eldiario.es

Menú

Marruecos y el Frente Polisario se sientan a negociar en Nueva York

TEMOR A QUE LA CITA DE ESTE LUNES NO LLEGUE A BUEN PUERTO A LAS PRIMERAS DE CAMBIO

- PUBLICIDAD -

El conflicto del Sahara Occidental tiene una cita histórica este lunes en Nueva York con la apertura de negociaciones directas entre Marruecos y el Frente Polisario acerca del futuro de esta ex colonia española. Sin embargo, hay un temor por un posible fracaso desde la primera cita.

Las dos partes implicadas, Marruecos y el Polisario se reúnen en aplicación a la resolución 1754 aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el 30 de abril pasado que exige negociaciones abiertas.

La ONU, para facilitar las negociaciones, ha invitado a varios países a participar como observadores, entre ellos España por su peso en el conflicto y por su naturaleza como ex potencia en el Sáhara Occidental, además de los EEUU y Francia. La presencia de estos países podría ser útil para que las partes se inclinen para un diálogo constructivo.

Por el momento, Marruecos y el Polisario han expresado su deseo de llegar a un acuerdo y la voluntad de entendimiento. Sin embargo, los dos imponen condiciones que preocupan a la comunidad internacional, ya que por una parte, Marruecos ha dicho que no está dispuesto a escuchar nada sobre la autodeterminación sino directamente a abordar la autonomía, mientras que por la otra parte, el Frente Polisario anuncia que solamente está dispuesto a negociar la autodeterminación.

El Polisario veta al presidente saharaui pro-marroquí del CORCAS

Hay otro motivo de preocupación, que es que el Polisario dijo que no está dispuesto a sentarse junto a una delegación marroquí compuesta por saharauis pro-marroquíes y amenaza de retirarse, mientras que Rabat dice que entre los miembros de la delegación mantienen al presidente del Consejo Real Consultivo para los Asuntos del Sahara CORCAS, Jeli Hna Ueld Rachid.

Si Marruecos insiste en incluir al presidente del CORCAS, algo que la ONU ha permitido, y el Polisario lleva a cabo su amenaza de no sentarse junto a él para negociar, se puede decir que el destino de las negociaciones es un fracaso anunciado desde este lunes.

Sin embargo, las grandes potencias no van a permitir que ocurra esto y presionarán a las dos partes para que presenten concesiones y por lo tanto garantizar por lo menos un éxito relativo de esta primera cita.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha