eldiario.es

Menú

Casi un centenar de muertos en una jornada sangrienta en Irak

18 POLICÍAS IMPLICADOS EN LA MATANZA EN TEL AFAR

- PUBLICIDAD -

Al menos 94 personas perdieron la vida este miércoles en la masacre perpetrada en el norte de Irak y en atentados lanzados con coches bomba en Bagdad y otras zonas del país, informaron fuentes policiales.

La matanza, ocurrida en la ciudad de Tel Afar, ubicada en el norte del país, comenzó la noche del martes, y continuó este miércoles, un día después de los atentados con un coche y camión bomba que dejaron alrededor de 50 muertos y decenas de heridos.

"La cifra de víctimas por las acciones de violencia tras las sangrientas explosiones en la ciudad de Tel Afar ha subido a 70 muertos, mientras que los heridos ascienden a 30", precisó el general Jorchid al Dosky, comandante de la Tercera Brigada del Ejército iraquí en la provincia de Ninive.

Reveló además que un total de 40 personas se hallan desaparecidas por lo que no excluyó la posibilidad de que hayan sido secuestradas por los milicianos que acribillaron a decenas de personas de la ciudad, la mayoría suníes.

Por su parte, otra fuente de seguridad, que pidió el anonimato, informó de que el Ejército iraquí se ha desplegado por toda la ciudad y ha arrestado a 18 policías presuntamente implicados en la matanza y los secuestros.

La fuente indicó también que agentes de policía acompañaban a los milicianos que mataron a los civiles por ser suníes, grupo religioso al que supuestamente están vinculados los autores del doble atentado.

Un testigo de los hechos aseguró que los policías y milicianos irrumpieron en la noche de este martes en la vivienda de una familia suní compuesta por 14 personas y los acribillaron a todos en el pecho y en el vientre.

También el Frente Turcomano de Tel Afar denunció que agentes de policía fueron los que acribillaron a sesenta civiles en esta localidad, situada en las proximidades con Siria.

Entre los muertos "hay mujeres y niños", según denunció Ali Telafari, portavoz del Frente, que representa a los turcomanos, etnia mayoritaria en esta zona donde conviven además kurdos, suníes y chiíes.

Según él, la situación sigue siendo muy tensa; se han organizado manifestaciones espontáneas en las que los participantes piden la dimisión de las autoridades locales.

Fuentes de seguridad adelantaron la noche de este miércoles que la situación en la ciudad en estos momentos es de tranquilidad, después de que las autoridades provinciales decretaron el toque de queda por tiempo indefinido.

La oleada de sangre y muerte se expandió también al oeste del país, donde al menos 17 personas murieron y otras decenas resultaron heridas por el estallido de dos camiones bomba conducidos por suicidas en la ciudad de Faluya, a unos 50 kilómetros al oeste de Bagdad informaron fuentes policiales.

El atentado fue perpetrado contra una base de las tropas estadounidenses y la policía iraquí, ubicada en el centro de Faluya, precisaron las fuentes, que indican que entre las víctimas mortales figuran 10 policías.

Tras el ataque, las fuerzas norteamericanos e iraquíes impusieron un toque de queda durante tres días y cerraron los principales accesos a la ciudad, revelaron las fuentes.

Según su versión, los atacantes empotraron los dos vehículos contra la entrada principal de la base militar situada en el barrio de Wehda de la ciudad.

Asimismo, aseguraron que entre las víctimas mortales podría haber soldados estadounidenses, sin embargo, el ejército estadounidense todavía no ha emitido ningún comunicado sobre el incidente.

Por otra parte, cinco iraquíes perdieron la vida y otras 25 resultaron heridos en sendos ataques en dos ciudades al sur de Bagdad, ubicadas en el llamado Triángulo de la Muerte, donde son frecuentes los enfrentamientos entre suníes y chiiés, informaron portavoces policiales.

El primero de ellos fue un atentado suicida con coche bomba en Al Mahauil, que dejo cuatro personas muertas y 20 heridas, precisaron las fuentes.

Afirmaron que el ataque fue perpetrado en un mercado popular situado en la zona de Al Imam, en la ciudad de Al Mahauil, situada 70 kilómetros al sur de la capital iraquí.

Mientras que en la ciudad de Mahmudiya, un civil falleció y otros cuatro resultaron heridos por el estallido de tres proyectiles de mortero que impactaron en una estación de autobuses.

Además, un ataque con un coche cargado de explosivos en el barrio bagdadí de Bayaa, dejo dos personas muertas y diez heridas

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha