sea el escalafón del dirigente o el número de personas implicadas, deben ser tratados de forma estricta de acuerdo con la ley", manifestó.

Según Chen, un responsable del Gobierno central con quien habló ayer lunes en el hospital, cuyo nombre no mencionó, se ha comprometido a tener en cuenta estas acusaciones. "Me dijo que mientras los hechos estén ahí, se tratarán de acuerdo con las leyes nacionales y serán investigados y gestionados abiertamente", aseguró. "Es una promesa, pero de momento es solo una promesa, no ha habido acciones concretas todavía", declaró.

(EUROPA PRESS INTERNACIONAL)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha