eldiario.es

Menú

El PSOE evita el debate sobre el futuro de Zapatero

MADRID

La dirección del PSOE sostiene que la decisión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre si aspirará a un tercer mandato, no será determinante ni fundamental para las elecciones municipales y autonómicas de mayo, y defienden que el jefe del Ejecutivo siempre ha medido bien los tiempos, y que también lo hará en otra ocasión.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

José Luis Rodríguez Zapatero

José Luis Rodríguez Zapatero

La dirección del PSOE sostiene que la decisión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre si aspirará a un tercer mandato, no será determinante ni fundamental para las elecciones municipales y autonómicas de mayo, y defienden que el jefe del Ejecutivo siempre ha medido bien los tiempos, y que también lo hará en otra ocasión.

Las fuentes consultadas por Europa Press han dejado claro que la dirección federal no quiere polemizar con los 'barones' que han pedido a Zapatero que desvele cuanto antes su decisión --hoy mismo el extremeño Guillermo Fernández Vara, en octubre el madrileño Tomás Gómez--. Los miembros de la Ejecutiva siempre evitan contribuir a un debate que, según uno de los consultados, supondría 'caer en la trampa' del PP, que quiere convertir el 22-M en un plebiscito sobre el presidente.

Los miembros de la dirección federal son conscientes de que sobre este asunto hay diversidad de opiniones en el partido pero creen que Zapatero debe poder anunciar su decisión cuando él lo estime oportuno, no por la presión de los medios, ni de la oposición, ni de miembros de su propio partido. "La clave de las elecciones no es lo que Zapatero diga o deje de decir", resume una de las fuentes.

Para el PSOE, lo importante ahora es la negociación de las reformas económicas con empresarios y sindicatos porque, de cara a su electorado, tiene claro que no es lo mismo presentarse a unos comicios con una amenaza de huelga en el horizonte que hacerlo con un acuerdo, total o parcial, con los sindicatos sobre las pensiones o la reforma laboral.

En este escenario, Zapatero y el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, asistirán el sábado en la sede del PSOE a una reunión a la que han sido convocados todos los secretarios generales regionales, presidentes y candidatos autonómicos socialistas, para explicarles las reformas.

En esta cita, el PSOE pretende debatir cómo afrontar la campaña electoral, en especial en lo relativo a cómo explicar y defender las "decisiones difíciles" que ha tomado el Gobierno. Tras la reunión, está previsto que ofrezca una rueda de prensa el presidente andaluz, José Antonio Griñán, convertido en 'portavoz' de los 'barones' en esta ocasión en su condición de ex ministro de Trabajo y experto en economía y empleo.

CONVENCIÓN EN ZARAGOZA

Con la reunión del sábado, el PSOE empieza una sucesión de citas de las que debe salir una posición "armónica" de cómo afrontar la campaña electoral. La semana que viene la dirección celebrará reuniones con los secretarios provinciales y con los parlamentarios y, del 28 al 30 de enero los 'barones' volverán a reunirse en Zaragoza en una convención autonómica que clausurará el domingo Zapatero.

Precisamente, en esta cita los dirigentes socialistas tendrán ocasión de debatir sus propuestas para mejorar la eficacia del Estado autonómico, en una de las tres mesas que se celebrarán el sábado y que moderará el vicepresidente tercero del Gobierno, ministro de Política Territorial y presidente del PSOE, Manuel Chaves. Las otras dos mesas serán sobre servicios públicos --moderada por el vasco Patxi López-- y sobre políticas activas de empleo --a cargo de Griñán--.

De este modo, el PSOE intentará poner el foco de las elecciones autonómicas en la gestión, e insiste en que los ciudadanos discriminarán y votarán en clave autonómica y local. Así, los consultados son conscientes de que la marca PSOE tiene un deterioro, y una 'ola' en contra, pero creen que el clima general no afectará tanto a los resultados autonómicos y locales.

A modo de ejemplo, recuerdan que en 1999 el PSOE logró arrebatar al PP, con pactos, los Gobiernos de Asturias, Baleares y Aragón, en un momento en que el PP estaba en alza y, de hecho, pocos meses después obtuvo su primera mayoría absoluta en unas generales.

EL PP LOGRÓ MANTENERSE EN 2003

Otro de los dirigentes consultados apunta, en sentido contrario, que el PP logró mantenerse en mayo de 2003, en plena ola de malestar ciudadano contra José María Aznar por la guerra de Irak. "El clima general no va a afectar tanto como se cree", afirma.

De cara al 22-M, los socialistas afirman que sus encuestas apuntan a que no corren riesgos los gobiernos socialistas de Aragón, Extremadura y Asturias y que auguran también una mejora del PSOE en Baleares, aunque la posibilidad de formar gobierno dependerá de los demás partidos.

En Castilla-La Mancha, la victoria se juega en un solo escaño --en Ciudad Real, única provincia con escaños impares-- y en la Comunidad de Madrid la posibilidad de que Esperanza Aguirre pierda su mayoría absoluta dependerá de si UPyD logra o no entrar en la Asamblea. Los socialistas aseguran además que tienen posibilidades de gobernar con pactos en Navarra y Canarias, y arrebatar al PP la alcaldía de Valladolid.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha