eldiario.es

Menú

Pons: "El caso Faisán se comerá a Rubalcaba políticamente por los piés"

MADRID

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, afirmó este jueves que el caso Faisan "se comerá políticamente por los pies" al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y se acabará demostrando que es el "responsable último en términos políticos" del chivatazo al aparato de extorsión de ETA. A su juicio, hay múltiples "Rubalcabas a lo largo de la historia", desde el que "negó el GAL" hasta el que se ha convertido en "el panteón de la lucha contra ETA".

- PUBLICIDAD -

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Primer plano de Esteban González Pons

Primer plano de Esteban González Pons

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, afirmó este jueves que el caso Faisan "se comerá políticamente por los pies" al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y se acabará demostrando que es el "responsable último en términos políticos" del chivatazo al aparato de extorsión de ETA. A su juicio, hay múltiples "Rubalcabas a lo largo de la historia", desde el que "negó el GAL" hasta el que se ha convertido en "el panteón de la lucha contra ETA".

"Hay tantos Rubalcabas a lo largo de la historia que uno nunca sabe con qué Rubalcaba en realidad está hablando en ese momento", indicó González Pons en declaraciones a Antena3 recogidas por Europa Press, donde calificó planteó las diferentes facetas que, según él, ha mostrado Rubalcaba en los puestos de responsabilidad que ha ocupado: "Siendo portavoz negó que existieran los GAL, fue el presidente de un vicepresidente que tuvo que dimitir por escuchas ilegales, fue el ministro que defendió la tregua de ETA, es el ministro bajo cuyo mandato se produjo el chivatazo a ETA".

Y opinó que en estos momentos ha pasado a ser "el panteón de la lucha" contra la banda terrorista ETA, para resumir que se trata de un titular de Interior "peligroso". No obstante, planteó que Rubalcaba atraviesa "verdaderas dificultades" porque el caso del chivatazo a ETA le acabará señalando, dijo, como el "responsable último en términos políticos", cosa que le produce unos "nervios" que se traducen en "insultos a la oposición".

"Hay muchos ministros que nunca deben insultar a la oposición", continuó, para indicar que entre ellos el responsable de Interior es el que "menos" debe hacerlo al contar con "todos los recursos del Estado de Derecho y recursos policiales a sus espaldas". En cualquier caso, insistió en que acudirá acompañado de un abogado si tiene que ir a ver a Rubalcaba al no sentirse "tranquilo". "Si tengo que ir a verle tendré que ir con un abogado porque a veces cuando oigo decir las cosas que dice sobre mí u otros diputados de mi grupo no me siento tranquilo", remachó.

CAPACIDAD DE ESPIONAJE DEL GOBIERNO

Además, González Pons se refirió al sistema de escuchas Sitel, al que consideró "muy bueno" para luchar contra delitos de narcotráfico o pederastia al tiempo aunque matizó que precisa de una ley orgánica par a su regulación. "¿Qué le costaría hacer una ley orgánica?", lanzó al ministro para destacar que mientras los españoles disponen de más posibilidades para comunicarse a medida que avanzan las nuevas tecnologías, el Gobierno "va teniendo más posibilidades" de espiarles.

Frente a esto, lanzó la pregunta: "¿Por qué no hemos de protegernos, por qué Rubalcaba está tan empeñado en que los españoles no nos protejamos de la capacidad de su Ministerio tiene para espiarnos".

Tras señalar que otras leyes orgánicas regulan los datos que controlan las entidades privadas de los ciudadanos o las escuchas realizadas desde el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), denunció que no la haya para "cuando quien acumula datos es Rubalcaba o para cuando quien ordena las escuchas es Rubalcaba".

Preguntado si su partido denuncia este sistema de interceptación de las comunicaciones para obstaculizar u ocultar algún asunto, respondió que después de lo que el Gobierno ha mirado "en las hemerotecas y diarios de sesiones y archivos" no ha podido encontrar nada que "echar en cara" a su partido y eso quiere decir que el PP está "bastante libre" y "no tiene nada que ocultar".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha