eldiario.es

Menú

Sadam Husein: ''Me ofreceré a mí mismo como sacrificio''

INSTA EN UNA CARTA AL PUEBLO IRAQUÍ A SER TOLERANTE

- PUBLICIDAD -

El depuesto presidente iraquí, Sadam Husein, que está pendiente de ejecución, instó este miércoles en una carta al pueblo iraquí, incluidas las fuerzas armadas y la resistencia a permanecer unidos, ser tolerantes y evitar el odio hacia los demás.

Sadam envió este mensaje escrito, un día después de que el tribunal de apelación de lo penal ratificara la sentencia a muerte dictada contra el ex dictador por ordenar la muerte de 148 chiíes de la aldea de Duyail acusados de atentar contra Sadam en 1982.

"Oh, pueblo iraquí, tienes que recordar que Dios el altísimo te ha elegido para ser un símbolo de tolerancia, coexistencia fraternal y amnistía, por lo tanto me dirijo a ti para que evites el odio y la malevolencia", dice la nota.

En la carta, el ex presidente asegura que si es ejecutado "me ofreceré a mí mismo como sacrificio".

"Si el Clemente (Dios) quiere llevarse mi espíritu, este ascenderá para vivir con los mártires", dice Sadam en el mensaje, difundido este miércoles por su equipo de defensa.

Asimismo, el ex dictador se encomienda a Dios.

"A pesar de las dificultades a las que hemos hecho frente antes de la revolución (1968) y después, Dios el todopoderoso, no quiso tomar la vida de Sadam Husein, si quiere tomar mi vida ahora, depende de él, porque él ha sido quien me ha traído a la vida y me ha protegido hasta ahora".

Sadam también hace referencia al enfrentamiento sectario que vive Irak y lo achaca a "algunas personas que tienen la nacionalidad iraquí pero que han sido cargadas de odio en Irán".

El depuesto presidente estima que "el odio ciega a las personas, impide hacer reflexiones equilibradas y aparta a las personas del camino correcto".

No obstante, pese al enfrentamiento con Estados Unidos, Sadam Husein llamó al pueblo iraquí y a la resistencia a "no odiar a los pueblos de los países que nos han agredido ya que hay que distinguir entre las personas que acatan las decisiones y sus gobernantes".

El ex presidente recordó a los iraquíes que "entre los pueblos de los países que nos han atacado hay gente que defiende vuestro combate, personas que nos han representado en el juicio y otros que han revelado y criticado los escándalos de los invasores".

Al final del mensaje, de tres páginas, el dictador iraquí escribió un poema y lo rubricó con sus habituales palabras "Dios es grande, larga vida a nuestro pueblo, larga vida a Irak, y larga vida a Palestina".

El martes, el Tribunal de Casación de lo Penal iraquí ratificó la sentencia de muerte contra el depuesto presidente de Irak, Sadam Husein, y dos de sus antiguos colaboradores, condenados a la pena capital el pasado mes de noviembre.

El tribunal especial encargado de juzgar a Sadam Husein había dictado el pasado 5 de noviembre la condena a muerte en la horca contra el ex presidente de Irak, después de haber sido encontrado culpable del asesinato de 148 chiíes iraquíes de la aldea de Duyail.

Durante el proceso, Sadam había solicitado en varias ocasiones que de ser encontrado culpable fuera condenado a morir ejecutado por un pelotón de fusilamiento, y no en la horca "como los criminales".

El juez explicó que la sentencia empezará a ser de obligado cumplimiento a partir de miércoles y las autoridades iraquíes deberán ejecutarla en los próximos 30 días.

El tribunal de casación también ratificó las penas de muerte contra Barzan Al Tikriti, hermanastro de Sadam, y de Awad Hamad Al Bandar, ex presidente del tribunal especial que condenó a las víctimas de Duyail.

El presidente del equipo de la defensa de Sadam Husein, Jalil Al Duleimi, aseguró que desde el inicio del juicio albergaba la impresión de que el depuesto presidente iba a ser condenado a muerte puesto que su juicio respondía a deseos políticos y no legales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha