eldiario.es

Menú

El oficialista Sidi Uld Cheij Abdallahi, nuevo presidente de Mauritania

CULMINA ASÍ EL PROCESO DE TRANSICIÓN ABIERTO TRAS EL GOLPE DE ESTADO MILITAR EN AGOSTO DE 2005

- PUBLICIDAD -

El oficialista Sidi Uld Cheij Abdallahi será el nuevo presidente de Mauritania al ganar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebrada el domingo, informaron este lunes fuentes del Ministerio mauritano del Interior.

Cuando han sido ya escrutados la casi totalidad de los votos emitidos, Abdallahi ha obtenido el 52,85% de los sufragios, mientras que su rival, el histórico líder opositor Ahmed Uld Daddah, ha logrado alrededor del 47,15%.

El índice de participación en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales fue del 67,15% del censo, formado por 1.133.152 electores, mientras que en la primera vuelta, celebrada el pasado 11 de marzo, fue del 70,08%.

Abdallahi sustituirá en la jefatura del Estado al coronel Ely Mohamed Uld Vall, que presidía la Junta Militar que gobierna el país desde el golpe de Estado de agosto de 2005 que derrocó al presidente Muauiya Sidi Uld Ahmed Tayá

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales suponía una novedad en esta República Islámica de 3,1 millones de habitantes, ya que desde que logró su independencia de Francia en 1960 los sucesivos presidentes llegaron al poder a través de golpes de Estado y fueron reelegidos después en las primeras vueltas de comicios presidenciales considerados como fraudulentos.

Las elecciones presidenciales del domingo han culminado el proceso de transición que se abrió tras el golpe de Estado militar del 25 de agosto de 2005 de cara a la devolución del poder a los civiles y fueron supervisadas por más de un centenar de observadores internacionales, en su mayoría representantes de la Unión Europea (UE).

Abdellahi, candidato apoyado por la antigua mayoría parlamentaria, partía como favorito frente a Ahmed Uld Daddah, histórico líder opositor al régimen del ex presidente Tayá.

Abdallahi y Daddah se disputaban la presidencia al haber sido los dos candidatos más votados en la primera vuelta de estas elecciones presidenciales, a las que concurrieron otros 17 aspirantes.

Como ninguno de los 19 candidatos logró la mayoría absoluta en esa primera vuelta, fueron Abdallahi, con el 24,80% de los votos, y Daddah, con el 20,68%, los que se clasificaron para la segunda y definitiva ronda electoral.

Esta era la tercera vez que Daddah concurría a unas elecciones presidenciales, después de enfrentarse sin éxito a Tayá en las de 1992 y 2003, consideradas ambas fraudulentas.

Daddah, detenido y encarcelado varias veces durante el régimen de Tayá, propugnaba un cambio para "pasar la página del pasado", mientras que Abdallahi, que ocupó varias carteras ministeriales en diferentes gobiernos entre 1971 y 1988, representaba el continuismo y se presentaba como "el presidente que reconforta".

Los partidos de la antigua oposición habían denunciado que Abdellahi era también de hecho el candidato de la Junta Militar en el poder.

Estas elecciones presidenciales culminan el proceso de la devolución del poder a los civiles por parte de la Junta Militar que gobierna el país desde el golpe de Estado de 2005.

El proceso de transición democrática comenzó de forma efectiva el 25 de junio de 2006 con un referéndum constitucional en el que cerca del 97 por ciento de los votantes dieron un sí a la nueva Carta Magna.

Siguió después con las elecciones legislativas y municipales, en noviembre del pasado año, continuó con las elecciones senatoriales en enero y febrero pasados y ha culminado ahora con la segunda vuelta de las presidenciales.

Los miembros de la Junta Militar todavía en el poder, denominada Comité Militar para la Justicia y la Democracia (CMJD), se comprometieron a no concurrir como candidatos a las diferentes elecciones para asegurar la limpieza de los comicios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha