eldiario.es

Menú

Los representantes de Zelaya y del Gobierno 'de facto' no se reunieron porque querían ver fútbol

TEGUCIGALPA

TEGUCIGALPA, 11 (Reuters/EP) Los representantes del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, acordaron no reunirse este sábado debido a que ninguno quería perderse el encuentro de clasificación para el mundial de fútbol que la selección hondureña disputaba contra Estados Unidos, según informó una fuente cercana a las negociaciones.

- PUBLICIDAD -

TEGUCIGALPA, 11 (Reuters/EP)

Los representantes de Zelaya y del Gobierno 'de facto' no se reunieron porque querían ver fútbol

Los representantes de Zelaya y del Gobierno 'de facto' no se reunieron porque querían ver fútbol

Los representantes del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, acordaron no reunirse este sábado debido a que ninguno quería perderse el encuentro de clasificación para el mundial de fútbol que la selección hondureña disputaba contra Estados Unidos, según informó una fuente cercana a las negociaciones.

"Todos (los negociadores) querían ver el partido. Ojalá Honduras gane, porque eso obviamente daría una inyección de ánimo a todos. En un mejor ambiente, se puede avanzar mejor", indicó la fuente.

Los representantes de ambas partes, en negociaciones auspiciadas por la Organización de Estados Americanos (OEA), coincidieron el viernes en que las conversaciones para tratar de desbloquear la crisis política que atraviesa el país habían avanzado.

Sin embargo, aún no se ha tratado el punto clave de las negociaciones: la restitución en su cargo que exige Zelaya, quien fue sacado a punta de rifle de su casa el 28 de junio y expulsado a Costa Rica.

Los medios de comunicación locales y los ciudadanos hondureños se dieron un respiro hoy para animar a su selección, que de conseguir una victoria daría un paso muy importante para conseguir un billete a Sudáfrica.

"El pueblo está como decaído con la situación política, pero a la hora de ganar su selección, el pueblo toma ese ánimo del fútbol. Es un deporte, pero es nacional la alegría que van a dar después de todas esas tristezas que se han tenido", dijo Maynor Marroquín, un transportista de 49 años.

"Esperamos que estén todos unidos, que esto ayude" a recomponer la situación política, dijo la comerciante Albaluz de Avelar, de 60 años, vestida con la camiseta de la selección.

Los dos principales contendientes políticos hicieron sus propios pronósticos antes del partido. Tanto Zelaya como Roberto Micheletti apostaron por una victoria de su selección frente a la norteamericana. El presidente depuesto auguró un 2-1, mientras que el gobernante 'de facto' pronosticó una victoria por la mínima (1-0).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha