eldiario.es

Menú

La oposición sigue dividida

EGIPTO / SULEIMAN INICIA UNA RONDA DE CONTACTOS

Estos encuentros pretenden lograr consensuar una fórmula para la celebración de elecciones presidenciales libres y justas.

- PUBLICIDAD -

El vicepresidente egipcio, Omar Suleiman, ha iniciado una ronda de contactos con figuras de la oposición, tanto independientes como encuadradas en partidos políticos, para estudiar las distintas opciones para superar la crisis política en la que se encuentra sumido el país desde el inicio de las protestas masivas en contra del presidente Hosni Mubarak.

La oposición sigue dividida

La oposición sigue dividida

La televisión estatal ha informado de que estos encuentros pretenden lograr consensuar una fórmula para la celebración de elecciones presidenciales libres y justas ciñéndose a la actual constitución.

El comité de sabios que se ha formado esta semana a propuesta de los manifestantes de la plaza Tahrir ha explicitado una proposición por la que Suleiman asumiría de forma interina las competencias del presidente con vistas a organizar los comicios.

Sin embargo, parte de la oposición alega que ello implicaría que las elecciones se celebrarían en las mismas condiciones injustas y defienden la convocatoria de una asamblea constituyente que redacte una nueva constitución que permita unos comicios democráticos.

Tampoco el anuncio de la dimisión de la cúpula del Partino Nacional Democrático (PND) ha satisfecho a la oposición. "Es un intento de lavar la imagen del partido, pero no gestiona el auténtico objetivo de la revolución: acabar con el régimen comenzando por la dimisión del presidente Mubarak", ha explicado un portavoz de los Hermanos Musulmanes, grupo islamista opositor, Mohamed Habib.

Otro miembro de los hermanos musulmanes, Mohamed Morsy, ha indicado que los distintos grupos opositores continuarán negociando para lograr un acuerdo de consenso "hasta que no haya un acuerdo entre los partidos y facciones activas".

Como alternativa a la cesión de poderes al vicepresidente, prevista en la Constitución, los islamistas proponen que el presidente del Tribunal Constitucional Supremo asuma el poder, ya que el Parlamento se encuentra suspendido de sus funciones desde el inicio de la revuelta.

"El presidente del tribunal supremo convocaría elecciones parlamentarias y ese nuevo parlamento podría enmendar los artículos necesarios de la Constitución para que haya unas elecciones presidenciales justas y honestas", dijo Morsy.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha