eldiario.es

Menú

Londres advierte de que no negociará con los grupos que no están "comprometidos con la paz"

BELFAST

El nuevo Gobierno británico de coalición que integran conservadores y liberaldemócratas no negociará con los grupos radicales nacionalistas que están llevando a cabo una campaña de atentados con bomba en Irlanda del Norte, ha advertido este viernes el ministro para el Ulster, Owen Paterson.

- PUBLICIDAD -

BELFAST, 20 (Reuters/EP)

Mural unionista-probritánico en Irlanda del norte (ulster)

Mural unionista-probritánico en Irlanda del norte (ulster)

El nuevo Gobierno británico de coalición que integran conservadores y liberaldemócratas no negociará con los grupos radicales nacionalistas que están llevando a cabo una campaña de atentados con bomba en Irlanda del Norte, ha advertido este viernes el ministro para el Ulster, Owen Paterson.

"No se pueden tener conversaciones significativas, discusiones serias, verdaderas negociaciones --como se quiera llamarlas-- con gente que no están absolutamente comprometidas con los medios pacíficos para conseguir sus objetivos", ha defendido Paterson.

El viceministro principal del Ulster, Martin McGuinness, antiguo comandante del Ejército Republicano Irlandés (IRA), había dicho este mes que se habían producido contactos secretos con algunos grupos disidentes que se han escindido del IRA, que suscribió los Acuerdos de Viernes Santo de 1998 y ha abandonado su lucha contra las autoridades británicas.

Paterson no quiso comentar si se ha producido algún tipo de contacto con disidentes republicanos. Preguntado por la BBC sobre esta cuestión, se limitó a decir: "nunca discutimos cuestiones operativas".

Antes del primer alto el fuego del IRA en 1994, que puso fin a los enfrentamientos entre republicanos católicos y lealistas protestantes, hubo conversaciones no oficiales.

Paterson dijo que la postura de no negociación del Gobierno británico es conforme con la que han mantenido gobiernos anteriores y que en cualquier caso, sería difícil saber con quién hablar. "No está absolutamente claro con quién se debería hablar, pero la posición del Gobierno está completamente clara: no podemos hablar con personas que siguen intentando matar a niños de doce y de dos años como hicieron la semana pasada", aseveró.

Tres niños sufrieron heridas menores el pasado fin de semana cuando una bomba que tenía como objetivo a policías explotó en la localidad de Lurgan, un ataque que se produjo después de la colocación de bombas trampa en los coches de un oficial del Ejército, una policía y un ex agente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha