eldiario.es

Menú

Hollande dice que "no hay solución posible" para Siria si Al Assad no dimite

PARÍS

El presidente de Francia, François Hollande, ha advertido este viernes de que "no hay solución posible" para el conflicto en Siria si Bashar al Assad continúa al frente del Gobierno, por la postura "inaceptable" e "intolerable" que ha mantenido desde el inicio de las protestas en su contra.

- PUBLICIDAD -

PARÍS, 1 (EUROPA PRESS)

El presidente de Francia, François Hollande, ha advertido este viernes de que "no hay solución posible" para el conflicto en Siria si Bashar al Assad continúa al frente del Gobierno, por la postura "inaceptable" e "intolerable" que ha mantenido desde el inicio de las protestas en su contra.

El régimen de Al Assad "ha cometido actos que lo descalifican", según Hollande, que ha dado una rueda de prensa junto a su homólogo ruso, Vladimir Putin, tras el encuentro que ambos líderes han mantenido en París. "No hay solución posible sin la salida de Bashar al Assad", ha apuntado el mandatario galo.

Hollande ha insistido en la necesidad de aprobar "más sanciones" como "parte esencial" del camino hacia una "solución política" en Siria, postura que no comparte Putin, que ha incidido en que este tipo de castigos "no siempre funcionan".

En cualquier caso, Putin ha dicho que este debate debe tratarse en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU, país del que Rusia es miembro permanente y donde tiene derecho de veto.

Para el presidente de Rusia, "lo principal ahora es impedir que la situación derive en un escenario peor", lo que podría desencadenar incluso "una guerra civil".

Asimismo, ha criticado que algunos países quieran dar por fracasada la misión del mediador de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan. Putin ha dicho que pregonar su supuesto fracaso es "contraproducente" y ha defendido la capacidad de Annan, al que ha descrito como "una persona muy experimentada y respetable".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha