eldiario.es

Menú

El Rey despide el año con las tropas españolas en Afganistán

VIAJE SORPRESA EN EL ÚLTIMO DÍA DE 2007

- PUBLICIDAD -

El Rey de España viajó durante toda la noche para pasar el último día del año con el contingente de tropas españolas que desde la misión de Camp Arena, en Herat, ayudan a la pacificación y reconstrucción de Afganistán.

En este país murieron los dos últimos militares españoles en misiones efectuadas en el exterior.

El monarca, que llegó a primera hora de este lunes a esta ciudad afgana a bordo de un avión Hércules, después de hacer una escala en Kuwait, ha deseado a todos los militares españoles que están en el exterior un feliz 2008 en el que puedan completar su misión "con éxito y regresar a España con la satisfacción del deber cumplido".

El Rey Juan Carlos ha estado en la misión algo más de cinco horas, acompañado del ministro de Defensa, José Antonio Alonso, del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Félix Sanz, y del jefe de la base, el coronel del Ejército del Aire José Antonio Camiña Conesa, para conocer cómo viven estos soldados españoles, que en los últimos cuatro meses han sufrido más de cuatro ataques a la misión.

Ha sido una visita inesperada, que no se anunció en España por motivos de seguridad, y que la mayoría de los militares de la base conocieron esta misma mañana del lunes.

Uno de los momentos más emotivos del día se ha producido cuando se ha rendido un homenaje a los fallecidos ante el Monumento a los Caídos, que se encuentra en el interior de la base de fuerzas internacionales, en las que España está representada por 471 efectivos, Italia por 1.028, Eslovenia por 33, Bulgaria por 16 y Albania por 112.

Las Fuerzas Armadas españolas se encuentran en Afganistán desde 2002, período en el que se han registrado cuatro muertos por atentado, dos el año pasado y otros dos el 24 de septiembre de este año.

Se cuentan también como víctimas los 62 fallecidos en el accidente del Yacovlev-42 que se estrelló en Turquía, y otros 17 cuando el helicóptero en el que viajaban cayó a tierra cerca de la base de Herat.

El Rey, en las palabras que ha pronunciado en los brindis, ha reconocido la labor y el sacrificio de estos españoles y de sus familias, les ha dicho que pueden sentirse orgullosos de la contribución de España a la seguridad y a la paz internacionales y ha recordado muy especialmente a los muertos y heridos.

Por su parte, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, después de calificar de "histórica" esta visita del Rey, ha explicado que esta misión tiene por objetivo lograr la paz, la seguridad y el bienestar de Afganistán, así como restablecer al Gobierno legítimo en una de las zonas más complicadas de nuestro planeta, cuya estabilidad repercutirá en el mundo y por tanto en España.

Juan Carlos I ha recorrido las distintas instalaciones y ha podido ver cómo duermen los soldados españoles en "camaretas" de 12 metros cuadrados para tres o cuatro personas, como son los refugios en los que se protegen de los ataques; el gimnasio, o dónde se reparan los vehículos blindados que les permiten patrullar.

El Rey se ha puesto en comunicación con una patrulla por teléfono vía satélite y, aunque ha tenido que intentarlo cuatro veces, por fin ha podido hablar con los militares -que llevan una semana de misión en el exterior- y ha podido recibir el parte de "sin novedad".

En la visita al hospital que tiene España en la base, en el que se invirtieron seis millones de euros, y en el que se han atendido ya a más de 16.000 personas, de ellas la mitad civiles locales, el monarca ha saludado a cuatro niños afganos de un orfanato de Herat, se ha interesado por su situación y por dónde tenían sus casas.

Ha sido precisamente durante el recorrido por la misión cuando Juan Carlos ha recibido la llamada del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para interesarse por el desarrollo de la visita.

Antes del almuerzo, al que han asistido una gran parte de las tropas que prestan aquí sus servicios, el Rey ha posado para una foto de familia en la plaza de España de la base y ha firmado en el libro de honor.

Por la tarde el Rey viajó a Kuwait, en donde se encontró con el emir, jeque Sabah al Ahmad al Sabah, en compañía del ministro de Defensa y del JEMAD, y después tomará las uvas con la delegación española que le acompaña en este viaje.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha