eldiario.es

Menú

Temen que manipulen los resultados de las elecciones de Marruecos

LOS DATOS OFICIALES SE DARÁN A CONOCER EL DOMINGO

- PUBLICIDAD -

La misión internacional de observación en las elecciones legislativas de Marruecos, que este viernes desplegó un equipo por todo el país, teme que el retraso en la publicación de los resultados permita la manipulación y entorpezca su labor.

En el informe elaborado como base para su trabajo en estos comicios, un grupo de observadores desplazados durante el mes de agosto alertó de que "cuanto mayor sea el retraso, más crecerá la preocupación de la opinión pública con respecto al fraude y la manipulación".

También recordaron que debido a la "compleja fórmula" que se aplica en Marruecos para distribuir escaños "la publicación de los resultados podría llevar algún tiempo después de que cierren los colegios".

"Las elecciones son algo más que el propio día de los comicios", se limitó a señalar la ex europarlamentaria holandesa Lousewies van der Laan, miembro del equipo de observadores y desplazada a la ciudad de Fez (norte del país) para ejercer su labor dentro del equipo internacional.

"Lo que la gente nos comenta es su preocupación por que haya una baja participación", agregó Van der Laan, quien dijo que las impresiones sobre su misión y la del resto de los participantes en el equipo sólo serán hechas públicas después de concluida la jornada electoral.

No obstante, Van der Laan recordó que la misión internacional de observadores se compone "de tan sólo unos cincuenta miembros, para un total de unos 38.000 colegios electorales".

De cumplirse lo anunciado por el Ministerio de Interior marroquí, los datos oficiales definitivos se darán a conocer el domingo por la noche, dos días después del cierre de los colegios electorales, y dos menos de los que se tardaron en 2002.

"La práctica internacional demuestra que deberían hacerse todos los esfuerzos para difundir los resultados lo antes posible. Es importante que el proceso de recuento de votos sea completamente transparente para los representantes de los partidos políticos y los observadores nacionales e internacionales", se afirma en el documento de base de la misión internacional.

A juicio de los redactores del informe, dicha transparencia concierne tanto al escrutinio nacional como local y contribuye a que puedan detectarse a tiempo infracciones en alguno de los 38.687 colegios electorales de todo Marruecos.

Esa transparencia depende, según el texto, de la pericia de los interventores y de los responsables de las mesas de votación, a fin de permitir a los observadores llevar a cabo su trabajo y ejercer su papel y sus derechos.

En el informe se indica además que, dado que esta es la primera vez que se despliega un equipo de observadores internacionales, puede darse el riesgo de que los miembros de las mesas "se confundan respecto al papel, los derechos y las responsabilidades de los observadores nacionales e internacionales".

También se destacó que pocos días antes de las elecciones el Ministerio del Interior no hubiera dado "instrucciones escritas" a los funcionarios electorales sobre cómo comportarse con los observadores internacionales.

Entre las recomendaciones que los observadores hicieron en su informe estaba el consejo a las autoridades marroquíes de que consideren "qué cambios legales pueden llevar a una representación consolidada y efectiva de los partidos políticos en el Parlamento".

Asimismo, invitaron al Ejecutivo marroquí a "incrementar la efectividad de las instituciones políticas", algo reclamado también por las organizaciones que han apelado al boicot de las elecciones alegando una falta de representatividad y de capacidad de cambio derivada de la actual Constitución.

Al comienzo de la jornada electoral, el ex presidente boliviano Jorge Quiroga, que preside la delegación, organizada por el estadounidense Instituto Democrático Nacional para Asuntos Internacionales (NDI), afirmó que la labor de esa misión permite además "que el país diga: tenemos un proceso lo suficientemente abierto como para invitar a gente de fuera".

Las legislativas de este año, de las que saldrá el reparto de los 325 escaños de la Cámara de Representes o cámara baja del Parlamento, han sido las primeras en las que las autoridades han permitido la llegada de observadores internacionales.

El equipo está compuesto por 52 personas de 19 países, entre los que figuran Estados Unidos, Canadá, Egipto, Bolivia, Bélgica, Argelia, Francia y Holanda, y se espera que publique un informe preliminar el sábado y la memoria definitiva en las próximas semanas.

"La valoración sobre la participación sólo se podrá dar una vez que los colegios electorales hayan cerrado en todo el país", añadió Quiroga.

El índice de participación había subido al 16% a las 14.00 GMT, seis horas después de la apertura de los colegios electorales, según el Ministerio del Interior.

Eso significa que a esa hora habían votado más de 2,5 millones de electores de los 15,5 millones que están inscritos en estos comicios, según la misma fuente.

Los colegios electorales abrieron a las 08.00 horas GMT y permanecerán en principio abiertos hasta las 19.00 horas GMT.

Los escasos sondeos publicados apuntan como favorito al islamista moderado Partido de Justicia y Desarrollo (PJD), cuyo líder, Saad Edine El Othmani, depositó este viernes su voto en un colegio electoral de la ciudad de Salé, situada al lado de Rabat.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha