eldiario.es

Menú

El secuestrado que sobrevivió a la matanza de las FARC: su fin "está muy cerca"

BOGOTÁ

El policía Luis Alberto Erazo, el único secuestrado que sobrevivió a la matanza perpetrada el fin de semana por la guerrilla, ha asegurado este lunes que el fin de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "está muy cerca", pues percibió que el grupo armado está debilitado.

- PUBLICIDAD -

BOGOTÁ, 28 (EUROPA PRESS)

Ramón Jáuregui

Ramón Jáuregui

El policía Luis Alberto Erazo, el único secuestrado que sobrevivió a la matanza perpetrada el fin de semana por la guerrilla, ha asegurado este lunes que el fin de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "está muy cerca", pues percibió que el grupo armado está debilitado.

Erazo --quien estuvo doce años en cautiverio-- pudo sobrevivir el pasado sábado porque desobedeció las instrucciones de las FARC de adentrarse en la selva en caso de algún tiroteo. Cuatro de sus compañeros uniformados siguieron la orden y fueron "asesinados" por los rebeldes, ha denunciado.

"El fin de las FARC está muy cerca", ha aseverado el policía, al referirse a la muerte de alias Alfonso Cano, jefe máximo de las FARC abatido a comienzos de mes en un operativo del Ejército.

Según Erazo, la guerrilla ya tenía el reemplazo de Cano porque los rebeldes aseguraban que "a rey muerto, rey puesto", sin embargo, ha aclarado que no escuchó hablar en ningún momento de Rodrigo Londoño Echeverri, alias 'Timochenko', recién designado líder de las FARC.

De acuerdo a su experiencia en los años de cautiverio, el oficial cree que ese grupo armado se está debilitando y tiene sus días contados, como consecuencia del desánimo de sus integrantes y por los intensos operativos que mantiene el Ejército.

"A 'Timochenko', donde esté, allá le va a caer la fuerza pública. La fuerza pública llega hasta los infiernos", ha alertado en un mensaje enviado a las FARC durante una entrevista a la emisora local Caracol Radio.

LA FUGA

Erazo estaba con un grupo de cuatro secuestrados el sábado por la mañana en un pequeño campamento de las FARC en el departamento de Caquetá (sur). Días antes, un rebelde les había ordenado adentrarse en la selva en caso de que los militares les atacaran para protegerlos y garantizarles el regreso a sus casas. "Pero a mí se me olvidó la consigna", ha confesado.

El sargento de la Policía escuchó el tiroteo cuando se encontraba en su caleta poco después de desayunar. "Escuché los primeros disparos, uno, dos, tres, se vinieron en ráfaga miles de disparos, en una de esas sentí que uno me dio en la cara y otro en el cuello", ha comentado.

"Arranqué a correr y me caí, y comencé a subir, pero dos guerrilleros iban detrás de mí, disparándome, pero les perdí en la selva", ha relatado. Erazo calcula que estuvo unas ocho horas escondido en la selva buscando el río Caquetá hasta que vio a un soldado al que pidió ayuda.

Aunque no se enteró de la muerte de sus compañeros hasta que habló con una trabajadora social en Bogotá, el policía ha asegurado los guerrilleros "los mataron a mansalva".

"Se me arrugó el corazón me dieron ganas de llorar, primero, de ver en el helicóptero esa selva, y pensar que mis compañeros se quedaban retenidos, y luego, supe que los habían matado", ha expresado en declaraciones a la emisora RCN.

Las primeras versiones apuntan a que los subversivos, al verse acorralados por el Ejército, decidieron ejecutar al cabo Libio Martínez, el teniente Elkin Hernández Rivas, el coronel Édgar Yesid Duarte Valero y el intendente Álvaro Moreno.

"Nosotros pensábamos que nos iban a liberar, ya que no teníamos ningún valor político para las FARC", ha lamentado Erazo, quien se encuentra ingresado en el Hospital General de la Policía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha