eldiario.es

Menú

Gobierno habría pagado entre dos y tres millones para rescatar el 'Alakrana'

MADRID

Según el representante legal del buque, la negociación la llevó a cabo un personaje que se hacía llamar 'Pepe'

- PUBLICIDAD -

Según el representante legal del buque, la negociación la llevó a cabo un personaje que se hacía llamar 'Pepe'

Secuestro del buque Alakrana

Secuestro del buque Alakrana

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El Gobierno español habría utilizado entre dos y tres millones procedentes de los fondos reservados del Estado para pagar el rescate de los marineros del atunero vasco 'Alakrana', secuestrado por piratas somalíes en aguas del océano Índico el 2 de octubre de 2009, informa en un reportaje la revista Interviú.

Según dicha publicación, que ha accedido al sumario del caso, la última cantidad solicitada por los secuestradores, y tras la que fueron liberados los tripulantes del 'Alakrana', oscilaría entre esas cifras, a pesar de que la primera petición exigida por los piratas fue de 10 millones de euros, tal como se recoge en la declaración del representante legal del buque, Kepa Echevarría, ante el juez instructor del caso.

En esa declaración, Echevarría también afirma que el encargado de intermediar en la negociación con los secuestradores fue un personaje anónimo que dijo llamarse Pepe y pertenecer a un grupo conocido como 'Los Misteriosos'. Esta persona habría sido por tanto el baluarte de la resolución del secuestro.

Hasta ahora, es la persona que había sido señalada como clave a la hora de desbloquear la negociación y facilitar el rescate de los marineros era el embajador español en Kenia, hasta el punto de que a la sede de la embajada en Nairobi llegó un pago de medio millón de euros procedente de un consorcio de armadores vascos "en concepto de gastos de gestión".

CONTACTOS TELEFÓNICOS

Tras haber tenido unos primeros contactos telefónicos con 'Yama', supuesto líder de los secuestradores, el representante legal del armador afirma que recibió en la embajada española en Kenia la visita de 'Pepe', que le aconsejó no volver a España y quedarse en Kenia. Según Echevarría, a partir de ese momento 'Pepe' se hizo cargo de la negociación con los piratas.

A pesar de tener contacto dinero con 'Pepe', y de que las negociaciones se llevaron a cabo con su propio teléfono, Echevarría asegura que no supo nada acerca de este personaje durante los más 40 días que duró el secuestro. "Nunca supe si estaba casado, si tenía hijos, si era de Madrid. Hablábamos de cosas sin sentido, de fútbol". Además, Echevarría señala en el sumario que recoge la citada revista que 'Pepe' siempre le tranquilizaba porque "no iban a matar a nadie".

Tampoco después de la liberación pudo Echevarría descubrir nada sobre el montante final del acuerdo ni sobre la identidad real del intermediador. "No me dijo nada de la cantidad pagada ni por qué se había liberado el barco. Le pregunté tres veces si era del CNI y él siempre me decía que era de 'Los Misteriosos'. Era como una tumba', afirma el responsable del 'Alakrana'.

En ese sentido, se desconoce cuál fue la cantidad exacta que se pagó finalmente en el rescate, así como los canales empleados para hacer la entrega del dinero, ya que la empresa propietaria del buque, 'Echebastar Fleet, no realizó ningún pago, tal como informó al juez la Comisaría General de Policía Judicial. Ese dato lo corrobora también Kepa Echevarría en su declaración: "La empresa no ha pagado ningún rescate. No sabe si se ha pagado, y si lo ha hecho alguien, no sabe quien ha pagado".

PROBLEMAS CON EL SEGURO

En su declaración ante el juez, Kepa Echevarría asegura que nadie le había reclamado dinero por el rescate y que el seguro le pagaría los daños, aunque no sabe cuál va a ser la cantidad a percibir. Según Interviú, el desembolso realizado por las aseguradoras del atunero (Axa, Genrali y Allianz) habría sido de 600.000 euros hasta el momento, dinero cubierto por el llamado 'seguro de casco'.

El problema surge porque ese seguro sólo cubre los posibles daños infligidos al barco, pero no contempla lo que le pueda ocurrir a los tripulantes en caso de incidente de piratería, algo que sólo puede asegurar una póliza de cobertura de guerra y huelgas, de la que carece la empresa propietaria del armador.

Según fuentes del servicio de inteligencia consultadas por la publicación, en estos casos, "lo primero es pagar para salvar la vida a los tripulantes, y el Gobierno es quien más rápido paga. Luego son los seguros quienes deben reponer ese dinero al empresario, que salda su deuda con el Gobierno".

Según la información de este reportaje, el Ejecutivo ya habría solicitado a 'Echebastar Fleet', empresa dueña del buque, la devolución del dinero pagado por el rescate, pero las empresas aseguradoras con las que el 'Alakrana' tenía suscrita una póliza no tienen intención de pagar porque "ni siquiera se les dio la oportunidad de que los negociadores de las compañías se hiciesen cargo de las gestiones con los piratas", afirma el especialista en crisis de una multinacional.

CONVERSACIONES ENTRE LOS PIRATAS

Por otro lado, Interviú revela también algunas de las conversaciones que mantuvieron con los secuestradores, desde la cárcel de Soto del Real, los dos piratas somalíes detenidos. Así, en la primera de ellas, el 3 de noviembre de 2009, el considerado por la policía como jefe de los seceustradores, 'Ilyas', preguntó al detenido Raageggesay Hassan Haji si le estaban amenazando en la cárcel.

Días después, el más joven de los detenidos, Abdu Willy, habló con su padre, al que tranquilizó diciendo que "aquí en la cárcel hay prosperidad y abundancia", y al que exhortó que se asegure de que los piratas le dan la parte del dinero que le corresponde. También Raageggesay habló con su padre, en este caso el 6 de noviembre, en una conversación en la que le advierte de que no debían liberar a los tripulantes del pesquero hasta que ellos no sean llevados a Kenia.

El 8 de noviembre, el propio Raageggesay habló con 'Ilyas', en unos momentos en los que el otro detenido, Abdu Willy, estaba enfermo y fue trasladado al hospital. En esa charla, Raageggesay confesó al líder de los secuestradores que había amenazado con ordenar la decapitación de los tripulantes del 'Alakrana' si no aplican un tratamiento "al chico".

El 12 de noviembre, en una conversación entre ambos piratas detenidos, Abdu Willy se quejó de lo mal que le estaban tratando, y refiriéndose a unas imágenes de los familiares de los marineros, comentó: "Déjales que lloren, son unos hijos de puta".

El 16 de noviembre, previo a la liberación del buque, el líder de los secuestradores, 'Ilyas', llamó a los dos detenidos para informarles de que serían trasladados a Kenia el mes siguiente y de que les reducirían la pena, y aprovechó para hacerles la misma pregunta: "¿A quién quieres que le deje el dinero? ¿Lo guardo yo o se lo doy a tus padres?", ante la cual ambos respondieron que se lo entregara a sus padres.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha