eldiario.es

Menú

El PP proclama que, si De la Vega elude el tema en el Congreso, habrá que preguntarse si sobra del Gobierno

MADRID

El PP presentó hoy una queja formal en la Mesa del Congreso y la Junta de Portavoces por la negativa de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, de asumir una pregunta sobre el supuesto 'chivatazo' policial a ETA durante la tregua, un tema del que se viene encargando el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. La portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, que mañana se quedará sin preguntar al Gobierno por esa decisión, indicó que, si la portavoz del Ejecutivo no es capaz de responder a este tema, habrá que preguntarse si sobra.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Soraya Saez de Santamaría

Soraya Saez de Santamaría

El PP presentó hoy una queja formal en la Mesa del Congreso y la Junta de Portavoces por la negativa de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, de asumir una pregunta sobre el supuesto 'chivatazo' policial a ETA durante la tregua, un tema del que se viene encargando el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. La portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, que mañana se quedará sin preguntar al Gobierno por esa decisión, indicó que, si la portavoz del Ejecutivo no es capaz de responder a este tema, habrá que preguntarse si sobra.

Los 'populares' habían presentado una pregunta sobre el 'chivatazo' para la sesión de control de mañana y, sabedores de que iba a estar ausente el ministro del Interior por compromisos fuera de Madrid, decidieron dirigirla a la vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno. Esta vez no se buscó una redacción genérica para luego sacar el tema, sino que el enunciado apuntaba directamente a las investigaciones sobre el 'caso Faisán'.

EL GOBIERNO OFRECIÓ ALTERNATIVAS

En fuentes del Ministerio de la Presidencia se aseguró a Europa Press que el Gobierno recordó al PP que Rubalcaba es quien ha venido asumiendo lo relacionado con el 'chivatazo', de hecho ya había contestado a tres preguntas del Grupo Popular en la anterior sesión de control, por lo que se ofreció a la oposición otras alternativas como cambiar la pregunta o al menos modificar la redacción para utilizar un enunciado más genérico.

Sin embargo, desde el PP rechazaron esas alternativas e insistieron en que respondiera la vicepresidenta primera, pues es la portavoz del Ejecutivo y nunca ha tenido ningún problema en responder cuestiones de otros ministerios, como todas las preguntas de corte económico que se le vienen formulando esta legislatura.

Es más, el PP asegura haber recopilado hasta 21 preguntas sobre política antiterrorista que la vicepresidenta contestó la pasada legislatura, incluida una que le dirigió Eduardo Zaplana precisamente referida al 'chivatazo'.

Al final, el Gobierno resolvió comunicando el aplazamiento de la pregunta a la siguiente sesión plenaria, para cuando ya pueda estar Rubalcaba. La consecuencia práctica es que la portavoz del grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, se quedará mañana sin preguntar, si bien en la próxima sesión de control, ya el 18 de noviembre, podrá formular dos: la de Rubalcaba y la cuestión que esa semana dirija a De la Vega.

QUEJA FORMAL

Así las cosas, el PP presentó hoy una queja formal en la Mesa del Congreso y la Junta de Portavoces adjuntando un expediente con las preguntas sobre política antiterrorista que De la Vega "no tuvo reparo" en contestar la pasada legislatura.

En rueda de prensa en el Congreso, Sáenz de Santamaría se mostró estupefacta con la decisión del Gobierno. A su juicio, es "un hecho inusitado", sin precedentes en la Cámara, que además supone una vulneración de los derechos de los diputados a ejercer su labor de control por ser una decisión "arbitraria, indiscriminada e injusta".

A su juicio, si de la Vega ha declinado responder a la pregunta sobre el 'chivatazo' es porque cree que le iba a perjudicar. "La vicepresidenta ha debido pensar que este marrón, que se lo coma Pérez Rubalcaba. ¿Cuál es ese marrón? ¿Por qué no quiere contestar?", se preguntó, incidiendo en que como "vicepresidenta política" los temas relacionados con el terrorismo son suyos.

Tras agregar que, visto lo visto, "a lo mejor Zapatero debería hacer vicepresidente primero a Rubalcaba", echó mano de un refrán para insinuar que si De la Vega se ha negado a contestarle mañana es por que "en los armarios de Moncloa y de Interior debe haber mucho oculto": "Quien no tiene Coco, no tiene miedo, y si tiene miedo, es porque algo hay".

Sáenz de Santamaría recordó que esta misma tarde el Pleno del Congreso debate una iniciativa del PNV que, entre otras cosas, pide recudir a dos las vicepresidencias del Gobierno. "No sé si sobra el uno, el dos o el tres, pero la uno (De la Vega) lleva mucho boletos para que empiecen a preguntarse los españoles por qué no da explicaciones", dijo.

PREGUNTARÁ EN INTERNET

Ante la negativa de De la Vega, la portavoz del Grupo Popular anunció que, como tiene "mucho que preguntar" sobre el 'Caso Faisán', mañana lanzará a través de la página web del PP y de su perfil de Facebook las cuestiones que tenía previsto formular en el Pleno a la 'número dos' del Gobierno, aunque no reciba contestación.

Tras Sáenz de Santamaría compareció el portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, quien quiso restar trascendencia al episodio asegurando que es el Gobierno quien decide cuál de sus ministros responde cada pregunta y que la pregunta de la portavoz del PP entraba en el cupo del ministro del Interior.

"No tiene nada de extraño --afirmó--. El aplazamiento es lo usual y lo normal, salvo que el PP quiera convertir en anormal lo normal. Que no se preocupe el PP, es cuestión de esperar a la próxima sesión de control".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha