eldiario.es

Menú

El PP acorta distancias con el PSOE a 1,4 puntos, la más baja de la legislatura

CIS / LÓPEZ AGUILAR RESULTA MEJOR VALORADO QUE ZAPATERO

- PUBLICIDAD -

El PP redujo en octubre su diferencia electoral con el PSOE a 1,4 puntos, la menor distancia entre ambas formaciones en lo que va de legislatura, ya que obtuvo una estimación de voto del 37,9% frente al 39,3 de los socialistas, según el barómetro del CIS hecho público este lunes.

En cuanto a la evaluación de los líderes políticos que refleja el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, obtiene la peor calificación desde que dirige el Ejecutivo y, con un 4,76, no alcanza el aprobado por segundo barómetro consecutivo.

Además, con una estimación electoral del 39,3%, el PSOE obtiene en esta ocasión el resultado más negativo desde que llegara al poder (el anterior peor dato era el 39,6 de enero de este año).

En la última encuesta con intención de voto, del pasado julio, los socialistas habían aumentado su ventaja sobre el PP hasta los 3,7 puntos, gracias a una estimación de voto del 40,6% frente al 36,9 del principal partido de la oposición.

La tercera fuerza política sigue siendo Izquierda Unida, que sube una décima y consigue un 5,1%, en tanto que CiU baja un décima desde el último barómetro y se queda en un 3,1%.

Le sigue muy de cerca ERC, que sube siete décimas desde el último barómetro y obtiene un 2,8%, mejora que también obtiene el PNV al pasar de un 1,4 por ciento de los votos a un 1,7 en el último CIS.

En este barómetro Zapatero pierde casi dos décimas y consigue la peor nota desde que llegó a La Moncloa, un 4,76 sobre 10, mientras que el líder del PP, Mariano Rajoy, también desciende ligeramente y obtiene la peor calificación desde abril de 2004 (3,71).

El líder de IU, Gaspar Llamazares, sigue ocupando el segundo puesto en cuanto a valoración de líderes políticos, por delante de Rajoy, y consigue un 3,78.

Tras ellos tres, figuran el portavoz de CC-NC, Paulino Rivero (3,44); el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida (3,14); el presidente del PNV, Josu Jon Imaz (2,72), y, en último lugar, también como es habitual, el líder de ERC, Josep Lluis Carod-Rovira, que alcanza una valoración de 2,42.

En cuanto al Gobierno, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, sigue siendo la única que llega al aprobado y obtiene un 5,32 (5,13 en julio).

El ministro de Economía, Pedro Solbes, ocupa la segunda plaza con 4,96; le sigue el titular de Defensa, José Antonio Alonso (4,86), y el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar (4,81).

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, vuelve a perder valoración entre los ciudadanos, según el último barómetro y pasa de un 4,85 a un 4,66.

La peor calificación la sigue ostentando la titular de Vivienda, María Antonia Trujillo, que pierde algunas centésimas y se queda con una nota media del 3,76.

La encuesta sitúa la inmigración por segunda ocasión consecutiva como la principal preocupación de los españoles, aunque la percepción del problema baja diez puntos respecto al mes anterior y se coloca en el 49%.

La inquietud por el terrorismo crece nueve décimas, pero continúa situada en cuarto puesto y en mínimos históricos (18,9%), mientras que la subida más acusada ha sido la de la vivienda, que pasa al 30,3 frente al 20,9 del barómetro anterior, y conserva así su tercer puesto.

El paro baja ligeramente y mantiene su segunda posición en la lista, citado por un 40,7 (casi dos puntos menos que en septiembre).

Tras inmigración, paro, vivienda y terrorismo, los españoles refieren problemas de índole económica (17,1), inseguridad ciudadana (16,1), calidad del empleo (10,7) y clase política (10%).

En cuanto a las dificultades que afectan más personalmente a los encuestados, tres de las cuatro principales preocupaciones se repiten -vivienda (23,4), paro (20,1) e inmigración (15,4)- mientras que el terrorismo es sustituido en el ránking por los problemas económicos (19,9).

La encuesta refleja además que casi la mitad de los ciudadanos -un 45,1%- está "poco o nada" satisfecho con el funcionamiento de la democracia en España, frente a un 50,1% que se muestra "bastante o muy satisfecho" con la marcha del sistema democrático.

El último barómetro se realizó entre el 18 y el 25 de octubre pasados mediante 2.481 entrevistas personales a domicilio en 235 municipios de 45 provincias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha