eldiario.es

Menú

Ibarra señala que Zapatero lo tiene "muy difícil" con la crisis

MÉRIDA

El ex presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, señaló este lunes que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "lo tiene muy difícil" y "complicado" con la crisis, porque "cualquier cosa que haga va a tener un coste".

- PUBLICIDAD -

MÉRIDA, 21 (EUROPA PRESS)

Ibarra señala que Zapatero lo tiene "muy difícil" con la crisis

Ibarra señala que Zapatero lo tiene "muy difícil" con la crisis

El ex presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, señaló este lunes que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "lo tiene muy difícil" y "complicado" con la crisis, porque "cualquier cosa que haga va a tener un coste".

"Esto es como cuando uno despide a un trabajador de su empresa y se lo digas como se lo digas al final nunca lo va a entender", apostilló Ibarra durante una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press.

No obstante, el ex dirigente socialista extremeño y miembro del Comité Federal del PSOE se mostró a favor de una subida de los impuestos. "Todo aquel --explicó-- que ha tenido experiencia de gobierno sabe que cuando hay excedentes el gobernante baja los impuestos y cuando hay escasez el gobernante no tiene más remedio que subir los impuestos".

Por tal motivo Ibarra consideró, en contestación a una pregunta, que Mariano Rajoy es hoy "menos" alternativa de Gobierno que hace un año, tras el Congreso de Valencia, puesto que el líder del PP aboga por bajar los impuestos. "El que dice que hay que bajar los impuestos en una época de escasez y de crisis es que no se ha enterado todavía de que hay una crisis", sentenció Ibarra.

Sobre la situación del PSOE y las críticas al Gobierno sólo un año y medio después de las elecciones generales, Rodríguez Ibarra sostiene que se debe "fundamentalmente" a la crisis. "Es decir, cuando se gobierno en una situación de carencia la gente empieza a ponerse nerviosa", explica el ex presidente extremeño, para quien el "objetivo" del Gobierno debe ser "beneficiar a la mayoría y liderar", lo cual "consiste en hacerse cargo del estado de ánimo de la gente".

"De lo que se trata --precisó-- es de que los militantes socialistas seamos capaces de trasladarle al líder cuál es el estado de ánimo de la gente, eso pasa poco, y Zapatero yo creo está ansioso y deseoso de que desde su partido pero también desde fuera de su partido se le den ideas y opiniones para abordar una economía sostenible, una nueva economía, que sabe usted que es un proyecto que tiene en marcha y que yo creo que necesita muchísima reflexión".

"CANALES DE DIFUSIÓN"

Respecto a las relaciones entre el PSOE y Prisa, Ibarra se mostró "preocupado". "Porque soy --explicó-- de los que piensan que Prisa es un grupo en el que los socialistas hemos encontrado siempre cierto respaldo para la extensión, para la difusión de nuestras ideas, no para el apoyo porque este grupo siempre tuvo sus opiniones y yo no soy precisamente uno de los favorecidos por las opiniones de Prisa en los tiempos en que supuestamente yo militaba en el 'guerrismo'".

Al respecto, Ibarra consideró que los socialistas deberían tener "tacto" para no cerrarse "canales". "Creo que deberíamos tener suficiente tacto como para no cortarnos y no cerrarnos canales de difusión en una sociedad como la que tenemos, donde es muy importante que la gente entienda y comprenda el significado de las cosas que hacemos desde el Gobierno y desde el PSOE", puntualizó.

En cuanto a su controvertido artículo del sábado pasado en el diario 'El País', Ibarra dijo que él es un "ciudadano libre" y como tal con "capacidad de libertad para hablar". Agregó que "siempre" ha considerado unos "borregos" a "aquellos que afirman que no militarían nunca en un partido porque ellos no estarían dispuestos a obedecer".

"Si usted va a un partido para obedecer es que usted no tiene una idea, no tiene un proyecto; si tuviera un proyecto o una idea intentaría buscar un partido para llevarlo adelante e incluso para intentar liderarlo", indicó.

"Lo que me ha sorprendido --concluyó-- es que un artículo que aparentemente no dice casi nada haya provocado una cierta escandalera y haya habido militantes en mi partido que lo hayan malinterpretado; mi artículo era una respuesta a una crónica de Fernando Barea, de El País, donde se hacía eco de algunos comentarios anónimos de militantes socialistas o dirigentes socialistas que denunciaban el silencio dentro del PSOE".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha