eldiario.es

Menú

Turquía atribuye a "intrigas políticas" el lento proceso de adhesión a la UE

ESTAMBUL

El ministro de Estado turco encargado de las negociaciones de adhesión a la UE, Egemen Bagis, ha afirmado que el rechazo de Bruselas a abrir los capítulos de negociación del proceso aún pendientes obedece a motivaciones políticas, por lo que se ha incrementado la "frustración" de los turcos.

- PUBLICIDAD -

ESTAMBUL, 3 (Reuters/EP)

Bandera de Turquía

Bandera de Turquía

El ministro de Estado turco encargado de las negociaciones de adhesión a la UE, Egemen Bagis, ha afirmado que el rechazo de Bruselas a abrir los capítulos de negociación del proceso aún pendientes obedece a motivaciones políticas, por lo que se ha incrementado la "frustración" de los turcos.

La UE no puede mantener a Turquía indefinidamente "esperando a la puerta" del ingreso, afirma Bagis en un comunicado difundido por correo electrónico coincidiendo con el quinto aniversario del inicio de las negociaciones formales de adhesión.

Desde entonces se ha abierto la negociaciones sobre 13 de los 33 capítulos planteados desde el inicio del proceso y 17 de ellos permanecen bloqueados por el rechazo de Turquía a reconocer a Chipre, uno de los Estados miembro de la UE.

"El proceso de negociación está interrumpida por intrigas políticas como nunca ha sufrido antes ningún otro país candidato", apuntó Bagis. "Este enfoque no es ni justo ni sostenible (...). La opinión pública turca está sientiéndose cada vez más frustrada en lo que respecta a la apuesta por la UE", dijo.

Hace diez años el 75 por ciento de los turcos apoyaba el ingreso en la UE, según los sondeos, pero en estos momentos poco menos de la mitad mantiene estas esperanzas de ingreso en el bloque comunitario.

Además, los gobiernos ciertos países de la UE, incluidos Francia o Alemania, han manifestado su oposición al ingreso de Turquía debido a su situación geográfica (principalmente ubicada en Asia Menor), a su gran peso demográfico (72 millones de habitantes) y a la abrumadora mayoría musulmana de la población.

Sin embargo, Bagis afirmó que estos argumentos "están perdiendo su validez" porque Turquía está sufriendo una transformación económica y social.

El PIB turco se ha triplicado desde 2002 y se han ampliado los derechos políticos y el respeto a los Derechos Humanos. Aún así, Estados Unidos y la UE consideran que el Gobierno debe hacer aún más para proteger la libertad de expresión y la libertad religiosa, así como fortalecer el estado de derecho.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha