eldiario.es

Menú

Masacre en una cárcel de México

AL MENOS 28 PRESOS HAN MUERTO

Entre grupos rivales en una prisión de Sinaloa.

- PUBLICIDAD -

Al menos 28 presos han muerto en tiroteos y diversas peleas registradas entre grupos rivales en una prisión del estado mexicano de Sinaloa (norte), según el último balance hecho público este lunes por las autoridades.

Las autoridades sospechan que 20 de los fallecidos pertenecen a la organización criminal conocida como Los Zetas, un grupo cuyo núcleo fundacional estuvo compuesto por antiguos policías y militares de élite mexicanos y que, pese a que empezaron sirviendo de sicarios para otros cárteles de la droga, han acabado por convertirse en un una organización narcotraficante autónoma.

En un primer ataque un numeroso grupo de presos abrió fuego contra este grupo de internos supuestamente afines a Los Zetas en el interior del módulo 21 de la prisión, asesinando a 17 de ellos e hiriendo de gravedad a uno más. En esta refriega también resultaron heridos dos policías y un celador de la prisión.

El grupo agresor estaría supuestamente ligado al cártel de Sinaloa, liderado por Joaquín Guzmán, alias El Chapo Guzmán, una de las 500 mayores fortunas del mundo según la revista estadounidense Forbes, e Ismael Zambada, alias El Mayo.

Los agresores entraron en la zona de la cárcel donde se encontraba separado el supuesto grupo ligado a Los Zetas derribando diversas puertas con un mazo. También tomaron como rehenes a los dos policías y al celador y destrozaron varias cámaras de seguridad.

En el lugar se encontraron cuatro armas cortas así como un fusil de asalto AK-47. Además de este enfrentamiento principal se produjeron peleas en todo el centro penitenciario que provocaron tres muertos más en el módulo 5 y otros ocho entre los módulos 11 y 9.

Por otro lado, los tres rehenes pudieron ser liberados y actualmente se recuperan de sus heridas en un hospital cercano, informa el diario mexicano Milenio.

El gobernador de Sinaloa, Jesús Aguilar, lamentó la tragedia, si bien afirmó que ésta se podría haber evitado si las autoridades federales se hubieran hecho cargo del grupo de fallecidos supuestamente ligado a Los Zetas, tal como era su responsabilidad, y los hubiera trasladado a una cárcel federal.

"Se pidió una y mil veces a la Secretaría de Seguridad Pública (federal) el traslado de esos reclusos que eran federales, casi fue una cosa que se pudo advertir, no fue posible que los trasladaran, estaban con una custodia permanente. Es lo que me informan", afirmó el Aguilar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha