eldiario.es

Menú

Gibraltar constata un drástico aumento de "incursiones" de la Guardia Civil

MADRID

Gibraltar constata un drástico aumento de las "incursiones" de la Guardia Civil dentro de las tres millas náuticas que reivindica como aguas de soberanía británica desde el año 2010, según estadísticas facilitadas por el Ejecutivo gibraltareño al Parlamento.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Consejero delegado de BBVA, Ángel Cano

Consejero delegado de BBVA, Ángel Cano

Gibraltar constata un drástico aumento de las "incursiones" de la Guardia Civil dentro de las tres millas náuticas que reivindica como aguas de soberanía británica desde el año 2010, según estadísticas facilitadas por el Ejecutivo gibraltareño al Parlamento.

Reino Unido y Gibraltar permiten navegar a los barcos españoles en las aguas que rodean el Peñón y que reclaman como propias siempre y cuando no hagan paradas largas ni traten de ejercer su jurisdicción en ellas. En caso contrario, ven como "incursiones" esas entradas en lo que consideran su mar territorial.

Si entre 2002 y 2008 el número de incursiones por parte de la Guardia Civil en esas aguas fue de 33, en 2009 no se contabilizó ninguna, según los datos del Gobierno de Fabian Picardo, y que publica hoy el diario local 'The Gibraltar Chronicle'.

No obstante, ya en 2009 se produjeron algunos enfrentamientos entre la Guardia Civil y Gibraltar, como el que en diciembre protagonizaron cuatro agentes de la Benemérita que, persiguiendo a una lancha de presuntos narcotraficantes, llegaron hasta el puerto del Peñón, donde fueron detenidos.

En 2010, el Gobierno gibraltareño tiene registradas unas 82 incursiones, que ascendieron a 280 en 2011, mientras que este año, hasta el 15 de junio, ya se habían producido 161.

La disputa por la soberanía de las aguas está detrás del último enfrentamiento entre el Gobierno de Gibraltar y España que afecta directamente a 300 familias de pescadores de la Bahía de Algeciras.

En marzo pasado, el Ejecutivo de Fabian Picardo rompió unilateralmente un acuerdo de 1999 que permitía a los pescadores gaditanos pescar sin restricciones en las aguas que rodean el Peñón, siempre y cuando no se acercaran a menos de 225 metros de la costa.

Bajo el argumento de querer preservar la fauna marina en esa zona, Picardo quiere imponer a los pescadores el cumplimiento de una ley de 1991 sobre protección medioambiental. Los pescadores, apoyados por el Gobierno, se resisten a aceptar que Gibraltar limite su medio de subsistencia en unas aguas que España considera propias, pues nunca las cedió al Reino Unido.

Desde que Gibraltar rompió el acuerdo de 1999, la Policía de Gibraltar, en ocasiones apoyada por la Royal Navy, hostiga a los pescadores que salen a faenar en las aguas en disputa.

Antes del conflicto con los pescadores, el reconocimiento por parte de la Comisión Europea a España a finales de 2008 de que tiene competencias para preservar un hábitat natural en aguas que rodean a Gibraltar y que engloba a su vez un entorno adjudicado previamente a Londres elevó por vez la disputa por las aguas a los tribunales europeos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha