eldiario.es

Menú

España se posiciona ante el plan marroquí para el Sáhara Occidental

SOSTIENE QUE LO APOYARÁ SI SE ENMARCA DENTRO DE LA LEGALIDAD INTERNACIONAL

- PUBLICIDAD -

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, afirmó este lunes en Rabat que el plan de autonomía de Marruecos para el Sáhara Occidental debe "enmarcarse dentro de la legalidad internacional y de la ONU" y defendió que, en ese contexto, España siempre mantendrá su apoyo a la autodeterminación del pueblo saharaui.

En rueda de prensa en Rabat, donde se celebra la VIII Reunión de Alto Nivel entre España y Marruecos, Moratinos señaló que la cuestión del Sáhara aparecerá en la declaración conjunta con la que concluirá la cumbre, pero no respondió cuando se le preguntó si se citará en ese texto el derecho a la autodeterminación.

"Están trabajando de forma seria", declaró el ministro en referencia al plan de autonomía para el Sáhara que diseña Marruecos para presentarlo en la ONU en abril, rechazado ya por el Frente Polisario.

Moratinos recordó que "siempre mantendremos" la postura a favor del derecho de los saharauis a determinar su futuro. "La posición de España no ha cambiado" en relación a ese tema, agregó.

En este contexto, el titular de Exteriores animó a las partes, tanto a las autoridades marroquíes como al Polisario, a "negociar directamente".

El Sáhara se convierte así en la única cuestión espinosa de esta cumbre, que comenzó con una reunión entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro marroquí, Dris Jetu.

Zapatero será finalmente recibido este martes por el Rey Mohamed VI después de la reunión plenaria de ambas delegaciones con la que concluirá la cumbre.

Según fuentes de Presidencia, las inversiones españolas en Marruecos centraron buena parte de la reunión que mantuvieron la tarde de este lunes Zapatero y Jetu, quienes coincidieron en que hay unas "importantes perspectivas de crecimiento".

Jetu, añadieron las fuentes, agradeció la cooperación española en el África Subsahariana y Zapatero, por su parte, valoró la colaboración marroquí en la lucha contra la inmigración irregular.

Ambos coincidieron en que para combatir esos flujos irregulares, la solución radica en la educación y el empleo en los países de origen.

Además, Zapatero garantizó a Jetu que España será "el mejor aliado" de Marruecos ante la Unión Europea y se comprometió a apoyar las relaciones económicas del país magrebí con los socios europeos.

Según estas fuentes, el Sáhara no fue uno de los temas de la reunión, aunque de él sí hablaron Moratinos y su homólogo, Mohamed Benaissa.

Junto a Zapatero y a Moratinos, se encuentran en Marruecos los ministros de Interior, Justicia, Agricultura y Pesca, Industria, Fomento, Educación y Trabajo y Asuntos Sociales.

Canarias, ausente

Las fuentes del ministerio de Asuntos Exteriores y de Presidencia del Gobierno no fueron capaces de aclarar las razones por las que ni el Gobierno de Canarias ni el de Andalucía están presentes en la Cumbre Hispano- Marroquí.

No obstante, fuentes de La Moncloa mostraron su impresión de que la presencia de las Comunidades Autónomas en este tipo de cumbres "depende de las circunstancias" y "se tendrá que resolver caso por caso".

La ausencia contrasta con lo sucedido en la cumbre que se celebró en Sevilla en septiembre de 2005, con España como anfitriona, a la que asistieron los presidentes de ambas autonomías, Adán Martín y Manuel Chaves, por su condición de limítrofes con el Reino vecino.

Se da la circunstancia de que el Gobierno catalán también había solicitado su presencia en esta nueva cumbre, alegando la intensidad de sus relaciones económicas con Marruecos pese a no ser limítrofe.

La pretensión catalana fue rechazada por el ministerio de Asuntos Exteriores por considerar que "el Estado puede representar a todas las Comunidades Autónomas".

No obstante, las fuentes consultadas no aclararon si este criterio era también de aplicación a las Comunidades físicamente limítrofes, y mientras el ministerio de Asuntos Exteriores evitó cualquier comentario, fuentes de La Moncloa aludieron al hecho de que en el Protocolo de las Cumbres debe tenerse también en cuenta al país anfitrión.

Asimismo, se señaló que en la última Cumbre Hispano- Italiana no hubo ninguna presencia formal de Baleares, a pesar de que existe allí una frontera marítima con aquel país y de que la Cumbre se desarrolló físicamente en Ibiza.

El presidente de Coalición Canaria y candidato a la Presidencia del Gobierno, Paulino Rivero, reprochó la ausencia de un representante del Gobierno canario en la cumbre Marruecos-España. Rivero considera un "incumplimiento manifiesto" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el que no haya un representante del Gobierno de Canarias, ya que "se van a tratar cuestiones de vital importancia para el Archipiélago".

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno de Canarias, Juan Fernando López Aguilar, se mostró seguro de que el Ejecutivo autónomo estaba invitado a asistir a la cumbre y sostuvo que si no han ido es "porque tendrían algo mejor que hacer". Juan Fernando López Aguilar destacó en La Laguna que durante los tres años de Gobierno socialista ha establecido como costumbre que a las rondas bilaterales acudan los presidentes de las comunidades autónomas donde se traten asuntos de interés para sus autonomías.

Inmigración

La inmigración será uno de asuntos principales de las reuniones y España espera elevar a la categoría de acuerdo el Memorando de entendimiento sobre menores no acompañados firmado en 2003, para facilitar las repatriaciones garantizando al tiempo el respeto a los derechos humanos.

En la cumbre, según explicó Moratinos, se hará balance de los últimos tres años de relaciones "intensas y fructíferas" en todos los campos y se fijará la agenda de trabajo futura entre dos países "amigos y vecinos" que, dijo, buscan la paz, la estabilidad y la cooperación en la región.

Moratinos consideró que las relaciones bilaterales han alcanzado un nivel de "confianza absoluta" y puso como ejemplo la cumbre euroafricana sobre inmigración celebrada el pasado mes de julio en Rabat.

En mayo, según anunció, Madrid acogerá una reunión de altos funcionarios para hacer un seguimiento de los acuerdos de esa cumbre.

En el marco de esa colaboración, el titular de Exteriores avanzó también que se creará un fondo hispano-marroquí que se dirigirá al África Occidental a través del Banco Mundial y al que España aportará veinte millones de euros.

Junto a estos acuerdos, está previsto que se suscriban otros en materia de infraestructuras, como la aprobación de un crédito de 100 millones de euros para el parque eólico de Tánger. España mostrará también su apoyo a la candidatura de Tánger para la Exposición Internacional 2012.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha