eldiario.es

Menú

Netanyahu respalda la enmienda a la ley de ciudadanía

JERUSALÉN

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, realizóuna encendida defensa del reconocimiento del Estado de Israel como aportación al debate sobre una enmienda al texto de juramento de lealtad que acompaña a la nacionalización de los extranjeros, y por el que pretende incluirse una línea por la que Israel queda denominado como "estado judío y democrático".

- PUBLICIDAD -

JERUSALÉN, 10 (EUROPA PRESS)

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, realizóuna encendida defensa del reconocimiento del Estado de Israel como aportación al debate sobre una enmienda al texto de juramento de lealtad que acompaña a la nacionalización de los extranjeros, y por el que pretende incluirse una línea por la que Israel queda denominado como "estado judío y democrático".

"El Estado de Israel es el estado nacional del pueblo judío y es un estado democrático en el que todos sus ciudadanos --tanto los judíos como los que no lo son--, disfrutan de igualdad de derechos", argumentó Netanyahu al inicio de la sesión semanal del Consejo de Ministros.

"Lo que lamento es que existan personas que intentan diluir no sólo la conexión entre el pueblo judío y su patria, sino también la conexión entre el pueblo judío y su estado", manifestó en declaraciones recogidas por el diario israelí 'Jerusalem Post'.

Para el primer ministro, "la democracia es el alma de Israel" y aseguró que "no existe otra democracia en Oriente Próximo, y no hay otro estado judío en el mundo". La combinación de ambas ideas "es una expresión de los cimientos de nuestra vida nacional", indicó. "Cualquiera que quiera unirse a nosotros tiene que reconocerlo", concluyó.

BARAK RETIRA SU APOYO

La enmienda, propuesta por el ultranacionalista ministro de Exteriores Avigdor Lieberman, cuenta con un opositor notable: el ministro de Defensa y presidente del partido Laborista, Ehud Barak, quien hoy ha retirado su apoyo a la enmienda, que concedería sólo si se añadiera la línea "en el espíritu de la Declaración de Independencia", según explica el diario 'Yedioth Aharonoth'.

Además, el ministro de Justicia, Yaakov Ne'eman, ha advertido de que la enmienda puede desatar acusaciones de racismo, por lo que ha sugerido que la declaración de lealtad pueda ser enunciada tanto por los judíos como por los gentiles. Actualmente, la ley no obliga a los inmigrantes judíos a jurar lealtad.

Con todo, se espera que la enmienda sea aprobada por un amplio margen, con sólo unas pocas excepciones dentro del Gabinete. Sólo se espera que ocho de los 30 miembros del Consejo de Ministros voten en contra de la propuesta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha