eldiario.es

Menú

Choques entre policía y manifestantes frente al Ministerio del Interior egipcio

EL CAIRO

Las fuerzas de seguridad han vuelto a cargar este miércoles contra los manifestantes situados en el entorno de la sede del Ministerio del Interior en El Cairo, tras el refuerzo de agentes antidisturbios encargados de proteger esta edificio gubernamental.

- PUBLICIDAD -

EL CAIRO, 23 (Reuters/EP)

Las fuerzas de seguridad han vuelto a cargar este miércoles contra los manifestantes situados en el entorno de la sede del Ministerio del Interior en El Cairo, tras el refuerzo de agentes antidisturbios encargados de proteger esta edificio gubernamental.

Los agentes se habían replegado de esta zona hace varias horas, lo que se había interpretado como un gesto de las fuerzas de seguridad para calmar las tensiones con los manifestantes después de la muerte de más de 30 personas en los enfrentamientos registrados en los últimos seis días, que han dejado más de 2.000 heridos.

Sin embargo, los agentes han vuelto de desplegarse en las inmediaciones del Ministerio del Interior y han reanudado las cargas contra los manifestantes y los disparos al aire, mientras los manifestantes les respondían con el lanzamiento de piedras.

Los participantes en las protestas en el entorno de la plaza Tahrir han expresado su rechazo a la transición de poder anunciada por los militares, que el martes decidieron adelantar a julio de 2012 la celebración de las elecciones presidenciales, hasta entonces previstas para finales del próximo año o comienzos del siguiente.

Una de las manifestantes, Fatihia Abdul Ezz, de 60 años de edad, ha explicado que se ha sumado a las protestas tras ver en televisión las imágenes de la violenta represión de la Policía y el Ejército. Los militares "estaban con Mubarak desde el inicio", ha dicho. "Vine cuando vi que estaban matando a nuestros hijos", ha añadido.

Los manifestantes han exhibido una pancarta en la que denuncian la actitud del jefe del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, el mariscal de Campo Mohamed Husein Tantawi, su 'número dos', el general Sami Enan, y el resto de miembros de la junta militar que dirige el país desde que el pasado 11 de febrero el entonces presidente, Hosni Mubarak, presentó su renuncia.

"Abajo, abajo el régimen militar. Nosotros, el pueblo, somo la línea roja. El pueblo quiere la dimisión del mariscal de Campo, Sami Enan y el Consejo militar", se podía leer en la pancarta. La cifra total de víctimas mortales de la represión de las fuerzas de seguridad egipcias se eleva a 38 muertos, según el balance realizado por Reuters y actualizado con el fallecimiento de un hombre en Alejandría y de otro en la localidad de Marsa Matrouh, según la agencia de noticias oficial Mena, en un ataque contra una comisaría.

El Ministerio de Salud sólo ha reconocido la existencia de 32 fallecidos por la violencia de los últimos seis días, que ha dejado a unas 2.000 personas heridas en diferentes puntos del país.

Las manifestaciones en el entorno de la céntrica plaza cairota que fue el principal escenario de las movilizaciones que condujeron a la renuncia de Mubarak cuentan desde este miércoles con un nuevo grupo de ciudadanos que rechazan la represión de las fuerzas de seguridad y la gestión del Consejo Supremo militar.

Un centenar de diplomáticos y funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores egipcio se ha sumado a la causa de los manifestantes reunidos desde el pasado fin de semana en la plaza Tahrir de El Cairo.

Según ha informado el diario 'Al Masri al Youm', muchos de los diplomáticos se han unido a las protestas acompañados por sus familias y llevan unas cinco horas concentrados en la céntrica plaza cairota.

A comienzos de esta semana, unos 250 diplomáticos egipcios expresaron en un comunicado conjunto su rechazo al empleo de la fuerza contra los manifestantes y su deseo de que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas ceda el poder cuanto antes a un gobierno civil.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha