eldiario.es

Menú

López llama a acordar nueva convivencia para el fin del terrorismo

BILBAO

El lehendakari, Patxi López, ha realizado un llamamiento a no permitir que "actores y cómplices del terror se presenten como los garantes del fin del terrorismo y pidan, a cambio, el precio del olvido". Además, ha emplazado a la "concordia" y ha subrayado que sólo una sociedad "fuerte" puede mirar "de frente a los autores del horror y proponer la reinserción y redemocratización" de quienes han atacado la libertad y las instituciones.

- PUBLICIDAD -

BILBAO, 14 (EUROPA PRESS)

El Lehendakari, Patxi López

El Lehendakari, Patxi López

El lehendakari, Patxi López, ha realizado un llamamiento a no permitir que "actores y cómplices del terror se presenten como los garantes del fin del terrorismo y pidan, a cambio, el precio del olvido". Además, ha emplazado a la "concordia" y ha subrayado que sólo una sociedad "fuerte" puede mirar "de frente a los autores del horror y proponer la reinserción y redemocratización" de quienes han atacado la libertad y las instituciones.

Durante su intervención en el Congreso sobre Memoria y Convivencia, López ha recordado "los caminos de la barbarie" que ha habido en el mundo, como "las violencias de los estados totalitarios, desde Alemania del este, a Argentina o Chile", las masacres del holocausto judío y las matanzas en Croacia, los terrorismos que han azotado el final del siglo XX y la propia "tragedia" que ha vivido Euskadi.

Para el lehendakari, "no se puede renunciar a la verdad de lo vivido" y no se puede "aceptar que se pase la página del terrorismo como si nada hubiera ocurrido". "Tampoco podemos permitir que se construya un relato de nuestra historia reciente en el cual las responsabilidades de quienes han sustentado el terrorismo aparezcan equiparadas con la lucha de quienes resistieron sus ataques", ha advertido.

En este sentido, ha recordado que "la lucha contra el terrorismo ha sido fundamentalmente lucha contra una ideología totalitaria, contra unos comportamientos políticos que impedían la pluralidad". "No se ha tratado sólo de detener a los terroristas, sino de defender un ideal de convivencia diferente: la democracia frente al totalitarismo; la diversidad de identidades frente a la imposición de una sola forma de entender la pertenencia", ha indicado.

De esta forma, ha aseverado que no se ha luchado "sólo contra personas", sino que se ha "combatido contra las ideas que hacían de las personas asesinos que mataban al que pensaba diferente". Por eso, cree que "vencer al terrorismo, vencer al totalitarismo, es defender los valores e instituciones que el terrorismo ha querido destruir, es defender la democracia, es legitimar las instituciones democráticas y defender el autogobierno de Euskadi", ha manifestado.

Patxi López ha subrayado que "la garantía más segura para que esto vuelva a ocurrir, es derrotar para siempre las ideas que defienden matar al que piensa diferente, derrotar para siempre las ideas que no aceptan la pluralidad y la tolerancia".

"En este objetivo es importante la aportación que los terroristas que han renunciado a su pasado, nos pueden aportar", ha dicho, para considerar que pueden ayudar a construir la convivencia.

REINSERCIÓN

López ha subrayado que "sólo una sociedad fuerte, con convicciones claras, con unas instituciones fuertes, reforzadas por la victoria contra el terrorismo, puede mirar de frente a los autores del horror y proponer una salida de reinserción, de redemocratización para todos los que hasta ahora han atacado la libertad y las instituciones". "Superar el pasado violento significa extender la democracia y los valores democráticos hasta el último rincón de Euskadi", ha señalado.

También considera que "la mayor victoria de la democracia es integrar a todos los que estaban fuera, desterrando para siempre la ideología que ha convertido en asesinos a tanto joven en Euskadi".

Tras abogar por no construir el futuro sobre la mentira "que busca olvidar el dolor causado", ha instado a no permitir "que los actores, que los cómplices del terror, se presenten como los garantes del fin del terrorismo, y pidan, a cambio, el precio del olvido".

"Para hacer futuro, cada uno debe asumir la responsabilidad de su pasado. Tenemos que pasar página, pero después de haberlas leído absolutamente todas. Y a partir de hay, construir convivencia y concordia", ha indicado.

A su juicio, "hay muchas formas de ser vasco o vasca, pero hay algunas formas que imposibilitan a los demás vivir su propio modo de entender lo vasco". "Las opciones excluyentes que pretenden extranjerizar a los que no se suman a su forma de identidad, rompen la igualdad", ha indicado.

LA CONCORDIA

Patxi López, que ha precisado que el pasado "sólo se convierte en pasado cuando se es capaz de construir un futuro diferente", ha realizado un llamamiento "a todos, a cada ciudadano, a todas las fuerzas políticas, a los agentes sociales, a un esfuerzo colectivo para la concordia".

"La concordia ciudadana no se puede construir por decreto, es el resultado de unir voluntades y de pactar las condiciones de la unidad social. La concordia es la voluntad de todos de poner fin al ciclo terrorista y unir a la sociedad vasca, superando divisiones internas, y acordando las bases de una nueva convivencia. La concordia no es el olvido del pasado, sino un pacto ciudadano para construir futuro", ha resaltado.

López ha señalado que ha habido "momentos en los que la vida ajena ha perdido todo valor, convirtiéndose en acto banal para los asesinos". Además, ha recordado que se ha buscado a personas que, "frente a la barbarie, supieron levantar la voz y defender la vida ajena para no renunciar a la dignidad humana". "En demasiadas ocasiones, silencio y soledad, son las dos heridas que han envuelto la tragedia de las víctimas en Euskadi", ha apuntado.

LAS VÍCTIMAS

A su juicio, "las víctimas del terrorismo han vivido en un mundo aparte, en un mundo fuera del mundo en el que vivían" y han tenido esa "sensación amarga de verse expatriados en su tierra". "Es lo más doloroso de soportar; no pertenecer ya a la propia comunidad, ser miembros de una secta invisible, comprobar que el grito de dolor muere en la propia garganta y no llega a la gente que te rodea", ha destacado.

Por ello, ha lamentado que, "demasiadas veces, un estruendoso silencio, ha envuelto el llanto de las víctimas" y ha habido "demasiados corazones que se han cerrado al sufrimiento ajeno".

"Cuántas veces un cuerpo asesinado en una acera no ha interrumpido la fiesta del pueblo", ha subrayado.

"LA HERIDA MÁS DOLOROSA"

El presidente del Gobierno vasco ha indicado que "esa quiebra de valores éticos es seguramente la herida más dolorosa", pero, "afortunadamente", también ha habido "personas que se han conducido con la dignidad de los justos, que no han querido dimitir de su propia condición y no han cedido ante el terror, que han defendiendo la libertad frente al asesinato".

"Ellos son los que nos han salvado. Gracias a ellos, hemos vencido al terrorismo porque la decisión de ETA de poner fin a sus actividades terroristas no ha sido una concesión graciosa ni el fruto de una súbita conversión de sus miembros a los valores democráticos", ha manifestado.

En esta línea, ha precisado que, "si ETA lo ha dejado, es porque ha tenido que desistir empujada por la política de firmeza democrática y tolerancia cero" de los Gobiernos, por la defensa del derecho y la Ley, "por la eficacia de la acción policial y judicial, por la deslegitimación ética, política y social de los postulados que han dado cobertura a la violencia, por la resistencia cívica de quienes no consintieron y por el ejemplo y el coraje de tantas víctimas que en los peores momentos han sabido resistir y no ceder ante la marginación y la amenaza".

Por ello, ha dicho que existe "un nuevo tiempo en el que construir una sociedad vasca decente, una Euskadi moralmente decente". "Mirar al pasado no es buscar razones para la venganza en el presente, es aprender", ha indicado.

De esta forma, ha destacado que este Congreso no pretende olvidar el pasado y ha dicho que "la violencia, cuando busca el amparo de la política, no reduce la responsabilidad, sino que la aumenta, porque busca la justificación de matar a otro".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha