eldiario.es

Menú

Dos coches salieron de la casa donde se fabricaron las bombas de Londres el 7-J

LONDRES

Un testigo ha descrito cómo vio a un grupo de hombres cargando mochilas en dos coches antes de que se produjeran los atentados suicidas de Londres en 2005.

- PUBLICIDAD -

LONDRES, 13 (Reuters/EP)

Ataque terrorista en Londres 7 de julio de 2005

Ataque terrorista en Londres 7 de julio de 2005

Un testigo ha descrito cómo vio a un grupo de hombres cargando mochilas en dos coches antes de que se produjeran los atentados suicidas de Londres en 2005.

En el tercer día de investigaciones, Sylvia Waugh, que vive a pocos metros de los atacantes, en la llamada 'fábrica de las bombas' en Alexandra Grove, Leeds, relató cómo pensó que los hombres eran traficantes de drogas.

Waugh dijo a la corte que se despertó por voces desde la callepoco después de las 4 de la mañana del 7 de julio de 2005. Uno de ellos la vio y ella se asustó y rápidamente se alejó de la cortina desde la que observaba.

Confesó que había visto a "cinco o seis hombres de origen aparentemente asiático" cargando mochilas, más tarde se conoció que transportaban explosivos caseros, en dos coches.

"Vi a un grupo de asiáticos alrededor de los coches hablar, y luego ... abrieron los maleteros y pusieron las cosas en su interior", dijo. "Eran mochilas, bolsos, pero realmente pensaba que eran drogas", añadió.

Waugh identificó al hombre que la vio como uno de los terroristas, Jermaine Lindsay. Se refirió a él como "el de Jamaica", a causa de su color de piel. Antes, al ser interrogada, había dicho que la persona que la había visto fue el "maestro" como se refirió al líder, Mohammad Sidique Khan.

Uno de los coches, un automóvil blanco, no lo han descubierto por ahora los organismos policiales y de inteligencia. El otro coche, un Nissan Micra azul, se sabe que transportó desde Leeds a tres de los atacantes: el cabecilla Mohammad Sidique Khan, de 30 años, Shehzad Tanweer de 22, y Hasib Hussain, de 18 años.

Más tarde se reunieron con el cuarto cómplice, Jermaine Lindsay, de 19 años, en la estación de tren de Luton, desde donde luego viajaron a Londres para detonar sus bombas en tres trenes repletos del metro y un autobús.

En su testimonio también se describen otros hombres que van y vienen de la casa, incluyendo una persona que identificó como "el egipcio", un hombre calvo que conducía un Mercedes rojo.

Se espera que en los próximos cinco meses se llame a 240 testigos y se tomen alrededor de 200 nuevas declaraciones, en las investigaciones que deben determinar la responsabilidad de las autoridades británicas en la masacre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha