eldiario.es

Menú

La Cumbre Iberoamericana pierde fuelle con un máximo histórico de ausencias

MADRID

ESTORIL (PORTUGAL), 29 Nov.

- PUBLICIDAD -

ESTORIL (PORTUGAL), 29 Nov.

Cumbre Iberoamericana

Cumbre Iberoamericana

La reunión anual de líderes iberoamericanos ha perdido fuelle en su XIX edición, que arrancó a última hora de esta tarde en Estoril (Portugal) con un récord histórico de ausencias, después de que hasta ocho presidentes, o lo que es lo mismo un tercio de los 22 miembros de la Comunidad Iberoamericana de Naciones, hayan decidido no acudir a la cita por diversos motivos.

Hasta la fecha, la cumbre de Montevideo en 2006, con siete ausencias, y la de Costa Rica, en 2004, con seis, eran las que menos éxito habían logrado en lo que a presencia de mandatarios se refiere.

Junto al récord de ausencias, la cita de Estoril arrancó marcada por la división de los asistentes sobre la legitimidad de las elecciones que se celebran este domingo en Honduras.

Mientras Panamá, Perú y Costa Rica se han mostrado abiertamente dispuestos, aunque con matices, a reconocer los resultados, Venezuela, Brasil, Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Guatemala, Nicaragua y Paraguay se sitúan en el extremo opuesto y argumentan que los comicios carecen de legitimidad ya que no se dan las condiciones necesarias para garantizar la transparencia de las votaciones y la libertad de expresión.

España considera que las elecciones no podrán cumplir el papel para el que se pensaron ya que no se producirán en las condiciones que fijaba el acuerdo Tegucigalpa-San José firmado en octubre por Zelaya y el presidente de facto, Roberto Michelleti, que preveía la formación de un gobierno de unidad nacional y establecía que sería el Congreso Nacional el que decidiría si Zelaya debía ser o no restituido. México, por su parte, ha dicho que no se pronunciará hasta después de los comicios, mientras que el resto de países de la región se mueve en la ambigüedad o ni siquiera se han pronunciado.

La situación en Honduras centró la reunión que los ministros de Exteriores celebraron esta tarde de forma previa al inicio de la cumbre. La representante hondureña, Patricia Rodas, aseguró a su llegada a Estoril que los líderes iberoamericanos adoptarán un texto en el que no reconocerán los comicios y cuya redacción iban a debatir los cancilleres.

Los ministros decidieron al final encargarle a Portugal, país anfitrión de la cumbre, que presente un proyecto de declaración sobre los comicios hondureños que el lunes comenzarán a estudiar los líderes.

La situación en Honduras eclipsó el tema monográfico al que se dirige la cumbre, la 'Innovación y el Conocimiento' como herramientas para salir de la crisis económica, que sí estuvo presente en los discursos de inauguración de la cita de Estoril, en la que está previsto que los líderes aprueben la creación de un nuevo programa común, Iberoamérica Innova, que busca reforzar la competitividad de la región.

INICIO CON RETRASO

La cumbre arrancó con casi una hora de retraso con un discurso del primer ministro portugués, José Sócrates, quien incidió en la "historia y valores compartidos" de los países iberoamericanos y defendió que estos deben mirar hacia un "futuro de paz, de seguridad y de desarrollo" para todos.

Sócrates hizo especial hincapié en su intervención en el hecho de que la cumbre termina en esta ocasión coincidiendo con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa que supondrá una Unión Europea "más fuerte" y en que el hecho de que España ocupe la presidencia de turno de la UE en el primer semestre de 2010 supondrá "un nuevo impulso" en las relaciones entre la UE y América Latina.

Asimismo, el primer ministro luso se refirió a la crisis financiera mundial y la próxima cumbre sobre cambio climático en Copenhague, para la que pidió "concentrar esfuerzos y actuar de forma coordinada". En este sentido, confió en que de ella salga "un acuerdo justo" y un "compromiso claro".

Estos dos temas también fueron abordados por el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, para quien Iberoamérica se encuentra actualmente ante una "gran oportunidad" si sabe "aprovechar su potencial" y "tomar conciencia" de ello. En cuanto al cambio climático, dijo que los países iberoamericanos deben ir a Copenhague "con la firme intención de asumir sus responsabilidades".

Por otra parte, instó a dejar de lado "el desencuentro político del presente" y a "fortalecer el funcionamiento pleno" de la democracia en estos países, para concluir expresando su deseo de que "el pueblo hondureño se reencuentre con la paz, la democracia y el respeto a los Derechos Humanos", palabras que fueron recibidas con el aplauso de los asistentes.

También el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, se refirió a Honduras y confió en que el país "logre restablecer la institucionalidad democrática a la mayor brevedad posible", mostrándose "convencido de que las elecciones no son la solución sino que ésta debe venir de los hermanos y hermanas hondureños".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha