eldiario.es

Menú

El G-20 se reúne en medio de nuevas noticias negativas sobre la economía

LOS PAÍSES RICOS BUSCARÁN UNA REFORMA DEL SISTEMA FINANCIERO

- PUBLICIDAD -

Los líderes de los principales países ricos y en desarrollo se reúnen con el desafío de reformar el sistema financiero, en un clima de preocupación ante el agravamiento de los problemas económicos en Estados Unidos y Europa.

Se trata de un grupo heterogéneo que ha expresado intereses diversos, por lo que se corre el peligro de que la cumbre se desintegre en un festival de recriminaciones sobre quién tiene la culpa de la crisis, según los expertos.

Algunos de los participantes han pedido una redefinición del sistema financiero mundial y han criticado el capitalismo con sello estadounidense.

En cambio, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, afirmó este viernes en un mensaje por radio que "la intervención gubernamental no es una cura para todo".

"La crisis no ha sido un fallo del sistema de libre mercado", señaló Bush, quien aún así reconoció que se necesitan reformas para garantizar una regulación "adecuada" de los mercados y más transparencia.

Pese a las discrepancias, parece probable que los participantes en la cumbre se pongan de acuerdo en una serie de principios que guíen los cambios en el entramado financiero, que marquen una nueva reunión y dejen los detalles para más adelante.

Colegio de supervisores

Una de las ideas que han ganado fuelle es la creación de un "colegio de supervisores", un ente que agrupe a representantes de las agencias de regulación para vigilar a los principales bancos del mundo, cuyos tentáculos dan la vuelta al planeta.

La portavoz de Bush, Dana Perino, dijo que Estados Unidos apoya esa propuesta.

Se trata de un proyecto mucho más modesto que el establecimiento de una agencia única de regulación internacional adelantada por Francia y a la que se opone Estados Unidos.

El resultado más tangible de la cumbre probablemente será un aumento de las contribuciones al Fondo Monetario Internacional (FMI), para que actúe de bombero en cuanto las chispas devoren las cuentas de un país.

El primer ministro japonés, Taro Aso, ofrecerá 100.000 millones de dólares (78.500 millones de euros) a la entidad, según informó hoy su oficina en un comunicado.

El Fondo también ha tocado a la puerta de China y de los países exportadores de petróleo.

El organismo cuenta con 200.000 millones de dólares (157.000 millones de euros) y puede obtener fácilmente otros 50.000 millones (39.200 millones), pero si un país grande como Polonia o Turquía se viera en problemas, sus reservas se evaporarían.

No hay muchos países a los que le sobre el dinero actualmente. La zona euro está oficialmente en recesión, después de que este viernes se confirmase una contracción en el tercer trimestre, en la segunda bajada trimestral consecutiva del Producto Interno Bruto (PIB).

Al este lado del Atlántico las noticias no son mejores. Las ventas al por menor se derrumbaron en octubre un 2,8% en Estados Unidos, una cifra récord que supera el bajón de noviembre de 2001, cuando los consumidores estaban conmocionados por los atentados en Nueva York y Washington.

Estos datos añaden urgencia al debate en la cumbre, que durará dos días.

Bush ofrecerá una cena a los miembros del G-20, compuesto por países ricos y mercados emergentes, y a Holanda y España, que están en la cumbre gracias al presidente francés, Nicolás Sarkozy.

Este sábado se celebrarán dos sesiones de trabajo en el Museo Nacional de la Construcción, un edificio de ladrillo sostenido con unas columnas imponentes en el que los asistentes intentarán poner las bases de la nueva estructura financiera internacional.

Se debatirán también medidas a corto plazo para responder a la crisis. Reino Unido, Alemania y China han anunciado ya o preparan planes de estímulo fiscal.

Mientras, el gobierno de Bush se resiste a otro plan de gasto, pero su sucesor, Barack Obama, ha dicho que ésa será su prioridad cuando asuma la Presidencia en enero.

La ausencia de Obama empañará la cumbre, según los analistas, y dejará en el aire un proceso de reforma que en los próximos dos días no hará más que comenzar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha