eldiario.es

Menú

Decenas de miles de personas en la marcha del PP por el 'caso De Juana'

MENOS DE 350.000 PERSONAS SEGÚN LA DELEGACIÓN Y MÁS DE 2.000.0000 SEGÚN LA COMUNIDAD DE MADRID

- PUBLICIDAD -

El PP reunió este sábado en el centro de Madrid a cientos de miles de personas en una manifestación convocada contra la concesión de la prisión atenuada al etarra De Juana Chaos, pero que derivó en un acto en "defensa de la nación española" y con continuas peticiones de dimisión del presidente del Gobierno.

La marcha, una de las más multitudinarias de los últimos años en la capital, congregó a 2.125.000 personas, según la Comunidad de Madrid, mientras que la Delegación del Gobierno en la capital cifró la asistencia en 342.655 personas.

La manifestación estuvo protagonizada por la presencia de banderas españolas, así como por referencias a España, tanto en los gritos de los manifestantes, como en el discurso del líder del PP, Mariano Rajoy, o en las declaraciones del resto de los dirigentes del partido.

De hecho, dos horas y media después de su inicio, la manifestación concluyó con los acordes del himno nacional precedidos por la invitación de Rajoy a los asistentes para que corearan con él los gritos de Viva la libertad y Viva España.

Aunque en las últimas convocatorias contra la decisión del Gobierno respecto a la situación penitenciaria de De Juana Chaos se pudo apreciar la presencia de símbolos preconstitucionales y de algunos miembros de la extrema derecha, en esta ocasión éstos no estuvieron presentes y la marcha se desarrolló sin incidentes.

Los llamamientos de los dirigentes del PP a la responsabilidad y la serenidad fueron constantes en sus declaraciones, así como la satisfacción por el civismo con el que ésta se desarrolló.

Esto fue destacado por Rajoy en su intervención, en la que resumió la sucesión de reproches lanzados contra José Luis Rodríguez Zapatero a lo largo de la marcha, y consideró que el Gobierno ha claudicado ante ETA y que la decisión sobre De Juana es "un peaje" pagado a la banda terrorista para intentar alcanzar una "paz engañosa".

Ante esa cesión, el líder del PP convocó solemnemente a defender la nación española y a recuperar "la España que no se rendía ante los terroristas".

Pidió al Gobierno que rectifique su política antiterrorista y se ofreció como alternativa para "hacer Justicia".

''Falta de gallardía''

"Falta de gallardía", "humillación" e "indignidad" fueron algunos de los comportamientos que Mariano Rajoy reprochó al Gobierno, al que acusó también de "retorcer las normas" y "trampear los procedimientos" para dar satisfacción a un "terrorista insaciable".

Rajoy dedicó un apartado de su intervención a la memoria de las víctimas del terrorismo, muchas de ellas, como José Antonio Ortega Lara, presentes en la marcha.

Un vídeo en homenaje a este colectivo precedió las palabras del líder del PP, en el que numerosas personas dieron las gracias a las víctimas por no rendirse, por pedir justicia y no venganza, por su coraje y valor, y por no aceptar el chantaje de los terroristas.

Rajoy estuvo acompañado por la cúpula del partido, entre ellos el presidente de honor, José María Aznar, así como por el ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo y por todos los líderes regionales del PP y los alcaldes de las capitales de provincia donde gobierna.

Además, cargos públicos de este partido en el País Vasco se situaron en la cabecera de la manifestación, junto al presidente del PP, portando la pancarta en la que se leía el lema de la marcha: "España por la libertad, no más cesiones a ETA".

La mayoría de los manifestantes lucía un lazo azul, símbolo en favor de la libertad recuperado por el PP para esta manifestación y que aparecía también en otra gran pancarta portada por representantes de Nuevas Generaciones y que precedía a la cabecera oficial.

Representantes de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) tras una pancarta con su propio lema -"Rendición, en mi nombre no"- ocuparon también un lugar destacado en la manifestación, que se sumó a las que, con el mismo objetivo, ha venido protagonizando este colectivo en los últimos años.

También el Foro de Ermua, la Confederación Española de Policía y algunas organizaciones de inmigrantes se sumaron a la protesta contra la política antiterrorista del Gobierno.

En nombre del Ejecutivo, el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, dijo que lo debe desprenderse de la manifestación es "la necesidad de recuperar los valores característicos de la democracia", al tiempo que consideró que la asistencia a la marcha no respondió a las expectativas que tenía el PP.

Esta fue una apreciación expresada también por el portavoz del grupo socialista del Congreso, Diego López Garrido, quien pidió al PP que salga "de ese callejón sin salida de manifestaciones absurdas contra el Gobierno" y vuelva a las instituciones democráticas para acabar, entre todos, con la "lacra terrorista".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha