eldiario.es

Menú

Aprobada la Ley de la Memoria con los votos en contra de PP y ERC

HABRÁ SÍMBOLOS FRANQUISTAS EN LAS IGLESIAS POR RAZONES ''ARTÍSTICO-RELIGIOSAS''

- PUBLICIDAD -

El Congreso aprobó este miércoles, con la oposición de PP y ERC, la Ley de Memoria Histórica que, según una modificación acordada a última hora, permitirá a la Iglesia invocar razones "artístico-religiosas" para no tener que retirar de sus edificios símbolos conmemorativos de la Guerra Civil o la Dictadura.

Este cambio en la norma se plasmó a través de una enmienda transaccional, pactada por PSOE y CiU y firmada por PNV y CC, que establece que la retirada de escudos, insignias y placas conmemorativas del franquismo "no será de aplicación cuando las menciones sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados, o cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas, o artístico-religiosas protegidas por la ley".

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, fue la encargada de abrir el debate con una intervención en la que ha asegurado que en la ley no hay ni una sola línea que no pueda ser respaldada por cualquier demócrata, porque todos sus artículos responden a principios que "todos podemos compartir".

La esencia de la norma es, según la vicepresidenta, el reconocimiento y ampliación de derechos de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura y la recuperación individual de su memoria personal y familiar.

El resultado de la tramitación parlamentaria de la ley, dijo De la Vega, es una norma que deja la historia a los historiadores y a los jueces lo que es de los jueces, al tiempo que reconoce a cada persona el derecho a "reconstruir la propia biografía".

La vicepresidenta ha negado, como se ha dicho -recordó-, que la ley suponga violentar el espíritu de concordia de los españoles, que reabra viejas heridas o que sea una norma innecesaria.

"Nada más lejos de la realidad", ha enfatizado De la Vega, quien repasó para argumentar su afirmación algunos de los aspectos más destacados de la ley, como el rechazo a toda forma de violencia y persecución basada en la intolerancia o la ilegitimidad de los tribunales y condenas del franquismo.

La vicepresidenta también envió un mensaje a quienes "han lanzado sombras" sobre la ley y les ha dicho que en política "la verdad, como la luz, siempre acaba abriéndose paso".

Críticas

A la ley se opusieron ERC y PP, cuyo portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana, resumió así sus razones: porque "rompe la herencia con la que se construyó la transición", porque es "innecesaria" y "perjudicial para la convivencia nacional" y porque cualquier debate en torno a la ley resulta "ajeno" a "las inquietudes de los españoles".

Denunció también el "juego" que a su juicio el Gobierno y el PSOE han mantenido durante la tramitación de la norma, que han antepuesto incluso a la reparación de las víctimas y que básicamente consistía, ha precisado, en "presentar como franquistas a todos los que se oponían a la ley".

Por su parte, el portavoz de ERC, Joan Tardá, dejó clara su oposición al texto al considerar que con el mismo el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, "ha condenado a una segunda muerte a las víctimas del franquismo".

El portavoz del grupo catalán, Josep Antoni Duran i Lleida, aseguró que la gran aportación de la norma es que "por primera vez se reconoce que hubo una tercera España, especialmente en Cataluña, donde hubo mucha gente que murió que no era ni de los unos ni de los otros" y que ahora son reconocidos.

Desde el PNV, su diputado Aitor Esteban expresó el respaldo de su grupo a la ley, a pesar de que no aceptan que sigan sin devolverse al Gobierno vasco los documentos incautados durante la Guerra Civil y permanecen en el Archivo de Salamanca.

También el portavoz de IU-ICV en el Congreso, Joan Herrera, apoyó la norma, especialmente en aspectos como la condena del franquismo, las políticas públicas encaminadas a la recuperación de la memoria histórica y la inclusión de una "puerta abierta" a la declaración de nulidad de los juicios.

En el turno del Grupo Mixto, intervino Francisco Rodríguez, del BNG, para quien la ley "da un paso al frente muy importante" a pesar de sus "muchas limitaciones", a las que también se refirieron la portavoz de Na-Bai, Uxue Barkos, y la representante de Eusko Alkartasuna, Begoña Lasagabaster.

Por último, el diputado del PSOE José Andrés Torres Mora se referió a las palabras de Eduardo Zaplana al indicar que el PP, al igual que ERC, "no quiere llegar a un acuerdo" que introduce "claras mejoras en la reparación de las víctimas".

El presidente del Gobierno no ha participado en la votación de esta norma, que se produjo después de su comparecencia en el Palacio de la Moncloa y antes de informar en el pleno del Congreso sobre la crisis ferroviaria en Cataluña.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha