eldiario.es

Menú

López propone gravar más a grandes empresas que no reinviertan en crear empleo

BILBAO

El lehendakari, Patxi López, ha propuesto transformar el Impuesto de Sociedades en un impuesto sobre beneficios empresariales, con una reducción del tipo al 18 para empresas con menos de 25 trabajadores y un aumento de tres puntos para las empresas con beneficios superiores a los dos millones de euros que no reinviertan, para destinarlo a la creación de empleo durante la crisis.

- PUBLICIDAD -

BILBAO, 13 (EUROPA PRESS)

Patxi López

Patxi López

El lehendakari, Patxi López, ha propuesto transformar el Impuesto de Sociedades en un impuesto sobre beneficios empresariales, con una reducción del tipo al 18 para empresas con menos de 25 trabajadores y un aumento de tres puntos para las empresas con beneficios superiores a los dos millones de euros que no reinviertan, para destinarlo a la creación de empleo durante la crisis.

El dirigente socialista ha planteado, en el Forum Europa-Tribuna Euskadi, trabajar en un pacto fiscal "en Euskadi y para toda Euskadi", evitando "un puzzle" de desigualdad territorial, para acordar una reforma de la fiscalidad "a largo plazo", con el objetivo de que sea "más justa y más equitativa".

Además, ha abogado por poner en marcha otras medidas "inmediatas" y "temporales" para un periodo de tres años, para hacer frente a la crisis, porque "hay cosas que no pueden esperar".

Entre las medidas planteadas, se encuentra elevar al 60 por ciento el tipo máximo para las rentas superiores a los 120.000 euros, así como sustituir el impuesto de patrimonio por un impuesto a las "grandes fortunas" de manera que los patrimonios mayores de 1,5 millones de euros tengan "un impuesto especial de solidaridad". También ha apostado por modificar el Impuesto de Sociedades para convertirlo en "un impuesto sobre beneficios empresariales".

En relación a este último, ha propuesto que se reduzca al 18 por ciento para las empresas con menos de 25 trabajadores para que "sigan haciendo que sigan haciendo un esfuerzo, mayor si cabe, para mantener los puestos de trabajo y crear otros nuevos".

Además, ha planteado revisar exenciones y bonificaciones y gravar con tres puntos más el tipo actual a las empresas con beneficios superiores a dos millones que "no reinvierten y no generan empleo". "Planteo que todos los recursos recaudados por impuesto sean devueltos para el crecimiento y la creación de empleo", ha explicado.

El candidato del PSE a lehendakari ha advertido de que Euskadi tiene una presión fiscal menor que en los países "más prósperos" de Europa, de manera que con una presión similar el Gobierno vasco tendría "un presupuesto un 25% mayor". Según ha indicado, aunque no de "golpe", es preciso "avanzar en esa dirección".

López ha defendido que, una vez que han hecho un "esfuerzo" los funcionarios, los trabajadores, los parados y los pensionistas, deben hacer "un esfuerzo complementario quien más tiene". "¿Creemos o no creemos que el objetivo tiene que ser crecer, que hay que ayudar a nuestra economía productiva? Pues esto no viene del aire, viene de los recursos públicos, que se obtienen de la fiscalidad", ha manifestado.

En este sentido, ha cuestionado a quienes "se suman" ahora a la necesidad de abordar la fiscalidad que aclaren "por qué hoy sí es necesario y ayer no". "¿O tenemos que concluir que efectivamente lo único que han pretendido, cuando no han querido ni hablar de una reforma fiscal, de la lucha contra el fraude..., era intentar ahogar al gobierno, que no pudiéramos tener recursos para intervenir en la economía real y para sostener el Estado de bienestar?", ha añadido.

En relación a la propuesta de reforma fiscal planteada este pasado miércoles por el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, ha afirmado que tanto de la propuesta de Bilbao como la del candidato a lehendakari del PNV, Iñigo Urkullu, sólo conoce "el enunciado" y ha subrayado que, "en cuanto rasco del enunciado", no ve "ninguna coincidencia".

De cualquier modo, ha preguntado por qué cuando él proponía la reforma fiscal "no era competente", mientras que ahora "alguien que quiere ser lehendakari quiere proponerla y sí es competente".

UN GRAN ACUERDO ANTICRISIS

El lehendakari ha señalado la necesidad de alcanzar "un gran acuerdo anticrisis entre las instituciones, los empresarios y los trabajadores" y, además, ha abogado por impulsar la contratación de las personas especialmente afectadas por la crisis "desde lo público", con programas que ayuden a las empresas a contratar o programas públicos de contratación.

"No voy a renunciar a la contratación directa de personas en situación de desempleo", ha asegurado López, que ha propuesto programas que ayuden a contratar a personas desempleadas a las que se les ha acabado el subsidio y a jóvenes con formación.

Según ha indicado, Euskadi tiene una tasa de paro de "la mitad de la media española y similar al conjunto de la zona euro" y ha perdido dos de cada tres puestos durante la crisis "en el último año del anterior Gobierno". "Sólo con que, en ese último año, el descenso de ocupados hubiera sido similar a la media de la caída de la ocupación durante esta legislatura, ahora la tasa de paro de Euskadi sería del 8 por ciento", ha asegurado.

Aunque Euskadi ha "resistido mejor" a la crisis y será "de las pocas, si no la única, que cumplirá el objetivo del 1,5%" de déficit, ha advertido de que "con resistir no basta", sino que es preciso "crecer". Para ello, ha señalado la necesidad de invertir "en futuro", en los campos de conocimiento, infraestructuras y relaciones laborales.

En su opinión, son necesarios acuerdos "flexibles" entre trabajadores y empresarios, pero sin que "en ningún caso" se deje a los trabajadores "fuera de la tutela legal, sujetos únicamente a la voluntad de los empresarios". Por ello, ha censurado la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy porque "su objetivo oculto" es dar a los empresarios "la exclusividad de las decisiones".

Asimismo, se ha mostrado convencido de que, en tiempos de crisis, es precios "ayudar a las empresas" y, en este sentido, ha denunciado que el Ejecutivo de Rajoy sólo plantee ayudas públicas a la banca y "se olviden de las empresas y de la gente". "La economía necesita ayuda para que crezca", ha defendido, advirtiendo de que sin reactivación económica "no vamos a poder, siquiera, pagar la deuda". Por ello, ha opinado que el objetivo de las políticas públicas debe ser el crecimiento.

La internacionalización, la mejora de la financiación de las empresas con acuerdos conjuntos entre el Gobierno vasco y las Diputaciones para sumar "esfuerzos", aumentar la competitividad, de manera que la inversión en I+D "fluya y llegue también a las pymes". y apoyar iniciativas estratégicas que sean "motores de nuevos nichos de mercado" son otras de las iniciativas planteadas.

López ha lamentado que se aproveche la crisis para "desmantelar" los servicios públicos y el Estado de bienestar. "Tres años y medio aplicando recortes, ¿cómo estamos hoy? Peor, prácticamente toda Europa en recesión", ha reflexionado el lehendakari, que ha criticado que "la política dimitió en un momento dado de su obligación" de gobernar la economía para ponerla "al servicio de la sociedad", sobre todo "el proyecto socialdemócrata".

Finalmente, se ha referido a las reformas planteadas en Francia por Francois Hollande y ha defendido que "ha propuesto ver cómo recorta 10.000 millones y ver cómo obtiene 20.000 de la fiscalidad". El dirigente socialista ha advertido al "rico que dice se va a Bélgica" por este motivo de que "Europa va a tender a una convergencia de política fiscal y acabará pagando también esos impuestos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha