eldiario.es

Menú

Las autoridades japonesas permiten a la prensa recorrer la central de Fukushima

TOKIO

El director de la central confía en que se pueda llevar a cabo la "parada en frío" a finales de año como estaba previsto

- PUBLICIDAD -

El director de la central confía en que se pueda llevar a cabo la "parada en frío" a finales de año como estaba previsto

TOKIO, 12 (Reuters/EP)

Las condiciones en la central nuclear de Fukushima, devastada por el terremoto y posterior tsunami del pasado 11 de marzo, están mejorando lentamente hasta el punto de que se cree que la "parada en frío" de la misma será posible como esta previsto, según han informado este sábado las autoridades durante una visita a las instalaciones.

Las autoridades han acompañado a un grupo de unos 30 periodistas, en su mayoría nipones, por la planta por primera vez desde la fusión de los reactores de la central, en el peor accidente nuclear desde el de Chernobil hace 25 años.

Los sistemas de enfriamiento de la central, situada a 240 kilómetros al norte de Tokio, se vieron destruidos por el tsunami y las muestras de la devastación siguen siendo evidentes.

Los edificios de los reactores siguen estando rodeados por camiones abollados, vallas de metal retorcidas y grandes tanques de agua. Los pequeños edificios de oficinas en torno a los reactores permanecen como fueron abandonados el 11 de marzo, cuando se produjo el tsunami, mientras destacan en el lugar las grúas que trabajan en las labores de recuperación.

Los periodistas han permanecido gran parte de la visita a bordo de u n autobús con el que han recorrido la planta y no se les ha permitido acercarse a los edificios de los reactores. Además, han tenido que vestir trajes de protección, dos pares de guantes y coberturas de plástico en su botas así como en su pelo. Asimismo, todos ellos han tenido que portar máscaras para respirar y detectores de radiación.

"En base a los datos de la planta que he visto, no hay ninguna duda de que los reactores han quedado estabilizados", ha explicado el director de la central, Masao Yoshida.

Aunque el recinto todavía esté cubierto de escombros, Tokyo Electric Power (Tepco), al empresa que opera la planta, ha conseguido reducir las temperaturas en los tres reactores dañados desde los niveles considerados peligrosos.

Asimismo, esperan poder declarar una "parada en frío" --cuando las temperaturas están por debajo del punto de ebullición-- como estaba previsto para finales de este año.

Pese a que Tepco ha conseguido estabilizar las condiciones para que los trabajadores puedan entrar en los edificios de los reactores, Yoshida ha reconocido que las personas que trabajan en ellos siguen enfrentándose a un riesgo.

"Cada vez que regreso, siento que las condiciones han mejorado. Esto se debe a vuestro duro trabajo", ha señalado el ministro de Medioambiente, Goshi Hosono, a los trabajadores de la planta. No obstante, ha advertido de que podría tardarse 30 años en desmantelar los reactores una vez se consiga la parada en frío.

TRABAJADORES

Las personas que trabajan en las labores de recuperación residen en J-Village, un centro nacional de entrenamiento futbolístico cerca de Daiichi, donde se encuentra la central, que ha sido convertido en base de operaciones. Según Tepco, hasta 3.300 trabajadores al día llegan desde este punto, situado en el extremo de la zona de 20 kilómetros que permanece evacuada.

En J-Village, los trabajadores que se dirigen a la planta hacen fila delante de una tienda blanca para cambiarse y ponerse el traje de protección. Cada día, cuando regresan, se quitan su traje de protección, que es tratado como desecho radiactivo y almacenado.

Según un guía de Tepco, toda la ropa de protección está almacenada desde el 17 de marzo, lo que supone unos 480.000 trajes apilados o almacenados en contenedores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha