eldiario.es

Menú

El caso de Julian Assange, una cuestión ''de terrorismo''

LA JUSTICIA BRITÁNICA DECIDE TRATARLO COMO TAL

Desde el 11 de enero, será trasladado a la corte de Belmarsh, donde se encuentra una de las prisiones más polémicas del mundo.

- PUBLICIDAD -

La justicia británica ha decidido tratar el caso del fundador de Wikileaks, Julian Assange, como una cuestión de terrorismo. En la cuenta oficial de Twitter de WikiLeaks se ha anunciado que desde el próximo día 11 de enero el caso será trasferido a la corte de Belmarsh, al sudeste de Londres.

Julian Assange, fundador de Wikileaks.

Julian Assange, fundador de Wikileaks.

En Belmarsh se encuentra una de las prisiones de máxima seguridad de Reino Unido, en la que se retienen a los acusados de terrorismo sin un juicio previo. Según Anmistía Internacional es la prisión de Guantánamo en Reino Unido.

El traslado del caso a Belmarsh son malas noticias para Julian Assange. La corte del sureste de Londres es conocida por tratar cuestiones relacionadas con el terrorismo.

Desde Estados Unidos varios senadores, incluso el vicepresidente Joe Biden, habían solicitado que se juzgase a Julian Assange como a un terrorista.

El cambio de corte puede suponer un síntoma de que la justicia británica va a retomar las causas contra el fundador de WikiLeaks siguiendo las directrices solicitadas por los americanos.

En Belmarsh se encuentra una de las prisiones más polémicas de todo el mundo. En ella se han encarcelado a los sospechosos de terrorismo, personas que no han dispuesto de juicio y que no han podido defenderse de los cargos.

La BBC cuenta con un reportaje en el que explica que los detenidos por terrorismo en Belmarsh son personas "sin rostro" ya que no se hacen públicos sus casos.

Las condiciones de la prisión recuerdan a las de la cárcel cubana de Guantánamo. Los presos permanecen llegando 22 horas al día confinados en minúsculas celdas. "Las similitudes con Guantánamo son sorprendentes y terribles", ha comentado la organización de derechos humanos Liberty al canal BBC.

Las medidas de seguridad de la prisión son muy elevadas y no se disponen de fotografías que puedan ilustrar el trato de los presos. "La falta de derechos reconocidos a los hombres en ambos lugares (Guantánamo y Belmash) socava las libertades civiles fundamentales" ha comentado la organización en derechos humanos.

Si finalmente Julian Assange es juzgado en términos de terrorismo su detención y confinamiento podrían ser inmediatos. Su defensa también se complicaría puesto que las leyes tras el 11 de septiembre en Reino Unido permiten la detención y retención de sospechosos. Julian Assange podría pasar a acompañar a los 11 presos que actualmente se encuentran en Belmarsh, sospechosos de terrorismo y a la espera de juicio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha