eldiario.es

Menú

Rajoy acusa al presidente de comportarse en el Senado ''como un 'hooligan''

DICE QUE EL GOBIERNO DEL PP SIEMPRE CONTÓ CON LA OPINIÓN DEL PSOE

- PUBLICIDAD -

El líder del PP, Mariano Rajoy, dijo en Teruel que un presidente del Gobierno no puede comportarse como Rodríguez Zapatero ha hecho este miércoles en el Senado, "como un hooligan" y le ofreció mantener con él un debate parlamentario tranquilo y sosegado.

Rajoy, quien mantuvo un encuentro con la prensa en la plaza de la catedral de la capital turolense, donde se encuentra de visita, reprochó a Zapatero que ande "un poco escaso de talante" en los últimos tiempos, porque "no es edificante verlo amenazando a los españoles", en referencia a su intervención en la Cámara Alta.

El presidente del PP propuso a Rodriguez Zapatero mantener un debate "sereno" sobre sus respectivas políticas antiterroristas, sobre las razones por las que ha "liberado" a de Juana Chaos y porqué negocia con ETA, "a ser posible sin insultar, sin faltar a la verdad y sin perder los nervios".

Rajoy, flanqueado por el presidente del PP en Aragón, Gustavo Alcalde, y por el del PP en Teruel, Manuel Blasco, insistió en que el PP en ningún caso ha actuado con deslealtad en el caso De Juana Chaos, y se remitió al Pacto contra el Terrorismo, en el que los dos partidos suscribieron un acuerdo para "no negociar ni pagar un precio político porque ETA dejara de matar".

Entonces se lograron acuerdos para promulgar por ejemplo la Ley de Partidos o la de lucha contra la kale borroka, añadió, a la vez que reprochó a Rodríguez Zapatero que haya sido él quien haya roto el acuerdo y haya insistido en negociar con ETA.

Se remontó a la época en que fue ministro del Interior y enfatizó que él "jamás" hizo nada en materia antiterrorista sin el acuerdo del PSOE, partido que sí que está haciendo "muchas cosas" en contra, incluso, "de mucha gente socialista".

El líder de la oposición lamentó que Rodríguez Zapatero, "cuanto peor hace las cosas, más se mete con el Partido Popular en lugar de explicar sus decisiones".

"Ahora ha sacado a pasear la guerra de Irak y el 11-M y dentro de poco llegaremos a Felipe V", ironizó Rajoy, quien reiteró su reproche al presidente, que consideró que "ha perdido los nervios" y "no ha dado la talla", sobre todo porque ha empezado su intervención en el Senado diciendo que "no es la primera vez que un Gobierno cede al chantaje de ETA", y eso es, para Rajoy, "reconocerlo".

También aprovechó para hacer un llamamiento a la participación ciudadana en las concentraciones convocadas para el próximo viernes para rechazar la nueva situación penitenciaria del etarra Iñaki De Juana Chaos.

Sobre la política penitenciaria del PP, dijo que "aplicó la ley" y que cuando llegó al Gobierno cambió la norma para que se pudiera cumplir la pena íntegra y por eso ahora piden que De Juana Chaos se someta a esta ley que Zapatero "no quiere" aplicar.

Rajoy aseguró que "nadie creía" que el Gobierno fuera a actuar "con tamaña debilidad" y a eso se debe las concentraciones del día 9 y la manifestación del sábado en Madrid.

Quienes asistan, agregó, van a protestar por la liberación de este etarra y porque se haya aceptado un chantaje, pero "sobre todo", van a apoyar una política distinta en materia antiterrorista, basada en la ley, heredera del Espíritu de Ermua, la política de la dignidad, que no negocia con los terroristas, que no acepta los chantajes y que al final, acaba ganando, la que se hacía en el marco del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo".

Son unas movilizaciones "por una alternativa", incidió, por la derrota de ETA y no por la política de "la humillación ante ETA".

El PP convoca "a todos los españoles de bien"

Ese es el sentido de unos actos a los que el PP convoca "a todos los españoles de bien", no a los de un partido, sino "a los que se sienten orgullosos de vivir en una nación con más de quinientos años de historia y que no va a ser derrotada de ninguna manera".

La justificación última de las movilizaciones, que responden a un "derecho constitucional", recordó, está en la imposibilidad que él detecta de debatir sobre política antiterrorista en el Parlamento.

Ante un acontecimiento como el sucedido con De Juana, lo "normal" para Rajoy sería que el presidente del Gobierno lo explicara en el Congreso y el líder de la oposición pudiera debatir con él, algo que reiteró que Zapatero "no le deja" hacer.

Serán, vaticinó, las manifestaciones de la moderación, abiertas a todos, a quienes defienden que se aplique la ley, que no se negocie con ETA y a España y la libertad, porque ése es el lema.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha