eldiario.es

Menú

Arenas: "Se acabó el dóberman, quien privatiza y recorta es el PSOE"

MADRID

"Quien lleva la iniciativa política en Andalucía es el PP frente a un Gobierno que no ve, que no escucha y que no dialoga"

- PUBLICIDAD -

"Quien lleva la iniciativa política en Andalucía es el PP frente a un Gobierno que no ve, que no escucha y que no dialoga"

Javier Arenas

Javier Arenas

SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP-A, Javier Arenas, ha afirmado que "se acabó el dóberman, quien privatiza y recorta es el PSOE", apuntando así a la pérdida de credibilidad de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y José Antonio Griñán, una pérdida marcada porque, según el popular, "el dóberman renovado del PSOE, que venía a decir: Cuando el PP gobierne, privatizaciones y recortes sociales" se ha acabado, puesto que en la situación actual el electorado se pregunta "qué miedo me traslada usted --en referencia a Griñán--, cuando es usted quien plantea las privatizaciones y los recortes".

De esta manera, en una entrevista en el Diario de Sevilla, recogida por Europa Press, el popular ha asegurado que "sin elecciones, no volverá la confianza" porque "lo peor que han hecho es engañar sobre la crisis". En este punto, señala como clave en la pérdida de esa credibilidad la aprobación del decreto del 12 de mayo "porque Zapatero y Griñán habían prometido que jamás harían recortes sociales, y el electorado se encuentra con una reducción de sueldos de los funcionarios, con una reducción real de las pensiones por ahorrar 1.400 millones de euros cuando el PSOE había eliminado antes el impuesto de patrimonio que daba 1.800 millones". Esto es para Arenas "la gran quiebra" que el Gobierno remató cuando anunció la privatización de la Lotería, de los aeropuertos y la eliminación de la última prestación por desempleo --los 426 euros--.

"Los ciudadanos deben comprobar que los gobernantes se aprietan el cinturón dos agujeros más que las familias, las pymes y los autónomos" asegura Arenas como medida para recuperar la confianza de los ciudadanos, al tiempo que ha recordado que "el margen de ahorro en la Junta todavía es extraordinario".

En este punto, garantiza que si convierte en presidente de la Junta de Andalucía "ahorraremos en todo menos en servicios sociales, sanidad y educación", mientras sólo en educación aceptará endeudamiento. Asimismo, pondrá en marcha una agencia para evaluar la Ley de Dependencia. "Ahora, en los demás capítulos, el margen de ahorro es extraordinario", para el dirigente popular sobran el 50 por ciento de la dirección de la administración periférica de la Junta, el 50 por ciento de los cargos de la Junta, considera que se puede reducir en asesores y ve excesivo que haya unos 38.000 teléfonos móviles. "El sector público en Andalucía nos cuesta cerca de un billón de pesetas, cerca de 6.000 millones de euros", lamenta.

Del mismo modo, en cuanto a las empresas públicas, ha asegurado que encargará auditorías "una por una" ya que "están cargadas de directivos" y para "racionalizar el sector público, porque nadie sabe cuántos empleados hay en ese sector". "Hay que reducir las subvenciones a partidos, sindicatos y organizaciones de empresarios; también la representación en el exterior de la Junta. Usted me puede decir que esto es el chocolate del loro, pero el loro está gordísimo en Andalucía".

Con los 1.000 euros que supondría la puesta en marcha de estas medidas, Arenas prevé "comenzar a tirar de la inversión pública", augurando que ofrecerá una rueda de prensa al mes de ser presidente, "sin afán revanchista, sin rencor ni resentimiento, y ahí informaré a los andaluces de la situación económica que he recibido del Gobierno anterior".

En otro orden de cosas, y en relación al sector público en Andalucía, el presidente del PP-A ha aseverado que, a su juicio, "se ha convertido en un ejemplo de malas prácticas: sin control, con gasto excesivo y con encomiendas de gestión que son ilegales". "Sin encomendarse a nadie, en el mes de julio, y para que no se entere nadie en agosto, el Gobierno de la Junta saca un decreto y se lía la mundial --el decreto-ley de reordenación del sector público andaluz--. Los funcionarios se ven agredidos en sus derechos y ven que se rompe la igualdad en el acceso a la función pública. No creo que haya 20.000 enchufados como sinónimo de incapaces, pero sí digo que hay gente que accede al sector público sin respetar las normas de acceso. Y creo que el decreto obedece a un intento de blindar ese sector público, eso sí lo creo".

Igualmente, ha asegurado que el diálogo con el presidente de la CEA, Santiago Herrero, y los dirigentes de UGT y CCOO, Manuel Pastrana y Francisco Carbonero, respectivamente, es constante y que ven al PP-A "como el partido de alternativa, hablamos ya más de cosas de futuro que de presente".

ELECCIONES AUTONÓMICAS

En cuanto a las próximas autonómicas, Arenas se ha mostrado convencido de la victoria en la Junta de su partido por tres razones: "porque pesan mucho los 30 años de socialismo en Andalucía y el cambio fallido de liderazgo en el PSOE y en la Junta; porque la gente considera que el PSOE le ha engañado sobre la crisis; y porque hemos conseguido ilusionar con un proyecto alternativo al que dedico el cien por cien de mis esfuerzos".

El relevo en la presidencia de la Junta de Manuel Chaves por José Antonio Griñán ha sido para Arenas "un perfecto fracaso porque se pretendía era un liderazgo nuevo e innovador, y esto era imposible con un dirigente de la misma generación que Chaves". Por eso, "hoy quien lleva la iniciativa política en Andalucía es el PP frente a un Gobierno que no ve, que no escucha y que no dialoga. Si el PSOE tiene una estrategia, si la hay, brilla por su ausencia".

Preguntado por las encuestas de intención de voto en le entrevista recogida por Europa Press, que dan un 46 por ciento de votos al PP-A, "hay un olfato de fin de ciclo sin ninguna duda. Se ha perdido el miedo al cambio y hay miles de valiente que están dispuestos a participar de ello. Capto, y esto no lo había captado antes, que hay militancia en torno al cambio, y mucha de ella no coincide al cien por cien con el PP y, si me aprieta, ni al 80 por ciento".

"Tengo dos impresiones. La primera, que Griñán no ha tratado bien a muchos dirigentes de su partido, y eso, aunque no se diga públicamente, es la comidilla de las conversaciones privadas. Y es que el principal enemigo de Griñán es él mismo. Vive ensimismado, no he visto a nadie que dialogue más consigo mismo y tan poco con los demás, y creo que su forma de ser no le permite analizar que sea el primer socialista que pierda las elecciones en Andalucía. Eso es lo que va a suceder", ha criticado.

CHAVES, MAL PRESIDENTE Y BUEN POLÍTICO

En lo que respecta al ex presidente de la Junta, Manuel Chaves, Arenas afirma que lo valora como dirigente político, si bien cree que ha sido "un mal presidente, pero no le puedo poner en duda sus éxitos electorales, era una persona que, en el día a día, demostraba mucha fortaleza en el debate, aunque se equivocase en sus expresiones y lo subestimasen".

Aunque, esta relación, que considera el popular "cordial en muchos momentos, se ha deteriorado al pedir el PP información sobre las subvenciones que ha recibido una empresa (Matsa) donde trabajaba un familiar suyo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha