eldiario.es

Menú

Rajoy y Passos Coelho piden oxígeno a la UE

COINCIDEN EN QUE SE PUEDE HACER MÁS

Medidas urgentes para los países que más están sufriendo los efectos de la crisis. Los máximos mandatarios de España y Portugal, unidos ante el infortunio.

- PUBLICIDAD -

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, han coincidido este lunes en que la UE "puede y debe hacer más" frente a la crisis y en favor de los países que más la están sufriendo, y han advertido de que "no hay tiempo que perder" para aplicar esas medidas.

El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho (i), y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy (d), durante la rueda de prensa que han ofrecido tras la XXVI cumbre bilateral España-Portugal celebrada en el Palacio de la Moncloa. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho (i), y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy (d), durante la rueda de prensa que han ofrecido tras la XXVI cumbre bilateral España-Portugal celebrada en el Palacio de la Moncloa. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Rajoy y Passos Coelho han aunado sus voces reclamando a la UE más medidas en la conferencia de prensa que han ofrecido tras la cumbre bilateral que ha presidido en el Palacio de la Moncloa y en la que han participado una docena de ministros de ambos países.

Más allá de los asuntos de carácter bilateral, la respuesta que cada uno están dando a la crisis y la que creen que ha de dar la UE han copado gran parte de la cumbre.

Rajoy ha defendido seguir realizando cuantos esfuerzos sean necesarios, tanto por cada país, como en el seno de la UE para superar la crisis.

Sí ha reiterado el compromiso hispano-luso de reformar sus economías y sanear las cuentas públicas, ha exigido a la Unión Europea que cumpla el calendario de aplicación de acuerdos como la unión bancaria, y tome medidas para asegurar el crédito a las familias y a las pymes y para paliar el desempleo, especialmente el de los más jóvenes.

Para él, "son temas capitales y urgentes" y el "test de credibilidad" de la UE es la unión bancaria, al tiempo que ha asegurado estar convencido de que la Unión Europea "puede y debe hacer más" y demostrar el mismo empeño que los socios comunitarios para afianzar la estabilidad de la zona euro.

"No tenemos tiempo que perder", ha subrayado Rajoy, quien ha insistido en que "lo serio" es cumplir los acuerdos y ha dicho que la unión bancaria sólo tiene ventajas y no duda de que todos los socios, incluido Alemania, van a trabajar para conseguirla.

Por su parte, el primer ministro portugués, ha reconocido que "si no se cumple el calendario previsto, sería un gran revés para los europeos".

Rajoy ha rechazado que las elecciones en Alemania puedan condicionar ese cumplimiento de los acuerdos de la UE, y ante las supuestas reticencias alemanas a la reforma laboral española por considerarla insuficiente, se ha mostrado "muy satisfecho" con los resultados de la misma y ha asegurado que no tiene intención alguna de cambiarla "ni en una ni en otra dirección".

En todo caso, los dos jefes de Gobierno han rechazado plantear las decisiones económicas de la UE, y en concreto las relacionadas con el desempleo, como un enfrentamiento entre los países del norte y los del sur de Europa, y Rajoy ha precisado que "España no va a ir a ningún frente común contra nadie".

Rajoy ha explicado que ha acordado con Passos Coelho intensificar los contactos para concertar posturas y proponer nuevas medidas que desde la UE se puedan tomar en los próximos meses.

También han coincidido en la importancia de que el Parlamento Europeo llegue a un acuerdo para aprobar el próximo presupuesto de la UE (2014-2010) al que han dado ya su visto bueno los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete, ya que así se podrá aplicar cuanto antes el fondo de empleo juvenil que incluyen.

Passos Coelho ha recordado igualmente el cumplimiento por parte de España y Portugal de sus compromisos con la UE, pero ha advertido de que solos no van a poder vencer la crisis y necesitan "una respuesta europea más intensa".

En ese sentido, ha exigido igualmente avanzar hacia la unión bancaria, más medidas contra el desempleo juvenil, lograr un auténtico mercado común de la energía y que haya "un combate" contra la evasión fiscal y el fraude.

Tanto Rajoy como Passos Coelho han explicado que han conocido por los medios la supuesta existencia de un plan de empleo juvenil auspiciado por Francia y Alemania y que podría llegar a estar dotado con hasta 60.000 millones de euros, pero ambos se han mostrado dispuestos a apoyar cualquier medida que sirva para luchar contra esta lacra.

De la cumbre hispano-portuguesa sale una declaración conjunta en la que reiteran el llamamiento a la UE para que tome medidas que fomenten el crecimiento y la competitividad, y acuerdos como los relativos al transporte.

Entre ellos se incluye el compromiso de potenciar un tren directo diario entre Vigo y Oporto con billete único a partir del próximo verano, y la interoperabilidad de los sistemas de cobro de peajes en autopistas entre ambos países.

Además, han firmado un protocolo para reforzar la cooperación en la lucha contra el fraude y la evasión fiscal, así como un memorando de cooperación y asistencia técnica en materia de política social y Seguridad Social que incluye profundizar en el intercambio de actividades y medidas contra la desigualdad y la pobreza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha