eldiario.es

Menú

La Fiscalía ordenará un examen más preciso para saber la edad del pirata, que permanecerá en un centro cerrado

MADRID

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá la realización de un examen médico más preciso para determinar con seguridad la edad del presunto pirata 'Abdu Willy', uno de los somalíes detenidos en relación con el secuestro del pesquero español 'Alakrana', que permanecerá mientras tanto en un centro de internamiento cerrado, informaron fuentes fiscales.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Piratas somalíes detenidos en el Índico

Piratas somalíes detenidos en el Índico

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá la realización de un examen médico más preciso para determinar con seguridad la edad del presunto pirata 'Abdu Willy', uno de los somalíes detenidos en relación con el secuestro del pesquero español 'Alakrana', que permanecerá mientras tanto en un centro de internamiento cerrado, informaron fuentes fiscales.

El joven --que pasó la noche en un centro de protección de menores después de que el juez central número 1 de la Audiencia, Santiago Pedraz, ordenara su puesta en libertad ante las dudas sobre su edad-- será trasladado a las 13.00 horas de hoy al Juzgado Central de Menores, donde el fiscal Ignacio Gordillo le tomará declaración. Mañana el juez central de menores de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, ratificará las decisiones que se tomen sobre su futuro.

Así, el fiscal de la Audiencia Nacional ha decidido no recurrir la decisión del juez Pedraz, que decretó ayer la inmediata puesta en libertad del somalí tras constatar que diversos análisis médicos que se le realizaron establecían una "edad mínima de 17 años", por lo que podría ser menor de edad. Sin embargo, el Ministerio Fiscal ha ordenado un nuevo examen médico, una ortopantomografía, con el objetivo de establecer de manera más precisa la edad exacta del joven.

Con todo, finalmente la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha resuelto el conflicto abierto sobre cuál era la institución que debía hacerse cargo del presunto pirata asumiendo su competencia. Mientras el juez Pedraz consideraba que la "protección de sus derechos y de su integridad" correspondía a la Fiscalía de Menores de Madrid, ya que la Audiencia Nacional sólo sería competente para juzgar a menores en caso de delitos relacionados con terrorismo, fuentes de la Fiscalía de Madrid señalaron que el caso no les compete por no haber delitos atribuidos a 'Abdu Willy' bajo su jurisdicción.

En un escrito dirigido al juez central de menores de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, explica que el alto tribunal ha decidido hacerse cargo del presunto pirata, al entender que todos los delitos "legalmente atribuidos a la jurisdicción de la Audiencia Nacional" son de su competencia, también en el caso de menores, ya que su jurisdicción responde a "criterios de extraterritorialidad".

Así, en este caso, considera "razonable entender" que la competencia del Juzgado Central de Menores y de la Fiscalía "se extiende no sólo a los menores acusados de delitos de terrorismo", a pesar de que éste sea el único que se cite "expresamente" en la ley. De esta manera, estima que le corresponden también el resto de delitos atribuidos a la Audiencia Nacional "que no han sido expresamente excluidos por la legislación penal del menor" y "particularmente cuando han sido cometidos en el extranjero".

Además, en el escrito, Zaragoza insiste que "la propia dinámica de los hechos criminales investigados" y la naturaleza de los delitos que se le imputan, es decir, el empleo de armas y la pertenencia de los imputados a un grupo criminal que podría considerarse con finalidad terrorista, termina despejando "cualquier duda sobre la competencia" del enjuiciamiento del presunto menor.

'Abdu Willy' permaneció internado en la prisión de Alcalá Meco hasta anoche y desde el pasado 13 de octubre por orden del juez Baltasar Garzón, que sustituía la semana pasada a Pedraz y que acusó al somalí de asociación ilícita, 36 delitos de detención ilegal y otro de robo con violencia y uso de armas. Anoche fue internado en un centro de protección de menores y ahora será trasladado nuevamente a un centro de internamiento cerrado.

El mismo día de su ingreso en prisión, Garzón acordó el traslado del presunto pirata al Hospital de la Paz, donde tras realizarle una oseometría de la muñeca se estableció que tenía 19 años, si bien el magistrado ordenó la realización de análisis más exhaustivos.

En el auto dictado ayer por Pedraz, el magistrado explicó que 'Abdu Willy' había sido examinado por tres médicos adscritos a la Audiencia Nacional, quienes, tras valorar los informes radiológicos realizados en La Paz en su muñeca, clavícula, dientes y órganos sexuales, le atribuyeron una edad mínima de 17 años, careciendo de datos que permitieran indicar con total certeza que el joven haya alcanzado la mayoría de edad.

Tras recibir el informe médico, Pedraz concluyó que respecto a la responsabilidad penal que puedan generar los actos del presunto pirata "le son de aplicación unas normas penales específicas distintas de las aplicables al resto de los ciudadanos", por lo que acordó su puesta en libertad".

En el auto dictado para el ingreso en prisión de 'Abdu Willy' y de su compañero Raageesey ('Machote' según la traductora presente en la declaración), Garzón señalaba que ambos forman parte de un grupo constituido hace más de 20 años llamado Burcad Badeed ('Los que roban en el mar'), a cuyo frente se encuentra un jefe conocido como Ilyas, un segundo en el mando llamado Cabdulkahadir y diez miembros más, procedentes de la localidad somalí de Marka.

El más joven de ellos 'Abdu Willy', declaró ante el juez de la Audiencia Nacional que él y su compañero estaban pescando cuando los verdaderos piratas llegaron en lanchas y les obligaron a acercarse al atunero vasco.

'Abdu Willy' relató que los piratas les obligaron a arribar al Alakrana y dos días después les dejaron marchar. En cuanto a los seis teléfonos móviles y el dinero que los militares de la fragata Canarias hallaron en su esquife, el detenido dice que constituyeron una compensación que les dieron los piratas por haberles utilizado para el secuestro. Garzón considera, sin embargo, que se les pagó 2.500 dólares por participar en el secuestro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha