eldiario.es

Menú

Prisión para los dos presuntos yihadistas de Melilla

MADRID

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha ordenado el ingreso en prisión de los dos presuntos yihadistas de nacionalidad española detenidos este miércoles en Melilla, al considerar que formaban parte de una célula radical a la que se investiga por torturar y asesinar a dos disidentes en Nador (Marruecos) en el año 2008, informaron fuentes jurídicas.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Yihadistas Detenidos En Melilla

Yihadistas Detenidos En Melilla

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha ordenado el ingreso en prisión de los dos presuntos yihadistas de nacionalidad española detenidos este miércoles en Melilla, al considerar que formaban parte de una célula radical a la que se investiga por torturar y asesinar a dos disidentes en Nador (Marruecos) en el año 2008, informaron fuentes jurídicas.

El magistrado, que se encuentra de guardia esta semana, ha puesto a Rachid Abdellah Mohamed y Nabil Mohamed Chaib a disposición del titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, que ya les investigaba por estos hechos y está a la espera de la traducción de la documentación en árabe sobre el caso que le han remitido las autoridades de Marruecos.

Los dos detenidos han accedido a declarar y han negado los asesinatos que se les imputan, según han indicado las citadas fuentes jurídicas, que han añadido que en los próximos días se analizará la documentación y los efectos que han sido intervenidos durante esta operación.

NO HABRÁ EXTRADICIÓN

En el marco del procedimiento sobre la petición de extradición solicitada por Marruecos por estos mismos hechos, el juez ha decretado su libertad, ya que los dos detenidos no serán extraditados por contar con la nacionalidad española. Según las fuentes jurídicas consultadas, la Audiencia Nacional asumirá la competencia de esta investigación al tratarse de delitos supuestamente cometidos por españoles en el extranjero.

Los dos presuntos islamistas son sospechosos de la captación de islamistas y su formación en campos de entrenamiento o zonas bélicas como Afganistán. Según el Ministerio de Interior, podrían estar a la cabeza de un grupo compuesto en su mayoría por ciudadanos españoles de origen magrebí asentados en Melilla o marroquíes residentes en Farhana (Marruecos).

El departamento dirigido por Jorge Fernández Díaz consideró que los dos detenidos habían participado en 2008 en el asesinato de los dos disidentes de la célula y permanecido después "huidos" en distintos países de Europa.

MUTILACIONES SALVAJES

Fernández Díaz apuntó el martes que los dos detenidos integraban un grupo yihadista "de una especial ortodoxia radical". "La misma que los que se inmolaron en Leganés el 3 de abril de 2004, después de los atentados del 11 de marzo. Son personas capaces de cometer atentados de una especial brutalidad", enfatizó.

La investigación policial que permitió el arresto de estas dos personas en el barrio melillense de la Cañada Real se remonta al año 2008 en Nador, ciudad muy cercana a Melilla, en la que aparecieron los cadáveres de dos jóvenes "salvajemente mutilados, torturados y asesinados" y que provocó que Marruecos emitiera una orden internacional de búsqueda y detención, según ha explicado el ministro.

A los dos jóvenes disidentes se les aplicó la 'sharia' (la ley islámica) y se les torturó y asesinó al abandonar el grupo yihadista y desvincularse de la ortodoxia religiosa impuesta. "Torturaron y asesinaron a esas personas simplemente porque asumieron los modos de vida occidentales y decidieron abandonar el grupo", lamentó Fernández Díaz.

REGISTROS Y DECLARACIONES

Tras los arrestos la Policía procedió a efectuar registros en los domicilios de los detenidos y a tomar declaraciones. En concreto, fueron interrogados por los agentes los padres de las dos víctimas.

El grupo se caracterizaba por su marcado hermetismo y por la adopción de fuertes medidas de seguridad internas, tendentes a no desvelar su propia existencia. Sus integrantes eran obligados a llevar una vida de sumisión a las creencias takfiríes (una de las ramas más ortodoxas del yihadismo o radicalismo islamista) que incluía separarse de sus familias, abandonar también los estudios o la prohibición de escuchar música o ver la televisión.

Uno de los referentes religiosos del grupo es Abu Qutada, quien en su adoctrinamiento hacia la Yihad (Guerra Santa), destacaba como ejemplos inspiradores hechos como el acaecido en la localidad madrileña de Leganés el 3 de abril de 2004, tras los brutales atentados del 11-M.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha