eldiario.es

Menú

Irán recibe "indirectamente" mensajes positivos de EEUU sobre su programa nuclear

MADRID

El embajador de Irán en España, Morteza Saffari, ha pedido este viernes a la comunidad internacional en nombre de su país que exhiba, en las próximas conversaciones con el Grupo 5+1 que tendrán lugar en Bagdad, una actitud estrictamente de diálogo para mantener la dinámica positiva de las últimas negociaciones de Estambul, sin sanciones ni condiciones previas, refrendada por mensajes "indirectos" de EEUU a Teherán que contradicen las advertencias lanzadas por el presidente Barack Obama tras la cumbre del G-8, que Irán atribuye a motivos puramente electorales.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

De Izquierda A Derecha Guadalupe Pérez, Martín Navarro Y Anselmo Andrés Martín

De Izquierda A Derecha Guadalupe Pérez, Martín Navarro Y Anselmo Andrés Martín

El embajador de Irán en España, Morteza Saffari, ha pedido este viernes a la comunidad internacional en nombre de su país que exhiba, en las próximas conversaciones con el Grupo 5+1 que tendrán lugar en Bagdad, una actitud estrictamente de diálogo para mantener la dinámica positiva de las últimas negociaciones de Estambul, sin sanciones ni condiciones previas, refrendada por mensajes "indirectos" de EEUU a Teherán que contradicen las advertencias lanzadas por el presidente Barack Obama tras la cumbre del G-8, que Irán atribuye a motivos puramente electorales.

Saffari indicó que los positivos resultados del encuentro previo mantenido en Estambul (Turquía) entre representantes de su país y del grupo de negociación internacional (que conforman Estados Unidos, China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania) arroja buenas perspectivas de cara a la reunión del próximo miércoles en la capital de Irak.

No obstante, el embajador abogó por un "enfoque constructivo y sin condiciones previas", libre de "presiones" como las que intentan ejercer Israel y algunas formaciones "radicales" de Estados Unidos, como el lobby projudío AIPAC, que según Saffari han iniciado contactos con autoridades europeas para imponer un cambio de ritmo en las negociaciones.

El embajador recalcó que la imposición de sanciones contra la República Islámica por su programa civil de enriquecimiento de uranio --que según Israel y Estados Unidos oculta la construcción de un arma nuclear-- no ha tenido efectos negativos en la "estable" economía nacional, como demuestran a su juicio las recientes políticas de "supresión de subsidios" que en cualquier otro país habrían causado graves problemas.

De igual modo, Saffari reiteró la voluntad de la República Islámica de cooperar con la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) para permitir la supervisión de sus instalaciones nucleares. "Ningún otro país ha sido objeto de semejante control", explicó el embajador, que destacó que los inspectores de la AIEA se han pasado más de 4.000 horas investigando las instalaciones.

El embajador reiteró que la conducta "transparente" de Irán se ha mantenido incluso en casos excepcionales como el complejo de Parchin (a 30 kilómetros al sureste de Teherán), donde las dificultades de los inspectores para acceder por última vez a las instalaciones se deben a la dificultad de negociar su entrada en este recinto militar, que por otro lado ya ha sido investigado por la AIEA en otras dos ocasiones, "sin que se hallaran irregularidades".

ELECTORALISMO

Los negociadores iraníes acudirán a las conversaciones de Bagdad con buenas perspectivas a pesar del mensaje lanzado el pasado fin de semana por Barack Obama al término de la cumbre del G-8, en la que el presidente estadounidense reiteraba el compromiso de mantener la actual política de diálogo y sanciones contra la República Islámica.

"Todos nosotros estamos firmemente comprometidos con el planteamiento de sanciones y presión combinados con negociaciones diplomáticas", afirmó Obama durante la cumbre del G-8 que se celebró en Camp David (Estados Unidos).

En respuesta, el embajador iraní atribuye estas declaraciones a que el presidente "está en época electoral" y dijo que sus representantes "han recibido mensajes indirectos por parte de Estados Unidos" que contradicen la postura de Obama.

No obstante, "el diálogo y la presión no favorecen un acuerdo", declaró Saffari. "Pedimos diálogo y cooperación", reiteró el diplomático, quien estimó que la presión que tanto Israel como el AIPAC están realizando sobre las autoridades estadounidenses y europeas "puede afectar negativamente al proceso de negociación".

EXPECTATIVAS PARA BAGDAD

El embajador consideró que el éxito de la reunión de Bagdad se alcanzará si ambas partes mantienen el buen ambiente desarrollado en la reunión de Estambul, basado en la "reciprocidad" entre las partes.

"Si la contraparte, el 5+1, entra con un enfoque constructivo y de cooperación, puede haber un acuerdo", estimó el embajador. "Pero si entra en las negociaciones con una visión negativa y condiciones previas, seguramente desembocaría en un fracaso de las negociaciones", advirtió.

Además, el diplomático recordó que las conversaciones con el 5+1 abarcan mucho más que la mera negociación nuclear, ya que comportan una serie de cuestiones referidas al ámbito de la seguridad y de las relaciones multilaterales.

"No se pueden cerrar tantos temas en una sola reunión", manifestó Saffari, quien reiteró que el mayor éxito de la última reunión fue el establecimiento "de una visión constructiva" dentro de "un proceso paso a paso".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha