eldiario.es

Menú

Los demócratas vencen en las elecciones legislativas americanas

TRAS DOCE AÑOS DE MANDATO REPUBLICANO

- PUBLICIDAD -

La oposición demócrata celebra exultante este miércoles su triunfo en la Cámara Baja norteamericana, donde recupera el control tras doce años de mandato republicano, y sus avances en el Senado, donde aún está por decidir qué partido será el dominante. "Hoy es una gran victoria para el pueblo americano, que encargó a los demócratas un nuevo rumbo", saludó a sus simpatizantes una sonriente Nancy Pelosi, la líder de los demócratas en la Cámara de Representantes que se dispone a presidir.

Pelosi será la nueva presidenta de esta institución, la primera mujer en ocupar ese cargo, que la pondrá como "número dos" en la línea de sucesión presidencial.

Los demócratas tenían buena razón para sentirse satisfechos. Aunque el recuento continuaba a primeras horas de la mañana (hora de Canarias), en la Cámara de Representantes han arrebatado a los republicanos al menos 19 escaños, cuando necesitaban quitarles un mínimo de quince para hacerse con el control de la Cámara de Representantes, que perdieron en 1994.

Aunque en esa Cámara se renuevan sus 435 escaños, la mayoría de sus titulares gozaba de una cómoda ventaja y sólo una treintena de esos asientos se consideraba verdaderamente en disputa.

Los demócratas también lograron avances en el Senado. Poco después de comenzados los recuentos, se confirmaba que los demócratas lograban vencer en cinco de las nueve carreras consideradas en disputa.

En tres de ellas, en Ohio, Pensilvania y Rhode Island los aspirantes demócratas se impusieron a los senadores republicanos en ejercicio.

Además, el senador demócrata Bob Menéndez renovó su escaño en Nueva Jersey, mientras que en Maryland los demócratas preservaron para su partido el escaño que dejaba vacante Paul Sarbanes, que se jubilaba.

Más avanzada la noche del martes, los republicanos lograron su primera victoria significativa en el Senado, al triunfar en otra de las carreras en disputa, en Tennessee, con su candidato Bob Corker, que venció al demócrata Harold Ford por el escaño que dejaba vacante el hasta ahora líder republicano en esa Cámara, Bill Frist.

Para lograr el control del Senado, los demócratas necesitan sumar los tres escaños que aún permanecen en juego: Montana, Misuri y Virginia.

Hasta la mañana de este miércoles, en Montana el candidato demócrata, Jon Tester, se encontraba por encima del republicano Conrad Burns.

En Misuri, la demócrata Claire McCaskill mantiene una leve ventaja frente al senador en ejercicio, el republicano James Talent, aunque los analistas indican que la situación está aún muy abierta.

La gran incógnita se encuentra en Virginia, donde con el 99,26% escrutado el demócrata James Webb se ha declarado ganador, aunque lidera por menos de 2.000 votos la carrera que le enfrenta a George Allen.

Otros destacados senadores fueron reelegidos sin problemas, como la demócrata Hillary Clinton o Joe Lieberman, ex candidato demócrata a la vicepresidencia que optó por presentarse como independiente tras perder en las primarias de su partido en julio pasado.

Las elecciones legislativas de este martes seleccionaban también 36 gobernadores.

Los demócratas también se apuntaron importantes triunfos, al arrebatar el mando a los republicanos en estados no sólo como Nueva York o Massachusetts, donde se esperaba su victoria, sino también en estados hasta ahora "rojos" -el color republicano-, como Colorado, Ohio o Arkansas.

Ante los malos resultados, los republicanos han optado por mantenerse en un segundo plano y no hacer apenas declaraciones.

La Casa Blanca admitió este miércoles que el presidente George W. Bush se encuentra "decepcionado" por los resultados.

Bush planea ofrecer a las 18.00 GMT una rueda de prensa para pasar revista a las implicaciones de estos resultados, que los analistas interpretan como un voto de castigo del electorado al presidente y a su política en Irak.

En estos comicios se aprobaron también una serie de propuestas estatales, como una en Arizona que convierte el inglés en idioma oficial del estado u otra en Michigan que prohíbe la llamada "acción afirmativa", una discriminación positiva para favorecer el acceso de las minorías a centros de estudio.

Dakota del Sur aprobó también una propuesta que básicamente prohíbe el aborto en el estado.

Aunque los datos sobre participación pueden tardar días en saberse, dado que las elecciones las organiza cada estado por separado, los primeros indicios apuntan a que los votantes acudieron en mayor número que en otras legislativas anteriores, cuando su asistencia rondó el 40%.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha