eldiario.es

Menú

Rajoy acepta dialogar con Rubalcaba pero reprocha su no a la Ley de Estabilidad

MADRID

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que es "consciente de la dureza de la situación" por la que atraviesa el país y ha añadido que todas las medidas que está tomando persiguen "detener la caída" y "salir del pozo". Dicho esto, se ha mostrado dispuesto a hablar con el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, pero le ha reprochado que no apoyara en el Parlamento la Ley de Estabilidad Presupuestaria, pese a ser fruto de un acuerdo entre los dos grandes partidos el pasado verano.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Mariano Rajoy

Mariano Rajoy

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que es "consciente de la dureza de la situación" por la que atraviesa el país y ha añadido que todas las medidas que está tomando persiguen "detener la caída" y "salir del pozo". Dicho esto, se ha mostrado dispuesto a hablar con el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, pero le ha reprochado que no apoyara en el Parlamento la Ley de Estabilidad Presupuestaria, pese a ser fruto de un acuerdo entre los dos grandes partidos el pasado verano.

De esta forma ha respondido al secretario general de los socialistas en la primera sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja desde hace un mes, en un momento económico especialmente delicado, con la prima de riesgo disparada por encima de los 500 puntos.

En su intervención, Rubalcaba ha recordado que hace unas semanas ofreció diálogo al Ejecutivo y éste le contestó con "displicencia". Esa misma actitud, ha proseguido, se evidenció en la reunió que mantuvo la pasada semana el ministro de Economía, Luis de Guindos, con una delegación socialista para hablar de la reforma del sistema financiero.

El líder de los socialistas ha reiterado este miércoles su oferta de diálogo por entender que España "lo necesita". A su entender, la situación económica "ha empeorado" porque los pensionistas "tendrán que pagar más por sus medicamentos" y los estudiantes "más por sus carreras universitarias", habrá más alumnos por clase y se va a "nacionalizar" Bankia.

En este contexto, ha dicho que es "imprescindible" el diálogo entre Gobierno y oposición, así como con las comunidades autónomas y los agentes sociales para "pactar una política de recuperación y crecimiento" y para hablar de los servicios públicos, de la reforma financiera o de las instituciones y cómo ser "más eficientes".

"España es un gran país pero está pasándolo muy mal y corresponde a usted trabajar para conseguir esa unidad. Si quiere dialogar estamos dispuestos porque creemos que España lo necesita", ha enfatizado el secretario general del PSOE.

"ESTOY DISPUESTO A HABLAR CON USTEDES", RESPONDE RAJOY

En su turno, Rajoy ha recriminando a Rubalcaba que el PSOE no haya apoyado en el Parlamento "buena parte" de las reformas del Ejecutivo como la Ley de Estabilidad Presupuestaria, pero se ha mostrado dispuesto a hablar con los socialistas. "Estoy dispuesto a hablar con ustedes", ha recalcado. Hasta ahora, desde las filas del PSOE se han quejado de que en estas últimas semanas el presidente del Gobierno no se haya puesto en contacto con su partido para abordar ningún asunto.

Rajoy ha asegurado que el Gobierno es "consciente de la dureza de la situación y de las dificultades por las que están pasando muchos españoles" y ha indicado que está tomando medidas para "detener la caída", para "crecer" y para "crear empleo".

Tras asegurar que son medidas para "salir del pozo" en el que está España en este momento, ha afirmado que hay tres actuaciones a las que se ve "obligado" para salir de la crisis: reducir el déficit público, acometer reformas estructurales y proceder al saneamiento del sistema financiero.

El jefe del Ejecutivo ha hecho hincapié en que hay que reducir el déficit porque si no habrá "serio riesgo" de que no se preste dinero a España o que se preste a "precios astronómicos". Así, ha recordado que este año se han pagado 30.000 millones en intereses de la deuda. "No podemos seguir así", ha exclamado.

Igualmente, ha dicho que hay que hacer reformas estructurales para que las empresas españolas puedan competir y crear empleo y se ha quejado de que no se hayan hecho hasta ahora. En tercer lugar, ha defendido el saneamiento del sistema financiero para que "haya crédito en España". "Sinceramente creo que estamos haciendo lo que tenemos que hacer", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha