eldiario.es

Menú

Líbano muestra a España su plena disposición para investigar el atentado

ZAPATERO ASEGURA QUE EL GOBIERNO NO SE DETENDRÁ HASTA DETENER A LOS CULPABLES

- PUBLICIDAD -

España y Líbano se comprometieron este jueves a colaborar en la investigación del atentado que acabó con la vida de seis soldados y el Gobierno español no va a parar hasta detener a sus responsables, según aseguró José Luis Rodríguez Zapatero, tras reunirse con el primer ministro libanés, Fuad Siniora. Ambos dirigentes, tras reunirse en el Palacio de la Moncloa, mostraron su plena disposición a cooperar para investigar el atentado y determinar la autoría del mismo.

Zapatero reafirmó el compromiso de España con la fuerza internacional de Naciones Unidas en Líbano (FINUL) para trabajar "por la paz, la seguridad, la independencia y la soberanía" del país, factores clave, dijo, para un futuro más estable y de paz en Oriente Medio. Siniora aseguró que perseguirán a los autores del "odioso" atentado terrorista del domingo y que los llevarán ante los tribunales, al tiempo que reiteró su pésame al pueblo español.

En el plano político, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, acusó al PP de tratar de utilizar políticamente la "tragedia" de el Líbano. Calificó de "absurda" la polémica sobre el color de la medalla concedida a los seis soldados fallecidos en el atentado terrorista del domingo y confesó sentirse "defraudado" con la intervención ayer del líder popular, Mariano Rajoy, en el Congreso.

Sobre la autoría del ataque indicó que probablemente se trate de una red internacional de origen yihaidista y admitió que el ataque del domingo ha provocado un cambio de planes en las misiones en el exterior. Concretó que los vehículos blindados BMR que iban a ser enviados a Afganistán en una nueva misión de entrenamiento ahora se trasladarán a el Líbano.

"Intentar dividir a la sociedad española"

También el portavoz parlamentario del PSOE, Diego López Garrido, acusó a Mariano Rajoy de no respetar el "duelo" e "intentar dividir a la sociedad española" utilizando estas muertes.

El secretario de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, exigió al Gobierno que aclare si los "errores" que ha cometido en el Líbano en relación con la seguridad de los soldados, los "estarían pagando" las tropas destacadas en Afganistán. Calificó de "adolescente" el comportamiento del presidente del Gobierno y subrayó que el PSOE y el Ejecutivo están "asfixiados" y "ante la imposibilidad de actuar con el principio de responsabilidad que les corresponde, lo eluden y acusan el PP de hechos absolutamente injustificados".

Mientras tanto, los 250 soldados de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (Brilat) que partirán los primeros días de julio hacia el Líbano para relevar a los paracaidistas se despidieron este jueves en la Base General Murillo de Pontevedra. El general responsable de la Brilat, José María Prieto Martínez, pidió a los soldados que extremen las medidas de seguridad y protección.

Sobre el atentado se pronunció el ex Jefe del Estado Mayor del Ejército Luis Alejandro Sintes, quien aseguró que es "imposible" disponer de todos los medios necesarios para evitar ataques de grupos terroristas, ya que sus técnicas "son tan avanzadas o más rápidas que las nuestras". En su opinión, haber dispuesto de inhibidores de frecuencia en sus vehículos quizá no hubiera evitado la tragedia, ya que "son mecanismos muy complejos".

El pleno del Parlament de Cataluña rindió homenaje, con una declaración institucional, a los seis soldados fallecidos. Esta declaración reitera su "profundo rechazo a toda forma de terrorismo" y considera especialmente injusta y dolorosa las circunstancias de la muerte de estos seis jóvenes militares españoles, asesinados mientras cumplían tareas de reconstrucción, de ayuda humanitaria y de fomento de la paz.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid acordó conceder a título póstumo a los seis soldados fallecidos la Medalla al Mérito Ciudadano en su categoría de Oro.

La Audiencia permite la incineración de los cuerpos

Por otro lado, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska dejó este jueves sin efecto su decisión de prohibir la incineración de los cadáveres de los seis soldados españoles que murieron el domingo después de que el equipo de forenses que practicó las autopsias le comunicara que no era necesario un segundo examen.

Fuentes jurídicas explicaron que el magistrado revocó la orden que adoptó el miércoles de prohibir la incineración de los seis cuerpos tras recibir una notificación de los forenses de que no procedía realizar una segunda autopsia porque habían recabado toda la información que necesitaban en la primera que llevaron a cabo, el martes, en el hospital militar Gómez Ulla. El titular del Juzgado de Instrucción número tres de la Audiencia Nacional decidió abrir una investigación por el atentado perpetrado en el Líbano en el que fallecieron seis militares, tres de ellos de origen colombiano, y solicitó informes sobre lo sucedido a los Ministerios de Defensa y de Asuntos Exteriores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha