eldiario.es

Menú

Siguen desaparecidos dos franceses y un canadiense tras el alud en el Himalaya

KATMANDÚ

La Policía nepalí cree que sólo continúan desaparecidos dos montañeros franceses y uno canadiense tras la avalancha que arrasó el domingo el Campamento Base Número 3 del monte Manaslu, la octava montaña más alta del mundo, con 8.163 metros. Hasta el momento, el alud ha causado once muertes confirmadas, siete franceses, dos alemanes, un nepalí y el español Martí Gasull, fundador de Plataforma per la Llengua, según ha informado la organización cultural.

- PUBLICIDAD -

KATMANDÚ, 24 (Reuters/EP)

La Policía nepalí cree que sólo continúan desaparecidos dos montañeros franceses y uno canadiense tras la avalancha que arrasó el domingo el Campamento Base Número 3 del monte Manaslu, la octava montaña más alta del mundo, con 8.163 metros. Hasta el momento, el alud ha causado once muertes confirmadas, siete franceses, dos alemanes, un nepalí y el español Martí Gasull, fundador de Plataforma per la Llengua, según ha informado la organización cultural.

"Creemos que los tres montañeros desaparecidos son dos ciudadanos franceses y uno canadiense", ha explicado el superintendente adjunto de la Policía Basanta Bahadur Kunwar, en declaraciones telefónicas desde el lugar de la avalancha, a uno 100 kilómetros de la capital, Katmandú.

Se han reanudado las labores de búsqueda después de que este domingo a las 15.00 horas fueran suspendidas debido a las malas condiciones meteorológicas. Este lunes han llegado a Katmandú cinco supervivientes más, dos de ellos italianos, que no han querido hacer declaraciones. También ha llegado a la capital nepalí un segundo helicóptero con seis cadáveres.

Otros ocho montañeros que resultaron heridos continúan en el Campamento Base y algunos pretenden seguir adelante con la escalada, según Kunwar.

"Todo estaba destruido", ha explicado un miembro de la empresa que organizaba la escalada de los franceses fallecidos, Nima Nuru Sherpa. "No había ninguna tienda a la vista ni tampoco ningún objeto de los montañeros", ha indicado en declaraciones desde Katmandú.

El de este domingo es el peor accidente de alpinismo que ha ocurrido en las últimas dos décadas. El último se registró en 1995, cuando al menos 42 personas, entre ellas 17 extranjeros, murieron en el monte Everest.

El ministro de Turismo de Nepal, Surendra Sapkota, ha dicho que este accidente servirá para "poner en alerta" al Gobierno sobre el modo de gestionar las expediciones de alpinismo para evitar nuevas víctimas.

Además, ha indicado que este tipo de accidentes "no son buenos para el alpinismo", apuntando que tendrán un impacto negativo sobre el turismo, una de las principales fuentes de riqueza de un país que intenta recuperarse de una década de guerra civil.

Sapkota ha informado de que hasta la fecha el Gobierno ha autorizado a 232 alpinistas extranjeros, que cuentan con unos 150 residentes locales como apoyo, a escalar el monte Manaslu durante la temporada otoñal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha