eldiario.es

Menú

Marruecos y el Frente Polisario no flexibilizan sus posturas sobre el Sáhara

EL REINO ALAUÍ SIGUE APOSTANDO POR LA AUTONOMÍA Y LOS SAHARAUIS POR EL REFERÉNDUM

- PUBLICIDAD -

Marruecos y el Frente Polisario iniciaron este lunes en Manhasset, a las afueras de Nueva York, una nueva ronda de negociaciones sobre el futuro del Sáhara Occidental sin que ninguna de las partes diera muestras de flexibilizar su posición.

El encuentro, auspiciado por Naciones Unidas, se produce tras renovadas presiones del secretario general, Ban Ki-moon, y el Consejo de Seguridad de la ONU para reactivar el diálogo a fin de resolver el litigio por la soberanía de la ex colonia española.

Sobre la mesa se encuentra la propuesta ofrecida en abril por Marruecos de otorgar autonomía al territorio, a la que el Polisario respondió con otra iniciativa, que contempla la celebración de un referéndum de autodeterminación y garantías para Marruecos en el caso de que la consulta fuera favorable a la independencia.

A su llegada a la sede de las negociaciones, el complejo de Greentree, propiedad de las Naciones Unidas y ubicado en el pequeño pueblo de Manhasset (Long Island), ni el gobierno marroquí ni el Frente Polisario mostraron cambios en sus posturas.

El jefe de la delegación saharaui y virtual número dos del movimiento independentista saharaui, Mahafud Ali Beiba, se declaró "no muy optimista" en cuanto a la posibilidad de que las conversaciones ofrezcan algún fruto.

"No creemos que la nueva propuesta marroquí represente algo nuevo. Cualquier referéndum tiene que tener más opciones que simplemente la autonomía", dijo el presidente del Parlamento saharaui, que reiteró que el ejercicio de la autodeterminación es la única salida para el Polisario.

Por su parte, el presidente del Consejo Real Marroquí para Asuntos Saharauis, Khalid Henna Al Rachid, quien habló con la prensa antes de entrar a la sede de las conversaciones, abogó en favor de un régimen autonómico para el Sáhara bajo soberanía de Rabat.

"Se puede negociar un denominador común a las partes, que sería un acuerdo que pueda convenir a Marruecos y a todas las partes. Consideramos que la autonomía es ese denominador común", indicó Al Rachid, que representa a los saharauis favorables al régimen alauí.

Al Rachid aseguró que la delegación de Marruecos de la que forma parte y está encabezada por el ministro marroquí del Interior, Chakib Benmusa, inicia las negociaciones con "buena fe y gran esperanza para acabar con un problema que dura demasiado tiempo".

Al ser preguntado por la prensa sobre si Marruecos está dispuesto a considerar alguna otra opción que no sea la autonomía, Al Rachid se mostró contundente en afirmar que el reino alauí no contempla ninguna otra posibilidad.

El enviado personal de Ban al Sáhara Occidental, el holandés Peter Van Walsum, actúa de anfitrión en esta ronda que pretende romper el estancamiento de este contencioso territorial que dura más de tres décadas.

Representantes de los países vecinos al territorio, Argelia y Mauritania, asisten a unas conversaciones en las que, sin embargo, no estará presente, por deseo de las partes, España, pese a haber sido inicialmente invitada.

Las negociaciones se desarrollan dentro de un marcado intento por darles el perfil más bajo posible, hasta el punto de que la ONU no ha confirmado oficialmente el lugar de los contactos.

Las negociaciones concluirán este martes en el complejo donde se celebran, al que la prensa no tiene acceso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha