eldiario.es

Menú

Rusia justifica la venta de armas de defensa aérea a Siria

MADRID

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha justificado que su país esté completando el contrato de suministro de sistemas de armas de defensa aérea para el régimen sirio, al tiempo que ha insistido en la idea de que el armamento que entrega a Damasco no será empleado en la represión contra los opositores que exigen la renuncia del presidente, Bashar al Assad, ha informado la agencia de noticias RIA Novosti.

- PUBLICIDAD -

MOSCÚ, 10 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha justificado que su país esté completando el contrato de suministro de sistemas de armas de defensa aérea para el régimen sirio, al tiempo que ha insistido en la idea de que el armamento que entrega a Damasco no será empleado en la represión contra los opositores que exigen la renuncia del presidente, Bashar al Assad, ha informado la agencia de noticias RIA Novosti.

El jefe de la diplomacia rusa ha subrayado que su Gobierno no está suministrando armas al régimen sirio que puedan ser empleadas "contra manifestantes pacíficos" y ha acusado a países occidentales de estar armando a los grupos opositores que atacan a las fuerzas gubernamentales de Damasco.

"No estamos suministrando al régimen sirio armas que, incluso con una imaginación exagerada, pudieran ser empleadas contra manifestantes pacíficos", ha afirmado en un comunicado Lavrov. El régimen sirio es uno de los principales clientes del Gobierno ruso, que se ha negado a aplicar el embargo de armas impuesto por los países occidentales en respuesta a la represión contra los opositores ejercida por las fuerzas bajo el mando de Al Assad.

"Estamos cumpliendo los contratos firmados y pagados previamente hace mucho tiempo con la entrega de armas de defensa aérea que sólo podrían ser utilizadas si Siria es víctima de una intervención militar desde el exterior. No estamos suministrando nada más", ha afirmado.

Frente a la postura de Moscú, Lavrov ha incidido en que los "colegas estadounidenses" están "suministrando a países del Golfo Pérsico" con "muchos tipos de armas que pueden ser empleadas contra manifestantes pacíficos".

La postura de Lavrov sigue la línea marcada por el presidente ruso, Vladimir Putin, quien ya dejó claro la semana pasada, durante su reunión en Berlín con la canciller alemana, Angela Merkel, que su país no está vendiendo armas a Damasco que puedan ser empleadas en "una guerra civil".

Según las estimaciones de la ONU, desde el inicio de las manifestaciones contra el presidente sirio, Bashar al Assad, a mediados de marzo de 2011, más de 10.000 personas han muerto en Siria, en su mayoría por ataques de las fuerzas gubernamentales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha